Como su propio nombre indica este es un blog en el que vais a encontrar todo lo que vamos leyendo: novela negra, thriller, ficción, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.


Además, entrevistas y encuentros con autores a los que tenemos el placer de acudir y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta teatro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta teatro. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de febrero de 2014

AGOSTO - Tracy Letts


Reconozco que si no hubiese sido por la película nunca hubiese llegado a este libro. Cuando vi que en el reparto aparecían los nombres de Meryl Streep, Julia Roberts, Ewan McGregor, Sam Shepartd, Margo Martindale, Chris Cooper, Aabigail Breslin, Dermot Mulroney, Juliette Lewis y Benedict Cumberbatch está claro que me llamó de inmediato la atención.

Pero cuando a los pocos días vi que Punto de Lectura sacaba "Un libro en el que se basa le película" decidí que seguramente era mejor opción dejarse llevar primero por la lectura y, si acaso, ver después la película. Rara es la vez que una película es mejor que el libro en el que se basa. Aunque puede que, como se suele decir, en la excepción está la regla.

EL AUTOR

Tracy Letts nació en  Tulsa, Oklahoma en 1965. No en vano, el criarse en una casa donde el arte estaba presente por todas partes, es hijo de la escritora Bellie Letts y del profesor y actor Dnnis Letts, tuvo sus consecuencias y mientras que su hermano se decantó por la música (Shaw es músico de jazz y compositor), Tracy optó por las profesiones de sus padres, convirtiéndose en dramaturgo y actor.

Sus primeros pasos laborales fueron como actor. Con 20 años se trasladó a Chicago donde trabajó como actor durante 11 años en dos de las compañías de teatro de esa ciudad. Después ha desarrollado una amplia carrera como actor tanto en teatro, como en el cine o la televisión.

En cuanto a su faceta de dramaturgo, en 1991 es cuando escribe Killer Joe que hace unos años alcanzó un gran éxito en Chicago y en Nueva York, habiéndose representado con posterioridad en unos 15 países y en 12 idiomas diferentes.

En 2007 escribe August: Osage Countri (2007) (Agosto), obra merecedora de un Tony como mejor obra del año y del Pulitzer de Teatro en 2008, aunque con anterioridad, en el año 2004, ya había sido nominado para este galardón por Man from Nebraska (2003).

Además de las anteriormente mencionadas, entre sus obras también se encuentran Bug (1996), Superior Donuts (2008) y en 2009 hizo una adaptación de Tres hermanas de Chejov.

ARGUMENTO

"Tras la desaparición del patriarca de los Weston una calurosa noche de verano, el clan se ve obligado a reunirse en la casa familiar de Pawhuska, Oklahoma, donde los sentimientos reprimidos durante años estallan en un torrente de emociones. Todos estarán bajo la influencia de Violet, una mujer que cuando no está absolutamente drogada por las píldoras suelta veneno por la boca, y se enfrentarán con su pasado y su presente, entre secretos y verdades a medias".

MIS IMPRESIONES

Aunque en el pasado he leído mucho teatro, es un género que nunca me ha importado tener entre las manos (además de lo que me gusta disfrutar de la representación de una buena obra de teatro), hacía mucho tiempo que no le dedicaba tiempo a su lectura, y me he encontrado con sensaciones diferentes. No sé si habrá tenido que ver la obra, pero recordaba haber disfrutado con la lectura de este género en el pasado.

No quiero con esto decir que no haya disfrutado o que no me haya gustado, pero no era el recuerdo que yo guardaba de aquellas lecturas teatrales, quizás también haya tenido que ver que todo el teatro que yo he leído hasta este momento ha sido de la mano de autores españoles, no lo sé.

Como ya he comentado Agosto es una obra que se estrenó en Chicago en el año 2007 con bastante éxito y curiosamente entre el elenco que la representó se encontraba el padre del autor.

Me ha llamado la atención, porque no lo recordaba, que aquí en España también se había representado la obra. El Centro Dramático Nacional produjo una adaptación al castellano (versión de Luis García Montero y traducción de Ana Riera), que es la que nos encontramos en este libro. Esta representación tuvo unos interpretes de lujo, pues entre ellos se encontraban actores de la talla de Miguel Palenzuela, Amparo Baró, Carmen Machi, Irene Escolar, Antonio Gil, Alicia Borrachero, Clara Sanchis y Sonsoles Benedicto, entre otros.

No he visto la obra representada ni tampoco he visto la película así que no puedo hacer comparaciones y tan sólo puedo hacer referencia a lo que me ha provocado su lectura.

Lo primero de todo aclarar que si lo que pensáis encontrar en este libro es una novela, estáis equivocados ya que lo que nos encontramos en él es un libreto teatral.

Las primeras páginas están dedicadas a la historia de la obra, para pasar a la presentación de los personajes, y acto seguido adentrarnos en los tres actos de la obra teatral.

Toda la acción se desenvuelve dentro de la casa de los Weston, y aunque transcurre en distintas estancias de la misma, a lo largo del texto vamos a encontrar explicaciones de donde están situados los personajes, cómo entran y salen de escena; dónde se desarrolla la acción y los que intervienen en ese momento en ella.

De la lectura del texto también nos va a resultar muy fácil imaginarnos a los personajes. Quizás el saber que actores estaban en el reparto de la película, en mi caso, haya contribuido a ello, ya que es como si al ponerles cara vislumbraras con más claridad como son, aunque al no conocer que actor interpretaba cada papel (en algún caso no cabían muchas opciones) haya sido yo quien haya repartido los papeles como mejor me haya parecido.

El mayor protagonismo lo tienen las mujeres pertenecientes a la familia. Unas mujeres con una personalidad complicada, excesivamente introversa, sombría, unas mujeres que se van tragando sus sentimientos, que les cuesta exteriorizarlos, lo que lleva a que se les vaya pudriendo dentro, se vayan reconcomiendo y cuando, por fin, lo logran sacar al exterior no miden el daño que pueden hacer con ello. Son unas mujeres sumamente frustradas.

Sobre todo en el caso de Violet, la madre y Barbara, son unas mujeres incapaces de reconocer sus errores, de asumir que se han equivocado y todo lo solucionan con echar la culpa a los demás de lo que pasa.

Los personajes masculinos también están bien trazados con una personalidad muy definida, y aunque en la historia tienen su espacio y su cometido no tienen una especial relevancia en el fondo de ella, son más bien meros comparsas, aunque necesarios, para el desarrollo de la misma.

También la casa, con esos cristales con plásticos negros para no dejar pasar la luz , contribuyendo a que no se sepa si es de día o de noche y que está vieja, sumamente deteriorada y que Violet se niega arreglar; y ese calor insoportable del mes de agosto que te atosiga y te ahoga, forman una parte importante de la obra, ya que podrían compararse con la personalidad y lo que les pasa a los personajes principales de esta historia.

Una obra en la que parece que todo se pudre, se descompone, donde la tensión se masca, con unos personajes femeninos insatisfechos con unos sentimientos totalmente envenenados, donde las apariencias y lo que se calla, lo que no debe salir a la luz, adquiere gran importancia y donde los secretos deben seguir siéndolo pese a que con ello se pueda hacer mucho daño, aunque para algunos esos secretos no lo hayan sido tanto pero a su vez quieren que sigan ocultos, con el convencimiento de que es mejor dejar las cosas cómo están, pero ¿para quién?

Nos vamos a encontrar un texto con un lenguaje muy claro, una lectura ágil, con unos diálogos ácidos, llenos  de intención, de ironía en algunos casos, inteligentes en muchos casos y que contienen un gran dramatismo.

En la contra del libro hacen referencia a su humor negro y a la combinación del drama con la comedia negra. Tengo que decir que yo no he visto en ningún momento ese humor negro ni comedia, he visto mucha frustración y mucha amargura.

Después de esta lectura tengo claro que me gustaría verla representada bien en teatro o en cine, así que procuraré visionar la película, estoy segura de que es de esos textos que ganan muchisimo, sobre todo, con grandes actores dándoles vida.