Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta saga familiar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta saga familiar. Mostrar todas las entradas

jueves, 14 de enero de 2016

EL ULTIMO ADIÓS


Kate Morton

Dos eran los libros que había leído de Kate Morton: La Casa Riverton y El jardín olvidado, aunque también tenía sus otras dos novelas publicadas en mi poder esperando a que tener un poco de tiempo libre para seguir con su lectura. 

Cuando la Editorial me envío por sorpresa, El último adiós decidí que con esta novela no iba a pasar lo mismo, por eso a los pocos días de recibirlo me puse con él. No iba a dar lugar a que hiciera compañía a mis lecturas pendientes. 

Tenía muchas ganas de volver a leer a Kate Morton y me lo habían puesto en bandeja.

LA AUTORA

Kate Morton creció en las montañas del noreste de Australia, en Queensland. Posee títulos en arte dramático y literatura inglesa y es candidata doctoral en la Universidad de Queensland. Vive con su esposo e hijos en Brisbane. Su primera novela, La casa de Riverton, se publicó con enorme éxito en 38 países, alcanzó el número uno en muchos de ellos y lleva vendidos más de dos millones de ejemplares en todo el mundo. El jardín olvidado, con unas ventas que superan los cuatro millones de ejemplares, supuso la consolidación absoluta de esta espléndida autora y le granjeó el reconocimiento masivo de la crítica y los lectores. Su tercera novela, Las horas distantes, se convirtió igualmente de inmediato en un best seller. Se estima que las ventas en todo el mundo de las obras de Kate Morton se acercan a los ocho millones de ejemplares.


ARGUMENTO

"Junio de 1933: en Loanneth, la mansión en el campo de la familia Edevane, todo está limpio y reluciente, listo para la tan esperada fiesta de solsticio de verano. Alice Edevane, de dieciséis años y escritora en ciernes, está especialmente ilusionada. No solo ha encontrado el giro argumental perfecto para su novela, también se ha enamorado perdidamente de quien no debería. Pero para cuando llegue la media noche y los fuegos artificiales iluminen el cielo estival, la familia Edevane habrá sufrido una pérdida tan grande que tendrá que abandonar Loanneth para siempre...

Setenta años más tarde: después de un caso especialmente complicado, Sadie Sparrow, investigadora en Scotland Yard, está cumpliendo un permiso forzoso en su trabajo. Refugiada en la casa de su abuelo en Cornualles, pronto comprueba que estar ociosa le resulta complicado. Hasta que un día llega por casualidad a una vieja casa abandonada rodeada de jardines salvajes y espesos bosques y descubre la historia de un niñito desaparecido sin dejar rastro..."

MIS IMPRESIONES

Seguro que si habéis leído otros post u opiniones sobre esta novela no os extraña cuando digo que Kate Morton en este título no nos ofrece nada nuevo. Es vedad, Kate Morton vuelve a utilizar las mismas herramientas que en sus otras novelas para contarnos una nueva historia.

Muchas veces criticamos a algunos autores en que no innovan, que cuando les leemos nos ofrecen más de lo mismo, y ésto es en realidad lo que hace esta escritora, pero esa fórmula que maneja algo debe tener de especial y mágica en sus manos, cuando no nos importa, cuando le perdonamos esa falta de innovación. No sé muy bien si serán sus historias, su forma de contar, sus personajes, o todo ello junto, pero eso que a veces criticamos en otros es, precisamente, lo que nos gusta de ella.

En El último adiós volvemos a tener una historia familiar, con secretos y misterios; dos historias que transcurren en momentos temporales diferentes pero que de alguna forma están unidas, y además con un escenario y unos personajes (siendo los más importantes femeninos), que captan la atención del lector desde el primer minuto. Está claro, casi todo es igual o parecido, pero funciona y lo hace muy bien. Se nota que Kate Morton se encuentra cómoda con lo que hace y además lo ha ido depurando.

Como he anticipado, Kate Morton en esta novela utiliza dos líneas argumentales entre las que se va moviendo y las cuales va alternando, y dentro de las cuales tampoco vamos a encontrar un orden cronológico. En ellas va saltando adelante y atrás y va dosificando la información, manejando los tiempos, dejando algunos cabos sueltos para crear una intriga y un misterio con los cuales el lector vaya tejiendo sus teorías. Unas teorías que en más de una ocasión tendrá que replantearse según vaya avanzando en la lectura al quedar éstas desbaratadas, porque al final las cosas, seguramente, no serán como las ha imaginado. Al final saldrá a la luz la realidad de los hechos y todo tendrá su sentido, habiendo logrado la autora hilvanar toda la historia sin dejar ninguna fisura.

En este tipo de estructuras en que se utilizan dos líneas temporales diferentes es muy difícil mantener un equilibrio, y no es raro que una de ellas tenga más fuerza y sea más atractiva que la otra para el lector. En mi caso casi siempre me atrapa más la historia más antigua o lejana en el tiempo y este caso no ha sido una excepción.

Aun habiendo logrado la autora que no quede ningún cabo suelto y todo tenga su sentido, tendría que ponerle un "pero" a esta novela y es el final. Todos sabemos que muchas veces la realidad supera a la ficción y que se dan muchas casualidades en la vida, pero me ha parecido que en este caso Kate Morton ha tensado la cuerda en exceso. Es un final posible, pero el lector, por lo menos en mi caso, no deja de pensar que lo ha llevado un poco al límite y es un poco forzado, en definitiva es un final que no me ha convencido.

Los personajes son otro de los puntos fuertes de la novela, y en este caso, como es habitual en esta escritora, son también los femeninos los que tienen mayor peso en ella y son su eje central, aunque no por tener menos protagonismo o menos recorrido los masculinos dejan de ser importantes o están peor trazados. Son todos ellos personajes muy complejos, muy bien dibujados, con una marcada personalidad y unos rasgos que los definen muy bien, de tal forma que llevan al lector a conocerlos con bastante profundidad, y poder llegar a entender sus actos.

En cuanto a la forma de escribir de Kate Morton, es sencilla, cuidada, elegante, evocadora, que, sin darte cuenta, te atrapa entre las páginas del libro, y hace que disfrutes leyendo, dejándote un buen sabor de boca cuando acabas sus novelas.

En conclusión, aunque no es para mi la mejor novela de esta escritora, creo que está claro que pese a ese "pero" que le ponía y que hace que baje algunos puntos la opinión global sobre la novela, El último adiós me ha gustado, ha sido una lectura agradable y seguramente volveré a leer a Kate Morton porque con sus ambientaciones, sus misterios, sus sagas familiares y sus personajes ha sabido atraparme, aunque termine repitiendo esquemas.



FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO


Otros libros que hemos reseñado de la autora