Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta narrativa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta narrativa. Mostrar todas las entradas

miércoles, 14 de junio de 2017

LA NOCHE QUE NO PARÓ DE LLOVER



No es la primera vez que lo digo, ya lo sé. Hay portadas y títulos que me pierden, que ejercen sobre mí una influencia a la que no soy capaz de resistirme, y lo hacen de tal manera que muchas veces me enfrento a la novela sin ni siquiera saber de que se trata, sin siquiera darle la vuelta para leer su sinopsis.

Esto fue lo que me pasó con La noche que no paró de llover, no conocía a su autora y poco, por no decir nada, sabía de la historia a la que me iba a enfrentar, pero desde luego estaba claro que la iba a leer, y además la he disfrutado.

LA AUTORA

Laura Castañón nació a finales de 1961 en Asturias donde ha vivido siempre. Desde mediados de los ochenta he trabajado dirigiendo talleres literarios y cursos relacionados con la creación literaria, la literatura en general y la comunicación, en el marco de la Universidad Popular de Gijón. Ha colaborado en prensa escrita, trabajado en radio y en televisión. Ha llevado la Prensa de la Semana Negra durante varios años, y la comunicación de otros festivales o encuentros, como los Encuentros Juveniles de Cabueñes. También se ha encargado de programas de Animación a la Lectura, y ha dirigido varios Clubes de Lectura en las Bibliotecas Municipales. Durante casi una década trabajó como Relaciones Externas en El Corte Inglés de Gijón, en donde me encargué entre otras cosas de la programación de Ámbito Cultural, hasta que la fibromialgia irrumpió en mi vida y me vio obligada a dejar el trabajo. A partir de ese momento se dedicó a escribir, que era una actividad que había formado parte de mi vida siempre sin ningún tipo de vocación editorial. 

ARGUMENTO

Valeria Santaclara necesita reunir la fuerza necesaria para abrir un sobre cerrado que está en su poder desde hace años y en cuyo exterior alguien ha escrito «El perdón». Para ello, y no por casualidad, acude a la consulta de la psicóloga Laia Vallverdú, quien a través de las sesiones de terapia la ayudará a recomponer el puzle de su existencia desde la infancia acomodada en el Gijón burgués de finales de los años 20, la relación conflictiva con su hermana, las circunstancias históricas de un tiempo convulso, y la culpa que vive en el fondo de su ser y cuya naturaleza última no es capaz de confesarse. 


MIS IMPRESIONES


Valeria Santaclara es una mujer mayor que ha sobrevivido a toda su familia y que no va a tener problemas económicos en lo que le reste de vida. Vive en una residencia para la tercera edad y como tiene el dinero suficiente, ha hecho que le acondicionen varias habitaciones para su uso exclusivo que ha decorado con sus muebles y objetos personales. 

Desde niña le inculcaron mostrar un aspecto cuidado, por lo que los martes se desplaza a Gijón donde va a la peluquería y se compra ropa. Uno de esos martes cuando pasa cerca de la casa donde se había criado ve que justo en los balcones del dormitorio que compartía con su hermana de niña, ha instalado la consulta una psicóloga. Valeria ve en este hecho la señal para intentar encontrar la fuerza necesaria para abrir un sobre que con la palabra "perdón" lleva demasiado tiempo cerrado en su poder. 

La titular de la consulta es Laia, una joven que acaba de mudarse a Gijón con su pareja Emma a quien conoció en Madrid. Acaban de mudarse a la casa que esta última tenía en Gijón y que ha arreglado con todo esmero intentando que hasta el último detalle sea del gusto de Laia, pero a la vez tendrá que esconder algunas cosas a su familia hasta que se decida a dar el gran paso, y tenerla tan cerca no lo a hacer sencillo precisamente.

Estas son las dos historias fundamentales de la novela, aunque también vamos a encontrar una tercera trama, la de Felicidad aunque la llamen Feli, una limpiadora de la residencia de Valeria, a la que un día aciago quebraron su nombre y su vida y cuya única válvula de escape es la ilusión de ir a unos talleres de escritura y quizás llegar a convertirse en escritora.

Cada una de estas tramas va siguiendo su camino siendo Valeria la columna vertebral de todas ellas.

A través de capítulos dedicados a cada una de estas mujeres que se van alternando, se entretejen los hilos de una novela que no tardará en captar toda nuestra atención, ya que poco a poco vamos obteniendo información de los personajes a la vez que se va completando su psicología hasta llegar a conformar los grandes personajes creados por Laura Castañón.

Unos personajes muy bien perfilados que se quedarán con nosotros aunque, sin duda, unos calarán en nosotros más profundamente que otros.

Como Valeria yo también estaba deseando que llegaran los martes para formar parte de esa terapia que en realidad no era tal, pero que la servía para desahogarse e ir sacando de dentro todo eso que llevaba años en su interior sin permitir que nada escapase del lugar en el que lo tenía "retenido", esos martes en los que se iba desnudando, en los que retrocedía en su vida y a base de los cuales iba desgranando su historia, cómo iba formándose su personalidad y de qué manera se fue incrustando esa culpa en su persona, y mediante esas sesiones con Laia encontrarse lo suficientemente fuerte y poder encarar lo que contiene el sobre con la palabra "perdón" que le dejó su hermana y no se atreve a abrir todavía.

Valeria va a ser un personaje difícil y al que hay que entender desde el prisma de la época y el ambiente en el que se crió, y que vamos a conocer a través de sus recuerdos,

Laura Castañón da la palabra a estos personajes por medio de voces narrativas muy diferenciadas. Así como en el caso de Valeria lo hace a través de la terapia, a Emma será mediante el diario que va escribiendo.

Lo que en un principio iba a ser como un diario de esa casa que iba a compartir con Laia terminó siendo el diario en el que iba volcando todo por lo que iba pasando y lo que iba sintiendo, donde Emma se desnudaba y a través del cual la hemos ido conociendo en profundidad. Emma es un personaje adorable por el que es muy difícil no sentir una ternura extrema.

Para mi sin duda éstos son los dos personajes por excelencia de la novela, ya que Laia me ha parecido que en ocasiones estaba más interesada en la terapia de Valeria y en sus propias cosas que en la relación que tenía con Emma, quizás porque Emma es como es y en la narración la haya eclipsado, y ese amor que derrocha haga parecer un tanto fría a Laia.

En cuanto a Feli me ha parecido un personaje marcado por las circunstancias, unas circunstancias terribles con una vida que se quebró muy pronto y que no ha sabido reponerse, que aunque trata de escapar de su realidad con los talleres de escritura lo cierto es que no logra disfrutar aunque sea mínimamente, ni salir de ese agujero en el que la vida y el rencor la han metido.

Tampoco debemos olvidarnos de los personajes secundarios que no por ser menos importantes están menos cuidados, aunque en este punto tengo que decir que la actitud de alguno de ellos no he podido llegar a entenderla ni compartirla.

Y no quiero cerrar este punto sin mencionar Gijón que en la novela tiene entidad suficiente para ser uno más de sus personajes.

En La noche que no paró de llover también tiene cabida la reflexión, ya que a través de estas cuatro mujeres y de lo que sienten, seguro que sentiremos la necesidad de pensar sobre la culpa, los celos, la envidia, el perdón, pero sobre todo el mal y la maternidad y sus distintas versiones, como veremos a través de estas páginas.

El mal que se hace a conciencia, el que se hace sin querer, el que no somos conscientes de haber hecho y el mal que creímos hacer aunque nunca llegó a destino y que por otra parte atenaza al que estaba en la seguridad de haberlo hecho.

La maternidad que fue, la que nunca llegó a ser, la elección de no ser madre, la maternidad que no se plantea y a la que se llegar por un acto de generosidad, por amor, o las diferentes relaciones entre madres e hijas.

Dos conceptos, la maternidad y el mal, que tan unidos a otro de los temas que se tratan en la novela, la culpa.

Me ha gustado la forma de escribir de Laura Castañón que con su bella prosa nos lleva en volandas por la novela. Lo hace de una manera viva y precisa, con la que disfrutamos de lo que va contando, de las reflexiones que nos va dejando, de esa manera en que a través de las diferentes voces que utiliza con cada personaje los hace distintos, cómo va dosificando la información, y cómo vamos conociendo las historias mientras estas mujeres se confiesan como si nos estuvieran descubriendo un secreto gota a gota.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO


 

lunes, 27 de febrero de 2017

ORFANCIA - Athos Zontini



Nos mandaron las galeradas de esta novela antes de que saliera al mercado el pasado 14 de febrero. A priori, es un libro que no nos había llamado la atención por lo que me alegro mucho que llegara a nuestras manos sin pedirlo porque de otra forma nos habríamos perdido una historia llena de sensibilidad y sobre todo diferente. Muy diferente.

EL AUTOR





Athos Zontini nació en Nápoles en 1972. Ha trabajado en radio y en la actualidad escribe guiones para la televisión. Orfancia es su primera novela.





ARGUMENTO

Un niño demasiado delgado dentro de un mundo demasiado insípido. Un padre y una madre obsesionados con la comida: una lucha en familia que sólo puede acabar en tragedia. O en comedia, en una comedia muy negra.

«Cada día es una lucha. Dicen que crezco débil y torcido, que no soy normal porque apenas tengo un hilito de grasa encima, que los otros niños, a mi lado, parecen gigantes. Dicen que tengo que comer, que no es posible que un niño de mi edad nunca tenga hambre. Pero yo no quiero comer.»

El protagonista de Orfancia se siente perseguido por sus padres, una pareja de Nápoles que quiere verlo rollizo y feliz. Él está convencido de que, llegado el momento, todos los adultos devoran a los niños y no tiene claro que quiera acabar así. Pero la vida tiene un sabor imposible de resistir..

MIS IMPRESIONES

En Orfancia nos vamos a encontrar el relato de un niño de 8 años, lo que dice o hace en el colegio, a lo largo de un año de su vida ya que el libro está dividido en las cuatro estaciones del año, habiendo muchas veces un salto de tiempo indeterminado entre el final de una estación y el comienzo de otra, nunca se nos detalla cuánto tiempo ha pasado con exactitud. El libro está narrado desde la voz y la visión de este niño del mundo, en primera persona y desde su visión vamos a saber lo que piensa del mundo de los adultos, de lo que escucha de ellos y lo que interpreta de lo escuchado y sobre todo lo que siente en cada momento.

A priori, vamos a encontrarnos con un niño que no quiere comer y con ello la desesperación de unos padres que no saben qué hacer para remediarlo. Unos padres preocupados por su hijo pero a la vez desesperados, y para los que la hora de la comida es una tortura diaria. Yo no lo he vivido como madre pero sí lo he vivido como hija, yo tampoco comía y sé lo que es estar horas y horas delante de un plato sin tocar, pero soy consciente de que si para el niño es un drama lo es mayor para los padres que además de estar horas haciendo lo imposible para que el niño coma e intentando todas las combinaciones de comida posibles, tienen también que lidiar con los nervios y ansiedad que tiene provocar ver que tu hijo no come y está muy por debajo del peso habitual. Creo que este tema está muy bien relatado, de hecho, al hacerlo desde el punto del vista del niño creo que el autor ha hecho un proceso de escritura maravilloso para hacernos sentir lo que siente el niño, Zontini es capaz de transmitirnos esa ansiedad del niño pero también la preocupación y ansiedad de los padres que se transmite al niño.


Respecto al tema de la comida hay que decir que se nos relata no como un niño que no come porque no tiene apetito, sino como un niño que sí que tiene hambre, que sí que le apetece el chocolate y demás cosas que los niños devoran pero que no quiere comer porque cree que sus padres le engordan para comérselo como sucede con los animales, y cuando come, se provoca el vómito, de manera que tenemos una novela con muchos episodios de bulimia infantil, algo que no es común pero por lo que veo existe aunque los motivos no sean los habituales para alguien con bulimia.

Tengo que decir que no he entendido al protagonista pero en este caso creo que es normal. Es difícil llegar a empatizar con un personaje que es un niño y que nos cuenta la vida desde su punto de vista, desde la inocencia de los niños, esa inocencia que todos hemos tenido y que todos perdemos con la edad. Sin embargo, no todo es inocencia en este niño ni en los que le rodean, como suele suceder en todos los niños del mundo, ya que también se nos relatan episodios de maltrato animal, de bulling o de la crueldad en general de la mayoría de los niños cuando se encuentran con alguien que es diferente a ellos. Creo que en este caso el libro también es una llamada a que prestemos atención a estos temas de acoso escolar, desde casa y desde el colegio, casos que desgraciadamente en estos últimos años se han ido multiplicando, cada vez en etapas más tempranas.

También en la novela vamos a encontrarnos con momentos difíciles, momentos de gran crueldad que están relatados con todo lujo de detalles y que incomodan al lector a la vez que le hacen pensar en la crueldad y maldad que los niños sienten y proyectan a veces.

Creo que uno de los puntos fuertes de esta novela es que el autor nos deja muchas cosas a la imaginación, es decir, creemos saber muchas cosas pero la mayoría no las hemos leído sino que las deducimos a partir de otras que sí nos cuenta. Esto hace que el autor pueda formar un final en el que cada uno puede pensar lo que quiera. A mí personalmente me gustan los finales cerrados, pero tal y como se desarrolla y está formada esta historia, de manera que parece más un cuento que una novela, reconozco que es un final que le va bien, un final dejado al entendimiento del propio lector como conclusión de la novela.

En conclusión, en Orfancia vamos a encontrar una novela diferente, contada con muchísima sensibilidad, que nos hará sentir como siente el protagonista y hasta ser capaces de entender sus acciones y pensamientos hasta en los momento más difíciles. Athos Zontini es capaz de transmitir sensaciones, olores y sentimientos y hacer fácil algo que estoy segura ha llevado un proceso de reflexión y escritura muy complicado.


viernes, 10 de febrero de 2017

MEDIA VIDA - Care Santos


Como todos los años esa noche del Día de Reyes seguimos el resultado de los Premios Nadal, unos premios que, dejando de lado cualquier polémica sobre premios literarios, nos ha brindado muy buenos títulos. No hay que ir muy atrás en el tiempo para tener un buen ejemplo, ya que es suficiente con remontarse al anterior La víspera de casi todo de Víctor del Árbol para tener una buena muestra. 

El resultado nos llenó de alegría, había resultado ganadora Care Santos, una autora que ya habíamos leído y nos había gustado mucho. Así que comenzamos a descontar los días para la publicación de este título.

LA AUTORA


Care Santos (Mataró, 1970) es escritora y crítica literaria. Es autora de diez novelas, entrelas que destacan Habitaciones cerradas (2011) –recientemente adaptada a la televisión–, El aire que respiras (2013), Deseo de chocolate (2014, premio Ramon Llull) y Diamante azul (2015). 

Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas, incluyendo el inglés, el alemán, el francés, el sueco, el italiano y el holandés. Es crítica literaria del suplemento El Cultural del diario El Mundo, colaboradora de varios medios de comunicación, como Mujer Hoy o El Periódico, y codirectora de la plataforma La tormenta en un vaso.



ARGUMENTO

En pleno verano del año 1950 cinco chicas adolescentes internas en un colegio de monjas juegan juntas por última vez a «Acción o Verdad» o, como ellas lo llaman, el juego de las prendas. Dos de ellas, las gemelas Viñó, están a punto de empezar una nueva vida, llena de interrogantes, lejos de allí. La ocasión es especial y lo saben, pero ninguna espera que esa noche se convierta en un punto de inflexión para alguien más y que sin siquiera imaginarlo acabe marcando su camino para siempre. A través de las vidas de cinco amigas a lo largo de treinta años, Care Santos retrata a una generación de mujeres que tuvieron que construir sus destinos en un momento en que la hipocresía de aquellos que querían mantener las formas a cualquier precio se enfrentó a nuevas miradas sobre la amistad, el amor y la libertad.

MIS IMPRESIONES 

Corre el año 1950. Sólo 5 niñas quedan esos días de verano en el internado de monjas. Como otras noches, dentro de una tienda de campaña hecha con sábanas y a la luz de las velas, esperan a Julia para comenzar jugar a "Acción o Verdad", su particular versión del juego de las prendas. Esa noche la prueba para recuperar la prenda implicará cierto riesgo.

Tras dejar cada una su prenda y comenzar el juego, una tras otra intentan alcanzar el objetivo marcado que les haga recuperar ese objeto tan importante para cada una de ellas. El último turno será para Julia. Algo se torcerá. Tras los gritos, las voces y los llantos, Julia no vuelve, nada más sabrán de ella. En ese momento sus destinos quedarán marcados.

Tras un inicio tan tremendo y sobrecogedor como el que nos ofrece Care Santos, en el que un inocente juego (o quizás algo tenía que sólo lo hacía que lo pareciera) se convierte en algo no esperado, con el que ya habrá logrado captar toda nuestra atención, la autora nos traslada a 1981, al día en que se celebra una de esas bodas que levanta una inmensa expectación. Se casaban Carlos y Diana de Gales.

Pero también ese día es el cumpleaños de dos de las niñas que participaron en aquel juego que acabó de forma tan abrupta y del que también se cumplen 31 años. Una fecha en la que se separaron y desde la que algunas de ellas perdieron totalmente el contacto. Y que mejor que una cena para reencontrarse, para ponerse al día de sus vidas, quizás para saber que pasó realmente aquella noche, limpiar el fondo de los cajones (como dice una de ellas) y puede ser que hasta  pedir perdón y/o perdonarse. Una reunión que las servirá para desnudarse y para hacerse una serie de preguntas a las que se llega cuando se alcanza cierta edad.

En Media vida, Care Santos aprovecha para presentarnos, a través de las vidas de estas cinco mujeres que han transcurrido de maneras muy diferente, el retrato social de la vida de las mujeres en España durante la Dictadura y la Transición. Porque las verdaderas protagonistas de esta novela coral son las mujeres, ocupando los hombres un plano totalmente secundario.

Sólo desde la perspectiva que nos dan los años sobre lo que hemos vivido y oído contar, nos damos verdaderamente cuenta de lo que ha cambiado la vida de las mujeres en general y sobre todo en España. Nos puede parecer que fue en tiempos muy lejanos o fruto de la imaginación, pero no hace ni siquiera un siglo, cuando en un internado hacían ducharse a las niñas con camisón, o les hacían vendarse el pecho, cuando sólo unos años más tarde en las playas de nuestro país podíamos ver a mujeres en bikini, topless o en algunos casos haciendo nudismo; o que hace poco más de medio siglo, y según en que carreras universitarias, la mujer no sólo era vista como un bicho raro en algunas carreras universitarias sino que además era tratada con displicencia.

Con esta novela Care Santos hace un homenaje a las mujeres de una generación que se tuvieron que enfrentar a una sociedad en la que hubo muchos cambios, que tuvieron que adaptarse a ellos de la mejor manera que supieron, que tuvieron que hacer un gran recorrido desde la educación que habían recibido a una sociedad que en nada se parecía a lo aprendido, una época que no fue nada fácil, en la que aun habiendo conseguido algunos logros todavía había que luchar contra la hipocresía de quienes se parapetaban en las viejas formas.

Care Santos ha creado unos personajes que te llegan al alma, cinco mujeres muy diferentes en sus formas, en sus anhelos, en sus vidas; cinco mujeres llenas de matices, que se enfrentan a la vida de manera diferente, pero que descubren que pese al tiempo transcurrido, su forma de vida y a que en principio pueden parecer tan diferentes, al final es mucho lo que las une, que se intentan mirar hacia delante, y se dan cuenta del verdadero valor de la amistad y del significado del perdón.

Media Vida es una historia poderosa, muy bien contada, con una narración con un ritmo ágil, tensión sostenida, con abundantes diálogos (no sería difícil convertirla en una obra de teatro, como la propia autora ha señalado),  con un lenguaje sencillo y cuidado, en la que también encontraremos humor y algo de ironía.

Como gran aficionada a la radio que desde siempre ha formado parte de mis días, no quiero terminar esta reseña sin hacer mención a los guiños que le hace la autora: el programa de radio que hace Marta, la entrevista que Luis de Olmo realiza a Julia, o la música que suena en la radio de la cocina del restaurante mientras cenan las cinco amigas, muy traída al hilo de los momentos que viven.

Si habéis llegado hasta aquí os habréis dado cuenta que he disfrutado y me ha gustado mucho esta novela y que sin ningún género de dudas os la recomiendo.




lunes, 6 de febrero de 2017

COMO FUEGO EN EL HIELO - Luz Gabás



Cuanto ha llovido desde que en 2012 cayó en mis manos. Yo fui una de las primeras en leer Palmeras en la nieve, cuando todavía nadie hablaba de ella y no se había convertido en el éxito que después fue, gracias a boca a boca.

Palmeras en la nieve fue una novela que de leí con avidez y que me emocionó. Una novela con la que conocí a una autora que me ganó como lectora para siempre y cuando la conocí, algo después en la Feria del Libro, también lo hizo como persona.

Cuando se publicó Regreso a tu piel no tuve ninguna duda de que iba a seguir disfrutando con la prosa de esta autora que me dejó esperar ansiosa su próxima novela, que ya tenemos aquí.

LA AUTORA 

Luz Gabás Ariño nació en 1968 en Monzón (Huesca). Los mejores momentos de su niñez y adolescencia también transcurrieron entre el pueblo de su familia paterna (Cerler, en el Valle de Benasque) y el de su familia materna (Serrate, en el Valle de Lierp). Después de vivir un año en San Luis Obispo (California), estudió en Zaragoza, donde se licenció en Filología Inglesa y obtuvo más tarde la plaza de profesora titular de escuela universitaria. Durante años ha compaginado su docencia universitaria con la traducción, la publicación de artículos, la investigación en literatura y lingüística y la participación en proyectos culturales, teatrales y de cine independiente.

Desde 2007 vive en el precioso pueblo de Anciles, junto a la Villa de Benasque, donde se dedica, entre otras cosas, a escribir.

ARGUMENTO 

El fatídico día en el que Attua tuvo que ocupar el lugar de su padre supo que su prometedor futuro se había truncado. Ahora debía regentar las termas que habían sido el sustento de su familia, en una tierra fronteriza a la que él nunca hubiera elegido regresar. Junto al suyo, también se frustró el deseo de Cristela, quien anhelaba una vida a su lado y, además, alejarse de su insoportable rutina en un entorno hostil. Un nuevo revés del destino pondrá a prueba el irrefrenable amor entre ellos; y así, entre malentendidos y obligaciones, decisiones y obsesiones, traiciones y lealtades, Luz Gabás teje una bella historia de amor, honor y superación.

Los convulsos años de mediados del siglo xix, entre guerras carlistas y revoluciones; la construcción de un sueño en las indomables montañas que separan Francia y España; y una historia de amor que traspasa todas las barreras. Una novela escrita con el apasionante pulso narrativo de la autora de Palmeras en la nieve.


MIS IMPRESIONES

Como fuego en el hielo capta nuestra atención desde las primeras páginas en las que nos traslada a un campo del honor, donde seremos testigos de la inminente celebración de un duelo.

Dos jóvenes estudiantes después de todo un curso y antes de volver a su localidad natal, salen a disfrutar de sus últimos días de asueto en Madrid. Había empezado a correr el alcohol y uno de ellos, Matías, resultó ser presa fácil entrando al trapo a una provocación de quien, estaba claro, había salido esa noche con intención de batirse en duelo a cualquier precio.

Aunque Attua hizo todo lo posible para que su amigo desde la infancia, deshiciese el entuerto como fuera y salir lo mejor posible del trance, no lo consiguió. Lo que no sospechaban es que el resultado de este duelo cambiaría sus vidas para siempre. 

Aunque la novela comienza en Madrid, la acción de la  misma se sitúa a mediados del siglo XIX, una época convulsa entre guerras carlistas y revoluciones, y a ambos lados de los Pirineos, entre el Valle de Benasque, un lugar que tan bien conoce la autora, y Luchón, Cauterets y Bagnerés, localidades de la parte del sur de Francia más cercana a los Pirineos, con los Montes Malditos parte central de ambos escenarios y que se divisan desde cualquiera de ellos.

En una época en la que empiezan a llegar a España los primeros viajeros de espíritu romántico, en que la corriente imperante entonces, es el romanticismo y en la que comienza a ponerse de moda el turismo termal donde las aristócratas rusas, inglesas y francesas disfrutaban de su libertad en los Pirineos franceses y españoles, donde se encontraban varias villas termales.

Las villas termales solían ser unos lugares marcados por la historia y la naturaleza donde se buscaba tanto la cura física como la espiritual, que comenzaron siendo unas pequeñas casas de baños, con unas pobres instalaciones y que en algunas ocasiones terminaron convirtiéndose en unos verdaderos centros de ocio con hoteles, teatro, casino, etc., en las que se organizaban excursiones, festivales de música, ascensiones a las montañas o paseos por los alrededores.

En el estilo de Luz Gabás destaca una prosa impecable, bella, cuidada y trabajada, en la que vamos a disfrutar de unas hermosas descripciones de los lugares, de la naturaleza, de esas rocas que dividen, que hacen que sus personajes se sientan tan lejos de algo que en realidad está tan cerca; en las que nos será fácil encontrar un punto de lirismo y cierto simbolismo. Una prosa en la que nos sentiremos inmersos y nos parecerá que nosotros mismos nos encontramos en esos lugares, ya que también es muy visual.

En Como fuego en el hielo vamos a encontrar una historia de amor, no una novela rosa o pastelosa, sino una gran y verdadera historia de amor, o quizás deberíamos decir varias ya que para mí hay más de una, aunque ese amor no siempre sea correspondido de la misma manera. Pero también una novela en que el amor es el motor de la vida. Aunque no sólo vamos a encontrar eso, sino también hay historias de superación, de sueños compartidos, sueños rotos, perdidos, de honor, responsabilidad, conflictos morales, amistad, envidias, resentimiento, y muchos sentimientos.

Sus personajes principales Attua (un hombre con un alto valor moral y gran sentido de la justicia) y Cristela (una mujer inteligente con grandes aspiraciones y en constante conflicto entre la razón y pasión) están muy bien dibujados, son muy de carne y hueso, pero tampoco los secundarios se quedan atrás. Son unos personajes que evolucionan, llenos de fuerza de sentimientos, con sus virtudes y sus defectos, con contradicciones, con luchas interiores, que van a tener que elegir aun a costa de lo que desean, donde la lucha entre la razón y el corazón es una constante en sus vidas. Yo destacaría además la gran fortaleza de los personajes femeninos y en especial de Cristela y Aurore. Son todos ellos unos personajes que te llegan, que se van ganando un hueco poco a poco para, después quedarse con nosotros.

No puedo dejar pasar la ocasión de mencionar un personaje que aunque no es protagonista me ha emocionado y que en cierto modo podría decir que es mi favorito. Shelton es un hombre fuera de lo común y más para la época en que está situada la novela. Su forma de entender el amor, su generosidad, etc. me han enamorado de él.

Luz Gabás crea una trama con una estructura compleja que gira alrededor de una historia de amor, en la que cada una de sus piezas termina encajando, ocupando su lugar y conformando una gran historia que nos hará disfrutar de unas cuantas horas de buena lectura.

Como fuego en el hielo es una de esas novelas que crean una de esas contradicciones más habituales del lector, en la que, sin prisas, quieres seguir avanzando, quieres disfrutar de cómo continúa la historia, quieres saber qué les sucede a sus personajes, de cómo se desarrollan sus vidas, pero a la vez no quieres que termine, que llegue el final y despedirte de sus personajes.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO




miércoles, 25 de enero de 2017

MIRLO BLANCO, CISNE NEGRO - JUAN MANUEL DE PRADA



Reconozco que cuando vi esta portada y leí el título de esta novela me llamó la atención, también cuando leí el titular que la vendía "Un ajuste de cuentas conmigo mismo y con el mundo editorial", sin embargo, ante tantos pendientes fue una de las que dejé pasar pero, como sucede tantas otras veces, hay novelas que se empeñan en volver y este fue uno de esos casos.

Nos ofrecieron participar en un encuentro con el autor, Juan Manuel de Prada y lo supimos con suficiente tiempo como para leernos la novela y así poder disfrutar verdaderamente de éste, así que aceptamos y nos pusimos manos a la obra.

Ahora, tengo que decir, que a pesar de no haber leído nunca a Juan Manuel de Prada, creo que este libro ha sido una buena manera de comenzar.

EL AUTOR


Juan Manuel de Prada nació en Baracaldo en 1970, aunque pasó su infancia y adolescencia en Zamora.

Con su primer libro, Coños(1995), y los relatos de El silencio del patinador (1995, ampliado en 2010) sorprendió a la crítica por su poderosa imaginación y su audaz uso del lenguaje. En 1996 debutó en la novela con la monumental Las máscaras del héroe, con la que obtuvo el Premio Ojo Crítico de Narrativa de RNE. En 1997 recibió el Premio Planeta por La tempestad

Su novela Las esquinas del aire (2000) también fue recibida con entusiasmo por los lectores y la crítica, así como Desgarrados y excéntricos (2001). La vida invisible (2003) recibió el Premio Primavera y el Premio Nacional de Narrativa, y con El séptimo velo(2007) se alzó con el Premio Biblioteca Breve y el Premio de la Crítica de Castilla y León. En 2012 publicó Me hallará la muerte, y en 2014, en Espasa, Morir bajo tu cielo. Su última novela, publicada también en Espasa, en 2015, El castillo de diamante, ha sido galardonada con el Premio de la Crítica de Castilla y León. 

Ha obtenido los más prestigiosos reconocimientos del periodismo literario; entre otros, los premios Mariano de Cavia y Julio Camba.

SINOPSIS

Alejandro Ballesteros, un aspirante a novelista recién llegado a Madrid, conoce a Octavio Saldaña, un veterano y brillante escritor condenado al ostracismo tras un triunfo meteórico, allá en la juventud. Alejandro sucumbirá pronto a la apabullante personalidad de Saldaña, que acoge bajo su plumaje de «cisne negro» al joven, empeñado en convertirlo en el nuevo «mirlo blanco» de la literatura española.



Sin embargo, lo que comienza siendo una relación de deslumbramiento recíproco acabará transformándose en una amistad tóxica y destructiva. Saldaña no tardará en mostrarse como un genio de la manipulación psicológica; y Ballesteros pronto será un pelele en manos de su maestro.


En su ansia de dominio, Saldaña tratará de sembrar cizaña entre Ballesteros y Paloma, su novia, y hasta permitirá que coquetee con Nieves, su propia mujer. Ballesteros está perdiendo el control sobre su obra y sobre su vida; pero ¿es tan inocente como parece o en realidad se está aprovechando de la sabiduría y las dotes de Saldaña?

Juan Manuel de Prada nos ofrece en Mirlo blanco, cisne negro su obra más sincera y personal. Una turbadora reflexión sobre maestros y discípulos, sobre el afán de posesión y el arribismo. Una novela que comienza siendo una sátira despiadada del mundo editorial y acaba convirtiéndose en un drama desgarrador sobre la vocación literaria, «que devora a sus mejores hijos». Mitad farsa, mitad tragedia, Mirlo blanco, cisne negro es también —para quien sepa leer entre líneas— una confesión a tumba abierta de su autor, que aquí nos regala sus personajes más complejos y poderosos, sus diálogos más deslumbrantes y literatura a raudales en cada una de sus páginas.


MIS IMPRESIONES

Como he dicho al principio ninguna de las dos habíamos leído nunca a Juan Manuel de Prada por lo que nos enfrentábamos totalmente en blanco a esta lectura.

El titular con el que se vendía era potente: "Un ajuste de cuentas conmigo mismo y con el mundo editorial" pero, aunque quizá nos encontremos ante la novela más personal de Juan Manuel de Prada, una novela en la que vamos a encontrar mucho de él mismo y de situaciones por las que ha pasado a lo largo de los muchos años que lleva escribiendo no es solo este titular con el que debemos quedarnos.

En primera persona, de la mano de Alejandro Ballesteros, una joven promesa del mundo literario, vamos a conocer su relación con Saldaña (un escritor que paladeó el éxito y después fue expulsado del mundo literario por razones ideológicas lo que le llevó a convertirse en un personaje mediático) y cómo evoluciona. Además, todo esto lo vamos a conocer gracias a que Álex lo rememora diez años después, diez años en los que todo ha cambiado mucho.

Podríamos decir que la novela se divide en dos partes: la primera en la que vamos a encontrarnos una crítica a todo el mundo editorial y literario en general siendo esta parte de la novela una especie de sátira en la que nadie queda a salvo y la segunda en la que vamos a vivir el proceso de maduración de un escritor que pasa de ser un don nadie a estar en lo alto del éxito y que se enfrenta a la escritura de su segunda novela en la que tendrá que demostrar que la primera no fue un golpe de suerte sino que él tiene verdadero talento.

Estas dos partes están bien diferenciadas en la novela y no tienen para nada la misma extensión. En la primera parte formada por el primer capítulo o los dos primeros es donde vamos a conocer a todos los personajes principales: Octavio Saldaña, el cisne negro como se autodenomina, un escritor que en sus inicios fue muy respetado pero que fue bajado a los infiernos a raíz de las críticas hacia una de sus novelas que llevaron a que se le catalogara en una ideología que muy pocos compartían. Es por ello que vamos a encontrarnos a un Saldaña enfadado con el mundo en general y desencantado con el mundo editorial y todo lo que le rodea. También conoceremos a Alejandro Ballesteros o Álex, el mirlo blanco, un joven que trata de hacerse un hueco en el difícil mundo editorial acudiendo a todos los saraos hasta que en uno de ellos conocerá por casualidad a Nieves, la esposa de Saldaña, que facilitará un encuentro entre ambos, y Saldaña, fascinado con la calidad de la escritura de Álex le facilitará su salto a la fama.

Toda esta primera parte de la novela es lo que podemos denominar el ajuste de cuentas del autor con editoriales (grandes y pequeñas), agentes, editores, con los escritores (jóvenes y viejas glorias como los denomina), con la vanidad de los escritores, con los críticos, con las revistas y suplementos literarios... nadie se queda sin su crítica, quedando patente que Juan Manuel de Prada ha vivido de todo y tiene mucha calle ya en este mundo.


A partir de ahí pasaremos a la segunda parte, la más extensa, en la que viviremos el proceso de escritura de Álex en su nueva novela 'Madonna' por lo que la novela torna hacia una tragedia sobre la creación artística. Álex pasará por todos los estados por los que, supongo, puede pasar un escritor: síndrome de la página en blanco, frustración, expectación, euforia.... Una vez terminada la novela se la enviará a Saldaña para su revisión y a partir de ahí empezará un verdadero calvario de cambios sugeridos por parte de Saldaña para mejorar, según él, la novela que irán provocando en Álex un profundo cansancio y una serie de situaciones derivadas de este estado que irán afectando a todos los que están a su alrededor.

Tengo que decir que me costó entrar en esta novela. Juan Manuel de Prada utiliza una escritura cargada de palabras no demasiado comunes, adjetivos y repeticiones que en algunos momentos se me hicieron pesadas pero, en cambio, aún no conociendo el significado de muchas palabras, no era difícil deducir su significado. Es por esto por lo que he disfrutado con esta novela a pesar de lo que acabo de mencionar, porque aunque a priori parecía complicada de comprender, poco a poco, te dabas cuenta de que no lo era tanto. Además, he disfrutado con la manera en la que está escrita, Juan Manuel de Prada tiene un estilo peculiar, quizá al igual que lo tiene el Saldaña de su novela, pero es un estilo con el que, cuando me hice a él, he disfrutado.

También hay que decir que Juan Manuel de Prada ha querido dejar mucho de él en esta novela y hay un montón de rastros de su vida: la novela que Álex está escribiendo está ambientada en Venecia y trata sobre falsificaciones artísticas como "La tempestad", obra con la que Prada obtuvo el Premio Planeta, la primera novela de Saldaña, "El arte de pasar hambre", se describe como un libro desgarrado y torrencial sobre el Madrid de principios del siglo XX como la primera novela de Prada... y un montón de pequeñas casualidades que quizá no lo sean tanto.

Sí que tengo un pero que quizá sea lo que a otros más les ha gustado y es que a veces el autor se mete en una serie de reflexiones que tienen los personajes que a mí en muchas ocasiones se me han hecho un poco fatigosas. Es verdad que aportan a la novela y que nos ayudan a entender un poco más a los personajes pero a mí en ocasiones se me hacían demasiado largas.

Hay que decir que en muchos puntos la novela es en realidad una profunda reflexión sobre el mundo literario y plantea dilemas al lector como... ¿el escritor tiene que ser fiel a lo que escribe y crear una buena obra, llena de matices, profunda y compleja o por el contrario tiene que crear una obra para un público mayoritario? sobre esta cuestión hablan los propios protagonistas en muchas ocasiones cambiando incluso ellos mismos de opinión. La mía personal es que no hay una respuesta, que cada uno debe escribir lo que sienta y que no por ser simple, ligero o fresco tiene porqué ser una mala obra como tampoco podemos denominar una obra maestra de la literatura cualquier libro por ser complejo o profundo. Al final cada libro tiene un público o por lo menos esa es mi opinión.

En cuanto a los personajes, además de los protagonistas, aparecen por sus páginas Nieves, la mujer de Saldaña, Paloma, la novia de Álex que además es un personaje que aporta mucha frescura y humor a la novela, Ramiro Cifuentes, el editor del primer libro de Álex y quien le dio su primera oportunidad y Rosario, enemiga acérrima de Saldaña por motivos a priori desconocidos y amiga de Ramiro. Creo que Rosario podía haber dado mucho más juego en la novela ya que toma mucho más protagonismo prácticamente al final y con una historia de la que me quedé con ganas de saber algo más.

En conclusión, es una novela que me ha gustado a pesar de que me costó empezar y es de esas novelas que una vez las acabas te quedas pensando porque en el fondo es mucho más profunda de lo que puede parecer a priori y nos acerca mucho a los escritores y al mundo editorial en general. Una novela maravillosamente escrita, diferente y con la que te llevarás una sorpresa según vas avanzando.

Para terminar quiero plantearos el dilema que a mí me dejó esta novela para quién ya la haya leído o para cuando lo hagáis.... ¿es Álex tan inocente como parece?¿Se ha dejado manipular por Saldaña o ha sido él quién ha utilizado a Saldaña para conseguir su éxito? Porque en toda la novela sólo tenemos el punto de vista de Álex que es quien nos lo cuenta. Tendrás que leerla para poder opinar.




viernes, 16 de diciembre de 2016

LA HIJA DE LA NIEVE - Núria Esponellà


Hace unos meses me habló bien de esta novela alguien con quien suelo coincidir en gustos, eché un vistazo y su portada y lo que leí en su sinopsis terminaron de convencerme. Lástima que no fuera lo que esperaba y que en esta ocasión no le haya encontrado todo eso que busco en una novela para que sea de esas que se quedan contigo, que cuando las terminas te dejen esa sensación de felicidad por lo leído y amargura porque se haya acabado. Pero todo eso luego os lo contaré.

LA AUTORA

Núria Esponellà Puiggermanal (Celrà, Girona, 1959). Es licenciada en filología catalana y profesora de enseñanza primaria y secundaria. 

Actualmente su trabajo gira en torno a la escritura, pero sigue muy vinculada al mundo pedagógico; esto le permite moverse por ambientes diversos, colaborar con entidades educativas, asociaciones culturales y medios de comunicación. Imparte talleres de escritura para jóvenes y adultos. 

Núria Esponellà interesa por los temas referidos a los conflictos vitales humanos, los sentimientos y la posibilidad de dar plenitud a las situaciones críticas de la vida. 

Es colaboradora habitual de prensa y radio. Ha trabajado como articulista en La Vanguardia , escribe para el El Punt diario y otras publicaciones (Hora Nueva). Ha colaborado con Catalunya Radio y actualmente tiene una sección de escritura a RAC 1 (Al "Todo es posible" de Elisenda Camps). 

Ha viajado por numerosos países y, repetidamente, Cuba y el norte de África, donde se inspiró para escribir la novela La Travesía. También ha vivido en la India, experiencia de la que nació una crónica novelada sobre la Fundación Vicente Ferrer, Sunitha . 

ARGUMENTO

Enrique, un ingeniero auxiliar del tren cremallera de Núria, y Juana, una camarera que acabará siendo profesora de esquí, se conocen a casi 2000 metros de altura, cuando los «hombres del tren», de la FMGP (Ferrocarriles de Montaña a Grandes Pendientes), están construyendo la obra de ingeniería a más metros de altitud de toda la península ibérica. Todo va bien aunque, en un momento determinado, la guerra rompa la relativa placidez de sus vidas.


Más tarde, en los años cuarenta, Juana tendrá que hacer una travesía por las cumbres de los Pirineos, arriesgando su vida para poner a salvo las de mujeres y niños huidos de la guerra europea, con consecuencias que cambiarán su vida para siempre.

MIS IMPRESIONES

Marcel lleva tiempo escribiendo un libro en el que quiere contar la historia de su abuela y como consecuencia de ésto, de su abuelo y de la construcción del tren cremallera que llevaba hasta el Santuario de Nuria, una construcción gracias a la cual se conocieron.

Hace años que Marcel tenía la idea en la cabeza y había ido teniendo charlas con Enrique y con Juana, por separado, para ir construyendo la historia, pero lo cierto es que hasta el momento no se había puesto manos a la obra. Ni su padre ni su pareja le animaban a ello, más bien intentaban quitarle la idea, pero ahora que su padre ha muerto, Ilia le ha dejado por su terapeuta y está un poco más libre en el trabajo ha decidido retomar el proyecto.

En La hija de la nieve se van a ir mezclando las historias que le iban relatando sus abuelos, un diario de Juana del que hace depositario a Marcel para que lo vaya leyendo a medida que van conversando y la propia voz de Marcel que nos hace partícipes de su presente y sus reflexiones. 

Las conversaciones que Enrique tiene con su nieto se centran más en todo lo que tenía que ver en la obra de ingeniería, en todos los obstáculos que tuvieron que ir salvando hasta la terminación de la obra y cómo una vez terminada se volvió a Barcelona donde abrió su estudio y, por supuesto de su relación con Juana, su gran amor.

Me ha resultado muy interesante toda esta parte de la narración ya que refleja lo difícil que tuvo que ser una construcción tan extraordinaria y los esfuerzos que tuvieron que hacer todos los que en ella trabajaban sin excepción alguna, para conseguir terminar en poco más de tres años, una obra en la que se combinaba el tren de vapor con el cremallera y con unas condiciones del terreno y climatológicas que les eran tan adversas.

En cambio las conversaciones con Juana son distintas, son más personales. Juana no sólo habla de su trabajo en la hospedería y en cómo llegó a compatibilizar este trabajo con dar clases de esquí a los niños de las familias pudientes que subían a disfrutar de unos días en la nieve. Cuenta a Marcel cómo era su relación con los ingenieros y los trabajadores del cremallera, sus amores, sus desengaños y cómo poco a poco va forjando una amistad con Enrique de quien se llega a enamorar casándose con él pese a la diferencia entre sus clases sociales, y un secreto.  Algo que sucedió hace muchos años y que desde entonces guarda sólo para ella y que a Marcel le hará pensar. Unas palabras de las que se desprende su afán por aprender, por superarse, por hacer cosas nuevas y su gran fortaleza.

Juana nunca se ha llegado a desvincular del Valle de Nuria a donde vuelve en muchas ocasiones, después de irse a vivir a Barcelona. Un Valle en el que siempre han ocurrido hechos muy trascendentes de su vida y que tan importante será siempre para ella.

La hija de la nieve ha sido una lectura sencilla y entretenida y a priori tenía para mi todos los ingredientes para construir una novela que me conquistase y que no pudiera soltar ni un momento, la historia de una mujer fuerte, un itinerario a través de los Pirineos ayudando a otras mujeres a pasar de Francia a España durante la II Guerra Mundial, una construcción no exenta de dificultades aderezada con cierto misterio, pero según iba leyendo había algo que no conseguía que fuera la novela que había estado esperando.

Es como si la frialdad del paisaje del Valle de Nuria que nos describe durante la mayor parte de la novela se hubiera traspasado a sus páginas y a sus personajes. No he encontrado emoción en ellos, me ha faltado pasión tanto en lo que contaban como entre ellos. Me han resultado unas conversaciones muy frías para ser entre abuelo/a y nieto. No he conseguido empatizar con ninguno de los personajes, es como si me fueran demasiado ajenos.

Me ha parecido una narración excesivamente plana, fría. He echado en falta algo de tensión, sobre todo en ciertos pasajes en los que lo que nos estaba narrando lo requería. No quiero desvelar más, pero hubiese sido lo lógico que ciertas situaciones me hubiesen estremecido, provocado mi ira, mi angustia o ansiedad, pero no lo he sentido nada de ésto en ningún momento.

En conclusión, La hija de la nieve ha sido una lectura sencilla, entretenida pero a la que le ha faltado emoción y tensión. Creo que la autora habría podido sacar mayor partido de lo que nos estaba contando. Al estar hablando de sensaciones y siendo lo anterior una opinión totalmente personal, os animo a que busquéis otras opiniones sobre esta novela antes de descartarla definitivamente.

FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO


 

martes, 13 de diciembre de 2016

LOS AMORES PERDIDOS- Miguel de León


Estoy convencida que hay libros que nos buscan y no paran hasta que caen en nuestras manos. Esto es lo que a mí me ha pasado con el título que hoy os traemos Los amores perdidos.

Que me iba a gustar estaba segura, que iba a ser tanto sólo un indicio por todo cuanto había leído sobre ella. Una promesa que se cumplió.

EL AUTOR

Miguel de León nació a finales de 1956 en La Laguna, Tenerife. Se crio en el seno de una familia muy humilde, en Valle de Guerra, una zona rural del municipio de La Laguna, a cuya ciudad se trasladó a vivir con diez años, cuando comenzó la enseñanza secundaria. Mayor de seis hermanos, tuvo que ayudar desde niño a sacar a los pequeños adelante. Repartió periódicos, trabajó en una procuraduría y fue aprendiz administrativo en unas oficinas mientras estudiaba el bachiller con los adultos del turno de noche. Con quince años, sin haber terminado del todo el último curso de bachillerato, tuvo que desistir de la asistencia a las clases. Fue peón albañil, freganchín y pinche de cocina, camarero, ferrallista, operador de guillotina y foto montador en una litografía y, por último, administrativo en una empresa importadora, hasta el ingreso en el servicio militar. A su término, fue vigilante jurado y se hizo programador informático estudiando por su cuenta. Trabajó como programador y analista informático y fue gestor comercial en una importante empresa nacional de la que salió en 1991 para establecer una pequeña empresa de la que ha vivido hasta hoy.

ARGUMENTO

Los amores perdidos es la historia de los jóvenes Arturo Quíner y Alejandra Minéo, de su relación imposible y de lo que tuvieron que sacrificar por ella. Y de dos familias, los Quíner y los Bernal, enemigas eternas. Y es también la historia de un pueblo canario, El Terrero, de héroes anónimos y caciques ambiciosos, donde las pasiones son arrebatadas, los secretos se desvelan entre susurros y las venganzas se cobran con sangre.

Los amores perdidos es el poderío de Dolores Bernal, la matriarca despótica que controla el pueblo con mano de hierro; la bondad de Alfonso Santos, el honorable y firme médico que conoce el punto débil de todos sus vecinos; el valor de Rita Cortés, la chica rebelde y excesiva, que huye a la Península para encontrar algo muy diferente a lo que esperaba; o la tenacidad de Ismael Quíner, el noble enamorado que lo ofrecerá todo por la supervivencia de su estirpe.

MIS IMPRESIONES

No había salido a la venta y ya me fijé en esta mujer que en una fotografía en blanco y negro me miraba desde un tuit que publicaba su editor. Más lecturas pendientes de las que se pueden sacar adelante hizo que no me lanzase por él y aunque a cada reseña que leía mis ganas de leerlo se hacían más grandes, otra vez la lista de pendientes se imponía.

Un día su autor se puso en contacto conmigo. Ya no había marcha atrás estaba claro que esta novela me perseguía y que yo no podía seguir dándola esquinazo, más sabiendo que todo aquél que la había leído había quedado enamorado. No me costó, dije sí, no tenía dudas.


Los amores perdidos comienza con una carta que recibe Arturo Quiner, que no por temida, ya que supone que le trae una noticia que no desea, le resultará liberadora. Efectivamente su mujer le pide el divorcio y, aunque la sigue queriendo con locura, tanto como ese día en que la conoció, y concederle el divorcio va a resultar muy doloroso para él, está convencido de que si ella lo desea lo más decente es dejarla marchar.


En la madrugada del día siguiente alguien se introduce en casa de Arturo y cuando éste se levanta al darse cuenta de que no hay luz y llega a la escalera, el intruso le propina un golpe que le hace caer por la escalera produciéndole una herida de gravedad, quedando en coma.

Este inicio que indudablemente nos va a dejar con muchas ganas de leer para seguir sabiendo, nos llevará a retroceder unas cuantas décadas para sumergirnos en una historia en la que poco a poco iremos avanzando, donde el amor, el odio, la venganza, la crueldad, el sentido de la justicia, el honor, en definitiva, lo mejor y lo peor de las personas tiene cabida.

Gracias a la prosa y la magnífica ambientación que consigue Miguel de León, nos trasladaremos a un pueblo de Tenerife, El Terrero, para, de la mano de los personajes que nos va a ir presentado a lo largo de las primeras páginas y sus historias, situarnos en los aledaños de la Guerra Civil. Unos años en los tejemanejes de unos cuantos sin escrúpulos podían poner en jaque la vida de muchas personas con total impunidad.

Uno de estos desmanes lleva al enfrentamiento de la familia Quiner, con un alto sentido del honor, y la familia Bernal que con su caciquismo  no dejan de causar daño a su antojo y complicando continuamente la vida de los Quiner, enredándoles e intentando implicarles en sus fechorías. Un enfrentamiento y una inquina que se transmitirá por generaciones y condicionará sus vidas.

El autor hace un esmerado retrato de la sociedad de la época y en especial de la de un pueblo pequeño donde nada se escapaba del control del poderoso y sus excesos quedaban encubiertos, ya fuera mediante amenazas, dinero, influencias, coacciones o chantaje, cualquier método era bueno, y donde nada les impedía cargar el muerto a otro o hacerse con unas tierras en las que intuían se podía sacar mucho provecho.

Los amores perdidos es una novela de grandes personajes y son muchos los que nos vamos a encontrar a lo largo de sus páginas. Unos personajes trazados todos ellos con mimo, y que cada uno con su historia van conformando una serie de subtramas que terminan por confluir, completando el todo de una historia que nos apasionará.

Los amores perdidos nos atrapará y no querremos dejarla. Es una novela para disfrutarla tranquilamente, sin prisa, para deleitarse con su belleza, con una narración cautivadora y exquisita, una trama muy bien urdida y unos personajes repletos de pasiones que no vamos a olvidar fácilmente. 

En Los amores perdidos vemos un retrato de una sociedad no tan lejana, una historia en la que los abusos, la venganza, el sentido del deber y la justicia están presentes, y en la que también vamos a encontrar una historia de amor que es un canto a la libertad y a honestidad, que sin duda nos conmoverá. Los amores perdidos es una de esas novelas que sin ninguna duda se quedará con nosotros, que recordaremos y que seguro recomendaremos y regalaremos.



miércoles, 16 de noviembre de 2016

SUEÑOS A MEDIDA - Núria Pradas


Hace unos meses recibimos un correo en el que la Agencia Literaria Sandra Bruna se ponía en contacto nosotras ofreciéndonos esta novela. Todavía no había aparecido por estos mundo de internet ninguna referencia a ella, así que no teníamos más información que se adjuntaba al mail, pero no hizo falta más. La información que acompañaba, el enlace a "Santa Eulalia" y el dossier de prensa nos hicieron decidirnos en pocos minutos.

LA AUTORA 

Núria Pradas (Barcelona, 1954). Nació en el barcelonés barrio del Poblenou, hija de una generación a la cual, según sus propias palabras «le fueron negadas muchas cosas, entre ellas la cultura propia». Se licenció en Filología Catalana en 1980 y empezó a impartir clases de Lengua y Literatura Catalanas en varias escuelas e institutos, hasta que empezó su tarea en la escuela Mistral de Sant Feliu de Llobregat, donde trabajó durante más de veinte años. En Sant Feliu formó un grupo de teatro juvenil, su gran pasión. Y fue escribiendo obras de teatro como se adentró en el mundo de la literatura. Publicó su primer libro en 1995, iniciando así una tarea literaria que se ha movido siempre en el ámbito de la literatura infantil y juvenil. Núria Pradas tiene más de una cuarentena de obras publicadas y ha colaborado con numerosas editoriales. Entre sus libros destacan Lior (Cruïlla, 1995) y Un estiu amb l'Anna (Cruïlla, 1996), que la han hecho viajar por toda Cataluña y por las Islas Baleares, visitando escuelas y hablando con los jóvenes estudiantes. También debe destacarse la serie de la tía Adela (La tieta Adela a Nova York, Posa una tieta Adela a la teva vida, ...), dirigida a niños y niñas a partir de ocho años y que ha logrado considerable popularidad entre los lectores a quienes se dirige. Entre las publicaciones más recientes, destaca la trilogía «Grandes Viajes» publicada por Bambú (Heka, Raidho y Koknom), publicada en catalán y castellano. Con la novela Sota el mateix cel gana el premio Carlemany. La noia de la biblioteca es su primera obra dirigida a un público adulto, Actualmente vive en el pequeño pueblo de Sant Esteve Sesrovires (Baix Llobregat). Ha dejado las aulas y se dedica a escribir de manera exclusiva.


ARGUMENTO

Barcelona, 1917. Antonio Molins, fundador de los almacenes de confección Santa Eulalia, ha muerto. Todavía de luto Andreu, el hijo mayor, se ve obligado a asumir la dirección. Tiene un objetivo claro: llevar Santa Eulalia a lo más alto dentro del mundo de la alta costura.

Ferran Clos es un joven atractivo con una única pasión: el dibujo. Está decidido a abandonar la medicina para formarse como artista. En París, en contacto con pintores y bohemios, encuentra la libertad. Este sueño dura poco, su padre lo obliga a volver y a aceptar un empleo como diseñador en Santa Eulalia, será allí donde conozca a Andreu y a su hermana Roser.

Laia Calvet es hija de Carmen, modista en Santa Eulalia. Es una joven hermosa y especial, y acaba de ser contratada en los almacenes. El azar quiere que se convierta en la mejor amiga de Roser y juntas comparten confidencias. La relación cambiará para siempre cuando Laia descubra que aman al mismo hombre.
El tándem Andreu-Ferran funciona a la perfección y juntos preparan el que será el primer desfile de alta costura de la ciudad. Pero no todo es éxito; los años pasan y la situación política es cada vez más convulsa, pronto las vidas de los trabajadores y de la familia Molins se ven truncadas por la amenaza de una guerra que parece inevitable.


MIS IMPRESIONES

En Sueños a medida nos vamos a encontrar una novela que está basada en la historia de los almacenes Santa Eulalia, un negocio situado en Barcelona que abrió sus puertas en 1843 y que sigue desarrollando su actividad en la actualidad. Un negocio que se ha ido adaptando a los tiempos y con amplia visión de futuro desde sus principios como queda expuesto en esta novela, en la que se hace eco, entre otras cosas, de la creación en 1926 de su propia línea de alta costura que fue presentada con un desfile en su propia tienda, adoptando así la fórmula que imperaba en París en aquellos momentos.

Una novela que girando en torno a estos almacenes y con la Barcelona de las décadas 20 y 30 del siglo pasado como telón de fondo, va a aprovechar para hacer un retrato de la ciudad, de la sociedad y de los hechos que tuvieron lugar durante el período en el que se desarrolla la misma, y de cómo afectaron a sus habitantes. Porque Sueños a medida no sólo trata de los almacenes o del mundo de la moda, Sueños a medida es mucho más, es una novela de personajes y de las relaciones que existen entre ellos.

De la mano de los personajes de esta novela vamos a conocer como  fue la vida en Barcelona los años anteriores, durante y al acabar la Guerra Civil, y cómo afectó a sus habitantes; la importancia de la industria textil en la zona y cómo se vio amenazada por la guerra, y cómo fue el nacimiento de la alta costura española .

Porque aunque Sueños a medida se centre en mayor medida en el personaje Laia Clavet, esa chiquilla un tanto atolondrada que sólo pensaba en salir los domingos por la tarde con sus amigas al Pla del Gurugú y que los chicos la sacasen a bailar; una joven que más adelante no tendrá más remedio que enfrentarse a una vida muy distinta a la que soñaba, equivocándose o no, una y otra vez a la hora de escoger su camino, en realidad se trata de una novela coral que gira en torno a todos los que componían esa gran familia que eran integrantes de los Almacenes Santa Eulalia, paseando por sus páginas de esta forma, un amplio abanico de personajes de todas las clases y condición, en la que todos tienen algo que decir. Todos tienen una vida y una historia que contar.

Sueños a medida es el reflejo de la vida misma, porque sus personajes son de carne y hueso y se enamoran, sienten celos, luchan por lo que quieren y por la persona a la que quieren, pelean por los sueños que quieren lograr, tienen pasiones, se equivocan, tienen sus luces y sus sombras, encuentran la amistad donde quizás nunca lo hubieran sospechado, en definitiva, son como podríamos ser cualquiera de nosotros. Unos personajes creíbles y coherentes que nos hacen sentir y que seguro que habrá alguno al que adoraremos y también al que aborreceremos.

Nuria Pradas teje con habilidad todas estas vivencias para crear una novela en la que otro de sus puntos fuertes es la ambientación. Me ha parecido todo un acierto la manera de integrar en torno a la historia de los almacenes, la de sus personajes y la de la ciudad para mostrarnos toda una época.

Además, no nos va a costar ningún trabajo imaginarnos esas galerías, con el despacho de Andreu Molins, las dependencias de las costureras, ese salón que se prepara para acoger el primer desfile, el almacén o la tienda; como tampoco nos será difícil sentirnos inmersos en esos momentos previos a la Guerra Civil, o no sentirnos calados hasta los huesos en esa tormenta que les cae encima a algunos de sus protagonistas; como también en los duros momentos que viven los personajes durante la contienda, resultando, en definitiva una novela muy visual.

Tampoco puedo, ni quiero, dejar de hacer mención a la cuidada edición que nos ofrece esta novela, en la que tan importante es lo que nos cuenta como lo que la acompaña, con una cuidada portada, unas guardas en las que se detendrá nuestra mirada, o ya en el interior de la novela, en los carteles, figurines y fotos reales que tienen que ver con la historia de los Almacenes Santa Eulalia, que vamos a encontrar y que dotan todavía de más encanto a una novela ya atractiva de por sí.

En definitiva, Sueños a medida ha resultado una buena lectura, una novela escrita con una gran habilidad y en la que los personajes y la ambientación juegan un papel importante, y que sin duda recomiendo leer.




FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO