Como su propio nombre indica este es un blog en el que vais a encontrar todo lo que vamos leyendo: novela negra, thriller, ficción, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.


Además, entrevistas y encuentros con autores a los que tenemos el placer de acudir y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta misterio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta misterio. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de marzo de 2017

EL LADRÓN DE VÍRGENES - David de Juan Marcos



Este verano tuvimos la suerte de conocer la obra de David de Juan Marcos gracias a una lectura conjunta que realizamos varios blogs, de su anterior novela La mejor de las vidas. Después de unos meses y a través nuevamente de Lidia (de Juntando más letras), se ha vuelto a poner en contacto con los blogs que participamos entonces en la organización de aquella conjunta para la lectura de su nueva novela El ladrón de Vírgenes


EL AUTOR

David de Juan Marcos (Salamanca, 1980) comenzó escribiendo relatos, género en el que ha obtenido varios premios y reconocimientos. Su primera novela, El baile de las lagartijas (2011), recientemente publicada en bolsillo por Harper Collins Ibérica, le sirvió para recibir la beca de la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores y fue galardonada con el XXVII Premio Internacional de Novela Ciudad de Valencia Vicente Blasco Ibáñez convirtiéndose pronto en un éxito de público y crítica. Su segunda novela La mejor de las vidas ha sido un enorme éxito de crítica en toda España.

ARGUMENTO

Después de quince años de misteriosa ausencia, Andrés Pajuelo regresa a su casa para proyectar el robo de una serie de valiosas obras de arte religioso. Para ello necesitará la ayuda de sus dos hijos, del melindroso prometido de su hija y de un enigmático gigante experto en teología y en arte sacro. Cuando todo parece estar listo para ejecutar el último y más lucrativo de los robos, es acusado de varios asesinatos. Para sorpresa de toda su familia, Andrés reconocerá al instante su culpa ahorcándose en público. 

El ladrón de vírgenes es una reflexión sobre las mentiras que encierra toda religión y sobre la importancia de la religiosidad en la condición humana. Un análisis sobre los límites de la traición, la lealtad y la fuerza de las promesas. Un certero homenaje a la tradición oral de contar historias.

MIS IMPRESIONES

Son encontradas muertas unas niñas gemelas que habían desaparecido hacía días cuando iban a por agua para que su madre hiciera un dulce. Al cura del pueblo lo han asesinado y el hombre que parece que ser el asesino muere linchado colgado de una de las vigas de la iglesia del pueblo. 

De esta manera tan intensa comienza El ladrón de vírgenes, para después retroceder en el tiempo y presentarnos a Andrés Pajuelo, un hombre que regresa a su casa después de quince años supuestamente luchando en la guerra, o al menos eso es lo que su mujer había hecho creer a su hijo pequeño, que es quien nos va a narrar esta historia, aunque pronto descubrirá que la realidad era bien distinta. 

El ladrón de vírgenes es una historia rural en la que David de Juan Marcos aborda dos temas muy distintos aunándolos en la misma trama: los robos en ermitas e iglesias pequeñas en pueblos dispersos y con poca población pero que guardan obras de arte muy valiosas y fáciles de obtener para luego venderlas a coleccionistas, y la importancia de la religión, de la religiosidad, de los ritos, y de la necesidad del hombre de creer.

Unos temas sobre los que encontraremos una reflexión muy interesante en esta novela y que se plasman, sobre todo, a través de algunas de las conversaciones muy interesantes que mantienen dos de los personajes de esa novela, Cirilo y Julio Ramón Ortega, y que nos darán pie a meditar también a nosotros sobre ellos.

Pero además de lo anterior, componentes de novela de misterio y novela negra, en ella también vamos a encontrar manipulación, odios antiguos, rencores, venganza, codicia, traición, mentira, mucho de lo peor que podemos encontrar en el ser humano.

Y es que David de Juan Marcos no ha creado unos personajes precisamente amables, por regla general son personajes hacia los que vamos a mostrar rechazo en la mayoría de los casos, aunque puede que cambiemos  nuestra percepción de alguno de ellos en algún momento a lo largo de la lectura.

Tan sólo Cirilo llegó a provocarme ternura, su pérdida de la inocencia de golpe, el despertar a la realidad y la vida, desmoronándose de pronto la realidad del mundo que lo rodeaba; y Julio Ramón, ese cura grande y descreído que colgó los hábitos, entre otras cosas, por todas las mentiras que ha ido encontrando en la religión que estudió, en la que le hubiese gustado creer, y de la que, por otra parte, reconoce el bien que puede producir en la gente y la importancia que puede tener para los creyentes una imagen, un rito o una reliquia.

En El ladrón de vírgenes vamos a volver a encontrar la que para mí es una de las señas de identidad más características de David de Juan Marcos: su bella prosa, esa que prima por encima de otros aspectos. Un lenguaje rico, un estilo cuidado y muy descriptivo y al que no renuncia aunque a veces la agilidad de la narración se vea algo perjudicada. Una prosa que te lleva a leer por el simple placer de hacerlo, a disfrutar de las palabras, a perderte entre sus letras, llevándonos a pararnos en una frase y otra, y a la vez nos lleva a reflexionar sobre algunos de los temas que nos encontramos durante la lectura.

Hay que señalar que en esta ocasión la lectura no ha sido tan pausada como en la anterior novela que tuvimos entre manos, ya que la intriga que encierra la narración y los giros que van apareciendo hasta llegar a un desenlace totalmente inesperado, en mi caso sobre todo hacía la segunda mitad de la novela, hacen que el ritmo lector se agilice.

Que los diálogos no estuviesen marcados, algo que he echado en falta en algunos momentos, y que en ocasiones se mezclen los de varios personajes en el mismo párrafo, es algo que para mí en un principio resultó un tanto desconcertante, si bien enseguida me acostumbré a ello y en ningún momento me ha entorpecido la lectura.

En conclusión, El ladrón de Vírgenes es una novela en la que David de Juan Marcos nos ofrece una novela de misterio, en la que a través de las reflexiones de los personajes nos hará meditar a nosotros sobre diversos temas, y al mismo tiempo nos hará disfrutar con su bella prosa. ¿Se puede pedir más?



 


viernes, 3 de marzo de 2017

UN LUGAR A DONDE IR - María Oruña


No siempre podemos seguir el ritmo lector que queremos y de pronto nos hacemos con un libro que espera en la estantería más del tiempo que habíamos previsto para ser leído. 

A veces hasta se da la situación de que sale una nueva novela del autor sin que hayamos leído aquella que tantas ganas teníamos de hacerlo. Eso es lo que nos sucedió a nosotras con María Oruña, publicaba un Lugar a donde ir y todavía no habíamos leído Puerto escondido, algo que haremos con seguridad.

LA AUTORA



María Oruña (Vigo, 1976), gallega de padre cántabro, desde pequeña visita con frecuencia Cantabria. Allí ha ambientado Un lugar a donde ir y su novela anterior, Puerto escondido (Destino, 2015), un exitoso debut en el género negro que ha sido traducido al alemán, el francés y el catalán. En ambas novelas los protagonistas son los paisajes cántabros y el equipo de la teniente Valentina Redondo, que se ha ganado el cariño de miles de lectores. Oruña es abogada y actualmente compagina esta profesión con la escritura. Ya está trabajando en su próxima novela.




ARGUMENTO

Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de varios asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, un recóndito lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de la autopsia. 

Cuando hasta los más escépticos comienzan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, comienzan a ocurrir más asesinatos en la zona que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval. 

Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos a contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, y descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

MIS IMPRESIONES

En la Mota de Trespalacios, una construcción medieval circular poco conocida hasta para los que habitan en la zona, aparece el cadáver de una mujer vestida con un traje medieval. Tanto su apariencia como por la forma en que está colocada parecen indicar que el asesino ha sido concienzudo con la puesta en escena y que parezca una princesa medieval no es precisamente fruto del azar.

Cuando Valentina Redondo y su equipo llegan al lugar son casi inexistentes las pistas e indicios que la forense y los de criminalística les van a suministrar para empezar a indagar, ya que nadie parece haber visto nada y al margen de las peculiaridades del escenario y la indumentaria de la víctima, lo único que se ha podido encontrar es una moneda antigua entre las manos de ésta. Pero el de la princesa medieval, como han dado en llamarla, no va a ser el único asesinato.

Al mismo tiempo Oliver, la pareja de Valentina Redondo, está intentando localizar a su hermano desaparecido hace tiempo. Una llamada perdida es lo único de lo que dispone para tratar de averiguar su paradero.

Si lo que te he contado hasta este momento no te parece suficiente y quieres saber más no te va a quedar más remedio que leer Un lugar a donde ir.

Vaya por delante que yo no había leído Puerto escondido, la anterior novela de María Oruña, por lo que os puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que para disfrutar de Un lugar a donde ir no es en absoluto necesario haber leído la primera.

Por lo que sé, y he podido apreciar, Puerto escondido es una novela autoconclusiva, de la que Un lugar a donde ir sólo "hereda" algunos de sus personajes y la historia que da continuidad a éstos, pero os puedo asegurar que la autora nos da los suficientes datos de estos personajes heredados para que los conozcamos y nos pongamos en situación sin necesidad de leer la anterior novela y sin tener la sensación de que nos hemos perdido nada por no hacerlo. Eso sí, os aseguro que posiblemente sintáis la necesidad de leerla para saber que aquello a lo que hacen mención que pasó y no se nos cuenta en ningún momento, ya que la autora se ha cuidado muy mucho de desvelar dato alguno que pueda descubrir nada y chafar su lectura.

Yo tampoco os voy a contar mucho de Un lugar a donde ir, ya que a nada que se hable de más puedes revelar más de la cuenta.

Mediante tres voces, una de ellas en primera persona y con un carácter intimista, y otras dos en las que se vale de un narrador omnisciente, María Oruña nos presenta una novela que se desarrolla en tres planos temporales, una herramienta que utiliza con habilidad captando fácilmente la atención del lector.

La manera en que se inicia Un lugar a donde ir logra suscitar nuestro interés desde el primer momento, aunque no es una novela de un ritmo trepidante. De hecho hubo algún momento en que me dio la impresión de que perdía fuelle, como en esos pasajes en que, para mi gusto, se extendía en puntos que aunque eran bastante interesantes y estaba claro que se había documentado mucho y la habían entusiasmado, a mi me dio la impresión de que la narración perdía algo de ritmo. Eso sí llegado un momento, empezó a remontar y alcanzar un ritmo y una tensión que iban creciendo sin decaer hasta el final, a la vez que nos ofrece un desenlace y una resolución del caso impecables, en los que nada es porque sí, y se sustentan de manera consistente en los acontecimientos relatados.

Hay que reconocer que María Oruña sabe elegir los escenarios, unos escenarios poco comunes, que llaman la atención y que te llevan a indagar sobre ellos. Por lo menos en mi caso, durante la lectura en más de una ocasión que fui a "San Google" a buscar esos lugares que tenían que ser extraordinarios.

No cabe duda que se ha documentado no sólo en lo que respecta a los escenarios a los que logra trasladarnos sin dificultad (aunque alguno de ellos no lo conociera de primera mano), sino sobre otra serie de temas y de aspectos de la novela que aunque nos puedan parecer insólitos la autora en el encuentro que tuvimos con ella nos dijo que están contrastados, haciéndolo de forma cuidadosa y concienzuda.

El título de la novela, como podremos comprobar a lo largo de la lectura, no está puesto al azar. Un lugar a donde ir aparece en distintas ocasiones a lo largo de la novela siendo el refugio, el lugar, la meta, el destino, lo que los personajes de la novela buscan en la vida, tal y como nos sucede a todos nosotros. Un título que, como algunas otras que vamos a encontrar en la novela, nos llevará a la reflexión.

En conclusión, Un lugar a donde ir es una novela muy entretenida, con una estructura compleja pero cuya lectura no resulta dificultosa, que sabe captar la atención del lector, y un suspense bien dosificado, yendo a más según avanza la novela, escrita con un estilo cuidado y claro, en que la narración y los diálogos, algunos de ellos con unos toques de fino humor que nos sacarán más de una sonrisa, se alternan en una proporción adecuada, con una excelente ambientación, y ensamblando con habilidad las piezas consigue desenlace final que la hace subir muchos puntos.



martes, 13 de diciembre de 2016

LOS AMORES PERDIDOS- Miguel de León


Estoy convencida que hay libros que nos buscan y no paran hasta que caen en nuestras manos. Esto es lo que a mí me ha pasado con el título que hoy os traemos Los amores perdidos.

Que me iba a gustar estaba segura, que iba a ser tanto sólo un indicio por todo cuanto había leído sobre ella. Una promesa que se cumplió.

EL AUTOR

Miguel de León nació a finales de 1956 en La Laguna, Tenerife. Se crio en el seno de una familia muy humilde, en Valle de Guerra, una zona rural del municipio de La Laguna, a cuya ciudad se trasladó a vivir con diez años, cuando comenzó la enseñanza secundaria. Mayor de seis hermanos, tuvo que ayudar desde niño a sacar a los pequeños adelante. Repartió periódicos, trabajó en una procuraduría y fue aprendiz administrativo en unas oficinas mientras estudiaba el bachiller con los adultos del turno de noche. Con quince años, sin haber terminado del todo el último curso de bachillerato, tuvo que desistir de la asistencia a las clases. Fue peón albañil, freganchín y pinche de cocina, camarero, ferrallista, operador de guillotina y foto montador en una litografía y, por último, administrativo en una empresa importadora, hasta el ingreso en el servicio militar. A su término, fue vigilante jurado y se hizo programador informático estudiando por su cuenta. Trabajó como programador y analista informático y fue gestor comercial en una importante empresa nacional de la que salió en 1991 para establecer una pequeña empresa de la que ha vivido hasta hoy.

ARGUMENTO

Los amores perdidos es la historia de los jóvenes Arturo Quíner y Alejandra Minéo, de su relación imposible y de lo que tuvieron que sacrificar por ella. Y de dos familias, los Quíner y los Bernal, enemigas eternas. Y es también la historia de un pueblo canario, El Terrero, de héroes anónimos y caciques ambiciosos, donde las pasiones son arrebatadas, los secretos se desvelan entre susurros y las venganzas se cobran con sangre.

Los amores perdidos es el poderío de Dolores Bernal, la matriarca despótica que controla el pueblo con mano de hierro; la bondad de Alfonso Santos, el honorable y firme médico que conoce el punto débil de todos sus vecinos; el valor de Rita Cortés, la chica rebelde y excesiva, que huye a la Península para encontrar algo muy diferente a lo que esperaba; o la tenacidad de Ismael Quíner, el noble enamorado que lo ofrecerá todo por la supervivencia de su estirpe.

MIS IMPRESIONES

No había salido a la venta y ya me fijé en esta mujer que en una fotografía en blanco y negro me miraba desde un tuit que publicaba su editor. Más lecturas pendientes de las que se pueden sacar adelante hizo que no me lanzase por él y aunque a cada reseña que leía mis ganas de leerlo se hacían más grandes, otra vez la lista de pendientes se imponía.

Un día su autor se puso en contacto conmigo. Ya no había marcha atrás estaba claro que esta novela me perseguía y que yo no podía seguir dándola esquinazo, más sabiendo que todo aquél que la había leído había quedado enamorado. No me costó, dije sí, no tenía dudas.


Los amores perdidos comienza con una carta que recibe Arturo Quiner, que no por temida, ya que supone que le trae una noticia que no desea, le resultará liberadora. Efectivamente su mujer le pide el divorcio y, aunque la sigue queriendo con locura, tanto como ese día en que la conoció, y concederle el divorcio va a resultar muy doloroso para él, está convencido de que si ella lo desea lo más decente es dejarla marchar.


En la madrugada del día siguiente alguien se introduce en casa de Arturo y cuando éste se levanta al darse cuenta de que no hay luz y llega a la escalera, el intruso le propina un golpe que le hace caer por la escalera produciéndole una herida de gravedad, quedando en coma.

Este inicio que indudablemente nos va a dejar con muchas ganas de leer para seguir sabiendo, nos llevará a retroceder unas cuantas décadas para sumergirnos en una historia en la que poco a poco iremos avanzando, donde el amor, el odio, la venganza, la crueldad, el sentido de la justicia, el honor, en definitiva, lo mejor y lo peor de las personas tiene cabida.

Gracias a la prosa y la magnífica ambientación que consigue Miguel de León, nos trasladaremos a un pueblo de Tenerife, El Terrero, para, de la mano de los personajes que nos va a ir presentado a lo largo de las primeras páginas y sus historias, situarnos en los aledaños de la Guerra Civil. Unos años en los tejemanejes de unos cuantos sin escrúpulos podían poner en jaque la vida de muchas personas con total impunidad.

Uno de estos desmanes lleva al enfrentamiento de la familia Quiner, con un alto sentido del honor, y la familia Bernal que con su caciquismo  no dejan de causar daño a su antojo y complicando continuamente la vida de los Quiner, enredándoles e intentando implicarles en sus fechorías. Un enfrentamiento y una inquina que se transmitirá por generaciones y condicionará sus vidas.

El autor hace un esmerado retrato de la sociedad de la época y en especial de la de un pueblo pequeño donde nada se escapaba del control del poderoso y sus excesos quedaban encubiertos, ya fuera mediante amenazas, dinero, influencias, coacciones o chantaje, cualquier método era bueno, y donde nada les impedía cargar el muerto a otro o hacerse con unas tierras en las que intuían se podía sacar mucho provecho.

Los amores perdidos es una novela de grandes personajes y son muchos los que nos vamos a encontrar a lo largo de sus páginas. Unos personajes trazados todos ellos con mimo, y que cada uno con su historia van conformando una serie de subtramas que terminan por confluir, completando el todo de una historia que nos apasionará.

Los amores perdidos nos atrapará y no querremos dejarla. Es una novela para disfrutarla tranquilamente, sin prisa, para deleitarse con su belleza, con una narración cautivadora y exquisita, una trama muy bien urdida y unos personajes repletos de pasiones que no vamos a olvidar fácilmente. 

En Los amores perdidos vemos un retrato de una sociedad no tan lejana, una historia en la que los abusos, la venganza, el sentido del deber y la justicia están presentes, y en la que también vamos a encontrar una historia de amor que es un canto a la libertad y a honestidad, que sin duda nos conmoverá. Los amores perdidos es una de esas novelas que sin ninguna duda se quedará con nosotros, que recordaremos y que seguro recomendaremos y regalaremos.



miércoles, 30 de noviembre de 2016

LA CIUDAD - LUIS ZUECO


El castillo fue mi primer acercamiento a este autor aunque ya tenía en mi poder sus dos anteriores novelas esperando que les hiciera un hueco entre mis lecturas.

Me gustó tanto la ambientación, la trama sólida y bien construida, la forma de narrar de Luis Zueco y los personajes en esa novela, que sabía que en cuanto saliera una nueva novela de este autor querría tenerla entre manos.

En cuanto tuve conocimiento de que otra vez nos llevaba a la Edad Media siendo, en este caso, una ciudad como la de Albarracín la que cogía el testigo, sabía que se colaría entre mis prioridades.

EL AUTOR

Luis Zueco (Borja, 1979) es novelista, historiador, investigador y fotógrafo. En la actualidad es el director del Castillo de Grisel, fortaleza medieval convertida en hotel con encanto. Además, es ingeniero industrial, licenciado en Historia y máster en Investigación Artística e Histórica, miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos, vicepresidente de la Asociación de Amigos de los Castillos de Aragón y colaborador, como experto en patrimonio y cultura, en diversos medios de comunicación.

Su novela El escalón 33 recibió la Mención de Honor en el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2012, el Premio al Mejor Thriller Histórico 2012 de la web Novelas Históricas y fue seleccionada en el I Certamen de Novela Histórica Ciudad de Úbeda. También ha publicado las novelas históricas Tierra sin rey y El castillo y la guía Castillos de Aragón: 133 rutas.

ARGUMENTO

Año 1284. Cae la noche en una de las ciudades medievales más bellas del mundo. Poderosas montañas y murallas inexpugnables la protegen de los reinos que la rodean y codician.

¿Te atreves a caminar por sus estrechas calles, por sus empinadas cuestas y sus asombrosos rincones?

Empieza a oscurecer. Sientes frío. Escuchas los rumores acerca de las inexplicables muertes que se están sucediendo. De los secretos que esconden los gremios. De la peligrosa mujer encerrada en las mazmorras.

Las puertas se cerrarán pronto. Corre.

Una noche más, nadie podrá escapar de la ciudad.

MIS IMPRESIONES

La ciudad es la segunda entrega de una trilogía que comenzó con El castillo, cuyo único nexo de unión va a ser la ambientación en la Edad Media, ya que ninguna de ellas, más allá de que están situadas en Aragón, va a compartir escenarios ni personajes y entre entre ellas transcurrrirán varios siglos.

Luis Zueco de esta manera intenta adentrarnos en un período de nuestra historia que no se conoce con demasiada profundidad, ya que como bien dice, y por lo menos ese es mi caso es cierto: “En España no conocemos la Edad Media; tendemos a resumirla en que hubo una reconquista y ya está”.

El escritor en este caso nos traslada a Albarracín, una ciudad prácticamente inexpugnable con una gran importancia estratégica y que, aunque es codiciada por los reyes de Aragón y Castilla, consigue mantener su independencia.

Ya desde las primeras páginas nos vamos a dar cuenta de que La ciudad no es únicamente una novela histórica. Al poco de empezar a leer nos vamos a encontrar con unos crímenes crueles cometidos contra los maestros de varios gremios, aunque los encargados de la investigación y de mantener el orden, en principio, no son capaces de vislumbrar qué es lo que pueden esconder y quién puede estar tras ellos. Un suspense que comienza de esta manera y que va a mantenerse hasta el final de la novela.

Pero lo anterior no va a ser lo único que vamos a encontrar, ya que en La ciudad también hay religión, magia, misterio, un asedio y alguna cosa más. Luis Zueco coge todos estos ingredientes, los une con maestría a unos hechos históricos verídicos y consigue una novela que capta nuestra atención de principio a fin, a la vez que nos instruye sobre una, bastante desconocida, parte de la historia y cómo se organizaba la vida de la ciudad.

Como ya pasara en El castillo, uno de los puntos fuertes de esta novela es la ambientación. Albarracín con su ubicación, su difícil acceso, sus calles empinadas, sus calles estrechas, la plaza donde se establecía el mercado, sus construcciones, sus iglesias, su muralla, sus torres y la vida que encierra, va a ser un personaje más de la novela.

Junto con sus personajes nos vamos a mover por sus calles, vamos a ser testigos del auge del comercio, de la importancia que van ganando los gremios en la actividad de la ciudad, el funcionamiento de obispado, de cómo las tabernas era un buen lugar en el que conseguir e intercambiar información, etc. Todo ésto nos hace tener una idea muy aproximada de cómo era y el funcionamiento de una ciudad en el Medievo.

También vamos a sentir el ambiente claustrofóbico que se vive durante el asedio en el que conmina a toda la población, incluidos niños, mujeres y ancianos para, con cualquier arma a su alcance, intentar repeler la invasión, mientras no faltan los que conspiran y los gobernantes discuten sobre cómo solventar la situación aunque no siempre sea con la estrategia mejor y más acertada. Y todo esto, sin saber haber descubierto al verdadero culpable de unos crímenes que han tenido en jaque a la ciudad.

Hemos dicho que Albarracín es un personaje más de la novela, pero no hemos hablado del resto que se pasea por las páginas de esta novela. La ciudad es una novela coral aunque para mi hay un personaje que destaca del resto: Alodia, una mujer fuerte, con una memoria prodigiosa, culta, curiosa y que es víctima de una sociedad en la que la mujer vale menos que los animales, siendo mera mercancía para un matrimonio en el que nada importa su voluntad, máxime cuando la familia a la que pertenece está al borde de la ruina y su matrimonio es su única tabla de salvación. Pero en el caso Alodia ese no fue más que el principio de su desdicha.

En cuanto al resto de personajes, Luis Zueco crea un amplio elenco de ellos con pasiones, secretos, defectos y virtudes, y muy diferentes entre sí, que nos incitarán a tomar partido a favor de unos y aborrecer a otros, aunque algunos escondan más de lo que muestran.

Si tuviera que ponerle un pero a esta novela, es que a veces el autor en su voluntad de explicarnos tantos detalles de la época en que se desarrolla hace que la narración pierda algo de ritmo, aunque bien es cierto que no cuesta recuperarlo, resultando un inconveniente que se supera sin dificultad.

En conclusión, en La ciudad nos vamos a encontrar una novela con una trama muy bien tejida, con un ritmo que va en aumento, muy entretenida y didáctica, a la que se suman suspense y giros que nos mantendrán pegados a sus páginas y cuya lectura sin duda recomiendo.

FICHA DEL LIBRO

lunes, 14 de noviembre de 2016

ANTES DE CONOCERTE - Pablo del Palacio


Reconozco que esta novela a primera vista no me llamó la atención. Tiene una portada llamativa, sí, pero por lo que fuera no me atrajo demasiado, tampoco su título ni su sinopsis pero ante la insistencia de una de nuestras "recomendadoras" más queridas y más fiables decidimos darle una oportunidad.

Llegó a nosotras y lo primero que hicimos fue leer la nota de prensa. Pues bien, después de hacerlo la colé justo al terminar la que tenía entre las manos y es que, si bien la sinopsis no me había llamado demasiado, la nota de prensa sí que logró captar de todo mi atención.

Al igual que ya me pasó con Apaches en su momento, una novela que en la que priori no me había fijado, se ha acabado convirtiendo en una de mis mejores lecturas del año, así gracias desde aquí a Isa por su insistencia y sus recomendaciones que nunca defraudan.

EL AUTOR

Pablo del Palacio (Madrid, 1981) es licenciado en Derecho, máster en Gestión Cultural y dueño de otros títulos a los que nunca ha hecho mucho caso. Como tantos otros de su promoción, su aún breve carrera profesional está llena de contradicciones y pasos en falso que le han llevado desde despachos de propiedad intelectual hasta agencias de representación de actores, e incluso por la senda del emprendedor empresarial y otras muchas desventuras que ni él mismo quiere recordar. Su estrecha relación con la literatura y el poker le llevó a publicar, junto con la campeona Leo Margets, La Reina del Poker (Planeta, 2010) y poco después una novela satírica sobre la crisis financiera a dos manos con María Antonia Velasco, ¡Pobres pobres! (Carena 2012). Que Sea Verano (Click Ediciones, 2014) es su primera novela en solitario, un retrato poco objetivo, algo frívolo y bastante intenso de su generación, condicionado por el calor asfixiante de los estíos del norte de Almería. Las malas lenguas aseguran que no escarmienta y está inmerso de nuevo en la ficción.

EL ARGUMENTO


Una vertiginosa historia llena de giros dramáticos, pasión y locura, que sorprenden continuamente al lector y le mantienen en vilo hasta el final de la trama.



Lucas se enamora perdidamente de Tadea en la fiesta de cumpleaños de su novia Patricia a pesar de apenas conocerla. Convencido de que Tadea también siente algo por él, comienza a verla con cualquier excusa y le confiesa sus intenciones: dejar a Patricia y apostarlo todo por esta nueva relación .Lo que ninguno de los dos imaginan es la reacción terrible de Patricia al abandono de Lucas y tampoco todos los secretos familiares que les unen y que tendrán que ir descubriendo página a página.



Pronto se van a vivir juntos y empiezan a conocer a la familia más cercana. Así entran en juego dos personajes secundarios de lujo: Manuela, la madre de Tadea, y Germán, el padre de Lucas. Curiosamente, tuvieron una historia de amor en el pasado y todos los detalles están contados en Conocerte, una novela escrita hace muchos años y que está escrita bajo pseudónimo. 


Andrea y Lucas comienzan a investigar sobre las coincidencias de la novela con su propia historia y lo preocupante es que no se trata de una novela romántica, es un relato que les deja completamente intranquilos porque en sus páginas se comete un terrible asesinato. 

Todo son interrogantes ¿cómo se conocieron sus padres?, ¿por qué han mantenido en secreto su pasado noviazgo?, ¿por qué los hijos de cada uno se llaman igual que los protagonistas de la novela?, ¿quién escribió Conocerte?


MIS IMPRESIONES

Como os decía antes, en el caso de esta novela, la sinopsis no me llamó la atención, es por eso que he querido dejaros en la sección de argumento trozos de la nota de prensa y no la sinopsis oficial que podéis consultar en cualquier página.

Esta novela se centra en la historia de amor entre Lucas y Tadea y la vamos a vivir en todas sus fases: sus inicios, nada fáciles ya que se enamoran en la fiesta de cumpleaños de Patricia (la novia de Lucas y una de las mejores amigas de Tadea), la fase de confianza ciega, la de desconfianza, el conocer a la familia, los celos, los sacrificios, los problemas tontos y los reales, las mentiras por no hacer daño, las mentiras por miedo a perder a la otra persona y el amor que se forja cuando se van superando cada una de estas situaciones.

Y es que estos dos personajes, para luchar por su amor, van a tener que luchar contra todo. Por un lado tienen a Patricia, a la que al principio no quieren hacer daño y le ocultan su historia pero que, una vez se entera, se convertirá en su peor enemiga. Patricia no supera que Lucas le haya dejado y ésto le llevará a una fuerte depresión y a volverse loca literalmente e intentar todo lo posible para separarlos, para hundir a Tadea y para recuperar a Lucas.

Por otro tienen a sus familias y aquí viene otro de los grandes problemas cuando descubren que Germán, el padre de Lucas, y Manuela, la madre de Tadea, fueron novios en su juventud. Esto no sería más que una simple anécdota, hasta divertida, sino fuera porque pronto descubrirán que Pilar, la madre de Lucas no puede ni ver a Manuela por lo que tampoco le hará gracia enterarse que Tadea es hija de quien es. 

¿Qué sucedió en pasado para que Pilar, la actual mujer de Germán y madre de Lucas no quiera oír hablar de Manuela?¿Por qué cuando se nombra a Manuela se hace un silencio que nadie se atreve a romper? Esta y otras preguntas serán las que se harán nuestros protagonistas cuando descubran que sus padres tienen un pasado que quieren ocultar a toda costa, un pasado oscuro que no debe salir a luz, un pasado en el que sólo Manuela y Germán saben realmente qué pasó. 

Nosotros, de la mano de Tadea y de Lucas, iremos descubriendo cosas y querremos, como ellos, saber más y más, saber qué pasó entre ellos pero sobre todo qué es eso que quieren ocultar a toda costa y que ni siquiera las actuales parejas de sus padres conocen.

A todo esto se unirá el descubrimiento, por casualidad, de una novela que se parece demasiado a su historia de amor, Conocerte, una novela dentro de nuestra novela en la que los protagonistas se llaman como ellos, se conocen como ellos y hay una exnovia como la de Lucas, pero lo peor, es que en la novela hay un asesinato y su historia acaba mal, muy mal. ¿Acabará la historia de Lucas y Tadea como la de los protagonistas de la novela?¿La novela es real o es ficción?¿Se perpetró realmente un asesinato? El miedo a ese final empieza a poner en duda cada una de sus decisiones, condicionándoles en los pasos que van dando en su propia vida y en su propia historia. Además, casualmente, también se parece demasiado a la historia que vivieron sus padres en el pasado por lo que ¿se está repitiendo la misma historia? ¿está su amor abocado a la tragedia?

Con un ritmo vertiginoso, el autor nos va contando la historia desde los puntos de vista de los distintos personajes de la novela, en ocasiones repitiendo la misma escena contada desde otro punto de vista y en otras avanzando en el hilo argumental desde la perspectiva de otro personaje. Me ha parecido muy curiosa esta forma de narrar que si bien ya había visto en otras novelas, creo que a esta historia le viene muy bien por las dos historias que se van entremezclando. De esta manera, se nos permite, por los pensamientos de Germán y Manuela, ir tejiendo nuestra hipótesis de qué pudo pasar en el pasado, aunque no será hasta el final de la novela cuando conozcamos realmente qué pasó, al igual que les sucede a Lucas y Tadea.

Como digo, me ha gustado mucho esta manera de narrar que además permitirnos ir conociendo a los personajes y cómo piensan también nos permite ver qué es lo que piensan otros personajes de ellos y conocer la historia desde varios puntos de vista. 

Otra de las cosas que me ha parecido muy curiosa en la manera de narrar es que a veces se introducen noticias o hechos relevantes de la historia para situarnos en el tiempo en el que sucede cada trama: la boda del príncipe Guillermo, el movimiento del 15M, el concierto en Madrid de Roxette.... . Esto es lo que nos permite calcular cuánto tiempo ha pasado entre un hecho y otro. Como digo, me ha parecido una manera curiosa además de recordarnos hechos que todos conocemos. Sin embargo, ha habido alguna ocasión, sobre todo al principio cuando aún no estaba habituada a que el autor lo hiciera de esta manera, en la que cuando me he encontrado alguna mención de este estilo me he sentido un poco perdida y diciendo...¿qué hace esto aquí? pero tengo que reconocer, que cuando vi cuál era su utilidad lo vi divertido, diferente y sobre todo muy original. Destacar también el cameo que se hace el autor en su propia historia, para mí estos guiños siempre son divertidos.

En cuanto a la localización de la novela, la mayor parte se desarrolla en Madrid, concretamente por La Latina y el Barrio de las Letras haciendo mención a un montón de lugares que, aunque no conozco personalmente, estoy segura de que existen aunque sea con otros nombres. Sin embargo, también viajaremos a Mojácar, también haciendo mención a un número importante de bares y restaurantes de allí, e incluso a Chile.

Es difícil etiquetar esta novela, quizá lo más apropiado sería thriller romántico pero no quiero dejar de decir que tiene muchos elementos de novela de intriga con todas esas pistas que se nos van dejando para descubrir, igual que quieren hacer Lucas y Tadea, qué pasó en el pasado con sus padres.

En definitiva, Ante de conocerte es un thriller que te mantiene pegado a sus páginas desde el principio hasta el final. Una novela en la que se mezclan el amor, el pasado, la tragedia, celos, las mentiras... Una historia en la que el pasado condiciona el presente, un pasado del que no se sabe qué es cierto y qué es ficción, un pasado que, aunque se quiera olvidar, terminará saliendo a la luz de la mano de nuestros protagonistas, caiga quién caiga.

Si te interesa tenemos un sorteo en activo hasta el 15 de febrero (PINCHA AQUI)



FRAGMENTO


miércoles, 2 de noviembre de 2016

LA FUERZA DE EROS - María José Moreno


Hace poco más de un año se publicó La caricia de Tánatos, primera entrega de la Trilogía del mal y novela tras novela hemos estado esperando su final con ganas. La verdad es que hemos tenido la suerte de que entre una y otra no haya transcurrido mucho tiempo, lo cual se agradece ya que así se tienen más frescos los sucesos acaecidos en las anteriores. 

Con La Fuerza de Eros, María José Moreno concluye esta trilogía en la que el "MAL" es el verdadero protagonista.

LA AUTORA

María José Moreno nació en Córdoba en 1958. Escritora, psiquiatra y profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba, se inicia en el ámbito de las publicaciones con artículos científicos y libros en el campo de la psiquiatría. En el año 2008 irrumpe en la literatura de ficción, con un relato titulado Cosas de Catedráticos, que fue galardonado con el Cuarto Accésit en el II Certamen Internacional de Relato Breve de la Universidad de Córdoba. El año 2010 queda finalista en el Certamen de Novela por entregas (ediciones Fergutson), con su novela Vida y milagros de un ex, que en 2011 fue publicada en formato digital. En 2012 publicó Bajo los tilos, novela que se ha mantenido entre los primeros lugares en los top de ventas de las plataformas digitales más importantes (Amazon, Grammata, Fnac) y que sería publicada en papel en enero de 2014, bajo el sello editorial Vergara del grupo Ediciones B. En mayo de 2013 publica La Caricia de Tánatos en formato digital, y ahora la ha visto publicada en papel por la Editorial Versátil, esta novela es la primera parte de una trilogía, en marzo de 2016 se publicó la segunda entrega, El poder de la sombray con La fuerza de Eros se pone punto y final a la misma.

ARGUMENTO

Un club selecto de pedófilos actuando impunemente en la red.

Dos niñas asesinadas y otra desaparecida.

Un secuestro.

Una intensa investigación policial.

Y la lucha encarnizada de la psicoterapeuta Mercedes Lozano contra un despiadado asesino en la que perder es morir.

MIS IMPRESIONES

Parece mentira que el tiempo haya pasado tan rápido y que ya hayamos llegado al final de la Trilogía del Mal.

En La Fuerza de Eros volvemos a encontrarnos con Mercedes, la protagonista de la trilogía, cuya vida y los casos que atiende en su gabinete son el hilo conductor de la misma, aunque en las dos primeras haya compartido ese protagonismo con personajes tan fuertes como Marcos (en la primera entrega) y María Rosa Luque (en la segunda)

En esta novela María José Moreno trata un tema tan peliagudo como la relación de los menores con las redes sociales en particular y con internet en general.

Aunque si hay un tema que aparece de manera recurrente en las tres novelas es el de el maltrato a los menores y que puede darse en múltiples facetas. Un maltrato que en ocasiones puede producirse dentro del seno familiar o en el entorno más cercano, o también ignorándose dentro de este círculo por algún motivo, pasando este escenario familiar de un lugar donde el menor se encuentre seguro a un lugar donde es agredido por acción u omisión.

En La fuerza de Eros ese maltrato viene desde fuera del entorno más cercano al menor, viene a través de las redes sociales, un campo en el que en muchos casos los hijos dan mil vueltas a unos padres que pueden verse superados por la tecnología, o que piensan que en el fondo sus hijos no son capaces de desenvolverse con la soltura que lo hacen, o también puede que simplemente no ven precisa la necesidad de vigilarles y ponerles filtros porque, aunque se nos avisa constantemente, no piensan que en realidad los suyos puedan ser objetivo de desalmados con fines oscuros.

No hace mucho escuché a una policía experta en estos temas que se extrañaba de que pese a las charlas que había dado en el colegio de sus hijos a padres y alumnos sobre estos temas, todavía algunos padres seguían sin comprender que era indispensable tomar una serie de medidas para después no tener que lamentarse y, en muchos casos, seguían sin ponerlas en práctica, lo cual no dejaba de sorprenderla.

Unos adolescentes que, además de la inmadurez propia de la edad, muchas veces son vulnerables no sólo por la etapa por la que están atravesando, sino también por problemas psicológicos o por situaciones emocionales y carencias anímicas en las que pueden estar inmersos, como acoso en las aulas, situaciones de violencia doméstica o separaciones poco amistosas de los padres, entre otras. Estas situaciones les hacen ser presa fácil de un mundo donde el anonimato es su mejor arma. 
Un tema que me ha parecido muy interesante y que se me ha quedado un poco corto en esta novela. Me hubiese gustado que María José Moreno hubiese le hubiese dado más recorrido y se hubiese extendido más en el estudio psicológico de estos adolescentes, no sólo cuando son carne de cañón para este tipo de prácticas sino cuando ya han resultado víctimas de ellas. 

Esa faceta que me ha parecido tan interesante en todas las novelas de la trilogía, la parte de la Mercedes psicóloga, y que en todas ellas he encontrado que estaba muy bien trabajada y que le aportaba un plus, es la que eclipsa, a mi modo de ver, esa otra vertiente que en un momento dado toma la novela cuando se adentra en terrenos más policiales, y que a mi parecer no está a la misma altura, provocando en mi lectura un valle al no captar mi atención de la misma manera que la parte en la que la faceta psicológica está más presente en la trama. Creo que es algo natural ya que María José aunque se haya documentado no es una especialista en temas policiales, como en cambio lo es en los otros.

Sin dar más detalles, ya que sería fácil cometer el desliz y descubrir cosas que no se debe, sólo me queda decir que es una trilogía muy interesante, y que pese a ser esta entrega quizás la que menos me ha convencido, por los motivos antes expuestos (se que muchos de los que me lean no estarán de acuerdo, si tenemos en cuenta las reseñas leídas), ha resultado una lectura con la que en general, he disfrutado mucho.

Ojalá podamos volver a leer pronto más novelas de María José y no me importaría volver a encontrarme ese trasfondo psicológico en futuras novelas suyas, ya sea con Mercedes o con otro personaje similar.



jueves, 18 de agosto de 2016

EL DESORDEN QUE DEJAS - CARLOS MONTERO



Desde que salió esta novela no ha cosechado más que buenas críticas. Nosotras, por nuestra parte, ya conocíamos a Carlos Montero de "Los tatuajes no se borran con láser", es por ello que, cuando nos enteramos de que era el ganador del premio primavera de este año estábamos seguras de que esta novela nos iba a gustar.

Poco a poco fueron llegando las críticas y todas han sido buenas así que por fin decidimos ponernos con él para valorarlo por nosotras mismas y podemos decir que el libro lo merece, una historia que engancha, bien escrita, bien tramada y de la que dudarás de todos hasta el final. "El desorden que dejas" se ha convertido en una de las mejores lecturas de este año.

EL AUTOR

Carlos Montero nació en Ourense en 1972. Lleva más de 16 años trabajando como guionista en cine y televisión en series tan conocidas como "Física o química", "El comisario", "El tiempo entre costuras" y "Apaches", la adaptación del libro del mismo nombre.

En 2012 publicó su primera novela "Los tatuajes no se borran con láser".


"El desorden que dejas" es su segunda novela con la que ha conseguido el premio Primavera 2016.



EL ARGUMENTO


La novela premiada es un intenso thriller psicológico protagonizado y relatado en primera persona por Raquel, una joven profesora de literatura en horas bajas que acepta una suplencia en un instituto de Novariz, el pueblo de donde, casualmente, procede su marido.


En su primer día de trabajo, la joven se entera de que Elvira, su predecesora, se ha suicidado y al finalizar las clases encuentra en su bolso una nota que dice: «¿Y tú cuánto vas a tardar en matarte?».


Decidida, Raquel intentará averiguar quién está detrás de esa amenaza, e inevitablemente se empezará a obsesionar con la antigua profesora.



¿Qué le ocurrió? ¿Qué la llevó a la depresión si los alumnos la adoraban? ¿Realmente se suicidó o alguien acabó con su vida? ¿Se está repitiendo el mismo patrón con ella? Y sobre todo, ¿por qué de repente algunos indicios apuntan al marido de Raquel?

Una novela que arranca como una historia de acoso a una profesora para convertirse enseguida en un thriller perverso y apasionante. Una disección de la debilidad humana. De la culpa.


De la fragilidad de las relaciones. Y de las mentiras y secretos sobre las que montamos nuestras vidas sin calibrar ni ser conscientes de las consecuencias.


MIS IMPRESIONES

Como he dicho, nosotras ya conocíamos la prosa de Carlos Montero de "Los tatuajes no se borran con láser", su primera novela y en "El desorden que dejas" nos vamos a encontrar una historia igual de bien escrita y tan visual como la anterior y es que, en mi opinión, cuando una novela está escrita por un guionista de televisión se nota, ya que se convierte en una historia que te engancha en el minuto uno y que no te suelta hasta el final, pero sobre todo en una novela llena de giros inesperados que hace que no puedas parar de leer en ningún momento. Una novela en la que no hay altibajos, en la que la tensión y el misterio se mantienen en el pico más alto de principio a fin.

En "El desorden que dejas" vamos a conocer a Raquel, o Quela como la llama su marido, una profesora que llega a Novariz, Orense, para cubrir el puesto de Viruca, la profesora de literatura, que, según dicen, se ha suicidado después del acoso que sufría por parte de los alumnos. Sin embargo, esto es algo que Raquel no descubrirá hasta el primer día de sus clases y que hará que tenga que utilizar todos sus recursos desde el primer momento para dejar claro a los alumnos que con ella no van a poder.

Raquel tardará poco en darse cuenta de que el camino no va a ser tan fácil como ella piensa. Más pronto que tarde empezará a recibir amenazas, chantajes, se dará cuenta de que saben de ella más que cualquier otra persona y que no van a dudar en usarlo contra ella si no cede ante sus exigencias.

Raquel no podrá pedir ayuda a su marido y de hecho tendrá que ocultarle parte del acoso que está sufriendo, por lo que la única ayuda que recibirá sera de Mauro, el viudo de Viruca. Mauro está convencido de que Viruca no se suicidó sino que la mataron pero la investigación está cerrada y todo el mundo cree que él está obsesionado con el tema. Será Raquel, cuando empiece a sufrir el acoso, la única que le escuchará y que le proporcionará el beneficio de la duda.

A Raquel no le quedará otro remedio, si no quiere que salga a la luz el material con el que la acosan ni quiere ceder al chantaje al que la someten, que empezar a investigar quienes son sus acosadores y para ello tendrá que indagar en lo que era la vida de Viruca, descubriendo que hay muchas cosas que Mauro no la cuenta, quién sabe si porque no sabe o porque él también tiene algo que ocultar.

Como habréis intuido de lo comentado hasta ahora, la absoluta protagonista de esta historia es Raquel, una persona segura de sí misma, valiente y que hará todo lo posible por sacar a la luz la verdad. Sin embargo, en esta historia casi todos los personajes tienen una importancia en la historia: ..., el marido de Raquel, la familia del marido de Raquel, Roi, Iago y Nerea, tres de los alumnos de su clase, la familia Acebedo... Todos estos personajes están perfectamente construidos y de algunos, como Iago o la propia Raquel, además, vamos a ver toda una evolución a lo largo de la historia llegando a entender sus comportamientos, por raros que sean en algunas ocasiones, y es que todo el mundo tiene algo que ocultar.

En cuanto a la manera de narrar, es una novela escrita en primera persona y, como he dicho al principio, muy visual, llena de diálogos y que conseguirá que tú mismo sientas la presión y dudes de todo el mundo, como lo hace la propia Raquel, hasta el final de la novela. 

Cabe destacar la inclusión y el tratamiento de muchos de los problemas actuales de la sociedad en la novela, como el acoso escolar, las drogas, la crisis que ha llevado a personas a situaciones y a actuar de manera extrema,  el abuso de poder por medio de la gente adinerada o "el problema" de que toda nuestra vida esté en la red.


No quiero acabar sin decir, que si la historia es buena y está tejida con absoluta maestría, haciendo que vayamos descubriendo las cosas a la vez que Raquel y dudando de todo y de todos como ella misma, el final el magistral. El autor no sólo ha conseguido un final coherente, ha conseguido un final en el que realmente el secreto que tienen que ocultar el o los que lo hacen es lo suficientemente poderoso como para montar todo el entramado que sucede a lo largo de la novela. Un final a la altura que explica todo lo que se ha ido quedando en el tintero, un final que te dejará con la boca abierta y que bien merecería una segunda lectura del libro para ir pillando todas las pistas que, estoy segura, el autor ha ido dejando a lo largo de la narración.


En conclusión, "El desorden que dejas" es totalmente merecedor del premio que ha ganado, un thriller del que no te podrás despegar, una historia maravillosamente tejida y un final excepcional.



FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

martes, 2 de agosto de 2016

TODO LO POSIBLE - CARMEN PACHECO



Este libro se publicó en abril y como tal llegó a nosotras sobre esa fecha. Sin embargo, quedó en la estantería y no fue hasta junio, cuando fuimos invitadas a un encuentro con la autora, cuando decirdirnos ponernos con él para saber algo de la autora y de la historia que había publicado cuando acudiéramos a la cita con ella.

Yo, lo primero que hice, antes incluso de empezar con la novela, fue investigar quién era esta autora de la que nunca había oído hablar y ahí fue cuando descubrí que ni era su primer libro, aunque sí su primera novela, ni era nueva en esto de escribir. Carmen Pacheco lleva años publicando en internet.

Una vez leídos algunos de los textos de su blog, todos curiosos y divertidos empecé con la lectura del libro en el que me he encontrado con este estilo y humor tan peculiar de su autora.

EL AUTOR



Esto es lo que la autora dice de ella misma en su blog: A lo largo de los años, he publicado artículos sobre los temas más diversos en muchos sitios. Aquí puedes ver los últimos artículos los escribí en Verne, de El País. Antes de eso escribí para Unfollow Magazine y la revista GQ, tuve un blog algo excéntrico en S Moda, y durante un año y medio estuve escribiendo todos los meses sobre ciencia ficción en la revista Redes para la Ciencia (todos los artículos aquí).


Mantengo el blog Observaciones en animación suspendida, y me esfuerzo en asimilar que llevo más de quince años publicando en internet.


Aquí podéis ver algunos de sus artículos con lo que yo la conocí.


EL ARGUMENTO

Blanca Cruz, una escritora de novelas vampírico-nórdicas, se encuentra estancada a la hora de empezar la cuarta entrega de una saga que le ha proporcionado gran éxito comercial, una fría acogida por parte de la crítica, pero sobre todo una profunda crisis personal. ¿Cuándo y cómo ha perdido la pasión y motivación que tenía para escribir? Por si no fuera suficiente, lleva unas semanas sospechando que su novio, Carlos, le está engañando con una amiga.El descubrimiento de unas cartas inéditas de Patricia King, una escritora de novelas de thriller desaparecida misteriosamente en los años treinta a bordo de un transatlántico, supondrá el inicio de una aventura que la llevará hasta Guatemala y la empujará a enfrentar sus miedos y a reconectar consigo misma.


MIS IMPRESIONES

En esta historia nos vamos a encontrar con Blanca Cruz, una escritora de éxito gracias a sus novelas sobre vampiros. A Blanca el éxito le llegó por sorpresa con la primera de sus novelas de este tipo y desde entonces, la editorial, ante el éxito de todo lo que publica de la saga, no hace más que instarla a que siga con este tipo de novelas. Sin embargo, a Blanca, que nunca le han convencido estas historias, cada vez le cuesta más seguir este camino. 

Lo primero que quiero decir de esta novela es que no os eche para atrás que la protagonista sea
escritora de novelas vampírico-nórdicas ya que esto sirve un poco para entender de alguna manera a la protagonista y su forma de actuar, pero es algo que se menciona en el libro si profundizar en ello y tampoco tiene una especial relevancia más allá que hablar un poco del mundo editorial. 

Blanca se encontrará por casualidad con unas cartas inéditas de una escritora de los años cincuenta y a partir de este descubrimiento, junto con la sospecha de que Carlos, su novio, la engaña, Blanca no duda en hacer un punto y aparte en su vida y poner rumbo a Guatemala para investigar que pasó con Patricia King, la escritora desaparecida que envía las cartas, y de la que no hay más que unas pocas novelas publicadas y perdiéndose después su pista para siempre. 

Como habréis intuido a estas alturas, en esta novela vamos a encontrar dos historias: por una parte la actual, la historia de Blanca, y por otra, la historia que se tiene lugar en los años cincuenta, la de Patricia King. 

El punto curioso de todo esto es que la historia de Patricia King la vamos a ir descubriendo poco a poco, al mismo tiempo que lo hace Blanca, puesto que esta historia la vamos a conocer a través de las cartas que Blanca va leyendo y que son las cartas que Patricia King dirige a su hermana mientras se encuentra en un crucero en el que se embarca, al igual que Blanca que se encuentra realizando un viaje para dar un cambio de rumbo a su vida y encontrar inspiración para nuevas historias a las que dar vida en sus novelas.

A mi personalmente, la parte que más me ha gustado es la de los años 50, la historia de Patricia King en el crucero, su encuentro con Linda Bloom y la historia que se teje desde que se conocen. También me parece que está muy bien urdida la historia por parte de la autora de manera que vamos reconociendo a Blanca, tanto en los comportamientos como en los hechos que le van pasando, en Patricia. Blanca, a medida que va conociendo más a Patricia, se va viendo identificada cada vez más en ella y tiene más y más ganas de saber qué pasó finalmente con su vida, lo que hará que ella misma al final, reconecte con sí misma y sea capaz de coger las riendas de su vida de nuevo. 

Las claras protagonistas de esta novela, son Patricia y Blanca pero no son los únicos personajes importantes. Patricia estará acompañada casi en todo momento de Linda Bloom a quien conocerá en el crucero y que tomará un papel fundamental en si historia. 

Por su parte, Blanca estará acompañada en este viaje por Roca, el ex de una de sus mejores amigas: Jana. Mientras que Blanca es una mujer pesimista, agobiada permanentemente, y tremendamente neurótica. en Roca vamos a encontrar un personaje enamorado de sí mismo, un hombre que es guapo y lo sabe y se aprovecha de ello, un personaje aparentemente insoportable y superficial pero que ayudará a Blanca, a veces casi obligándola, a sacar adelante ese viaje, aunque ella no quiera su compañía.

Como he dicho al principio, otro de los puntos que me ha gustado de esta novela es que he el estilo que utiliza la autora en sus textos de la red, ese humor fino y esas situaciones absurdas pero en las que te ves metido sin salida y en las que no sabes muy bien cómo has llegado a estar dentro de ellas.
encontrado en su escritura

Sí tengo que ponerle un pero, y es que llega un punto en la novela que Blanca es tremendamente cargante con su actitud negativa, pero es verdad que en ese momento es cuando la historia de Patricia King toma más protagonismo y cuando la aparición de Roca pone el contrapunto que contribuye a introducir un poco de humor al asunto. Y de eso esta novela tiene mucho, de humor. Patricia carga, sí, pero sus propias reflexiones son muy divertidas y las situaciones en las que se ve metida, que ella achacará a su mala suerte, son tan absurdas como probables y te sacarán más de una carcajada.

No quiero dejar de nombrar la portada de este libro, tremendamente acertada ya que TODO lo que en ella aparece tiene una relación directa con alguna parte del libro.

En definitiva, es una historia que me ha gustado, en la que están muy bien hiladas las dos historias, en las que encontraremos a unos protagonistas muy peculiares que no olvidaremos con facilidad.

Una historia sencilla de leer y perfecta para estos calurosos días de verano. Una novela en la que nosotros también querremos descubrir qué pasó con Patricia King.