Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta internacional. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta internacional. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de septiembre de 2016



Sí, de nuevo una novela negra, sí, de nuevo nórdica y sí, una vez más atrapa de principio a fin. Y es que no sabemos que tienen los nórdicos o las novelas negras o todo junto pero es un imán para nosotras y esta vez, de nuevo, no nos ha defraudado la lectura de la primera novela de la serie Bergman.

Siendo honesta, ésta es una de las novelas que habría dejado pasar, no porque no me llamara la atención, todas las novelas negras nos llaman en mayor o menor medida, sino porque teniendo que empezar a descartar por algún sitio había que hacerlo. Sin embargo, hay novelas que llaman a tu puerta y éste fue el caso de "Secretos imperfectos" cuando fuimos invitadas al encuentro para conocer a los autores. Nada menos que Hans Rosenfeldt y Michael Hjort, los guionistas de "The bridge", estaban aquí para promocionar esta primera entrega de lo que serán siete novelas y los íbamos a poder conocer y preguntarles todo lo que quisiéramos. El encuentro lo tenéis resumido para quién quiera leerlo pero..., después de acudir sólo teníamos ganas de ponernos con su lectura.

LOS AUTORES

Hans Rosenfeldt (1964). Guionista, actor y escritor, es conocido sobre todo por crear una de las series más famosas de los últimos años, The Bridge.

Tras plantearse hacer carrera en el baloncesto (dada su altura) y pasar por varios trabajos, decidió dedicarse a la actuación. Varios papeles en series de televisión y cinco años en la compañía Nacional de teatro de Gotemburgo después, cambió de oficio de nuevo, esta vez para convertirse en locutor de radio y presentador de televisión.

En 2006 una productora le contrató para la creación de una serie sobre crímenes ambientada en Suecia y Dinamarca. Así nació The Bridge (Bron), en antena desde 2011.


Michael Hjorth (1963). Director y guionista sueco nacido en la ciudad de Visby. En 1994 creó la serie de televisión Bert. Un año después escribió el guion de la película Bert, el último virgen junto a Anders Jacobsson. Desde entonces, ha participado en más de una decena de producciones como guionista o director (Svensson Svensson, Del okända o Steget efter, entre otras).

En 2010 debutó como novelista con un libro de novela negra escrito a su amigo Hans Rosenfeldt, también guionista de series y creador de la famosa The Bridge. Esta colaboración se ha extendido con varias continuaciones.

EL ARGUMENTO

Un joven de dieciséis años ha sido brutalmente asesinado. Un brillante equipo policial, dirigido por el experto criminólogo Torkel Höglund y el eminente psiquiatra criminal Sebastian Bergman, sigue la pista al asesino.

Todo son callejones sin salida y secretos por todas partes. Un misterio de difícil resolución y una trama adictiva hasta el insomnio.

MIS IMPRESIONES

Como sabéis, leemos mucha novela negra por lo que cada vez es más difícil que algo sorprenda. Esto no quiere decir que no leamos novelas negras que nos gustan mucho, que nos atrapan y sobre todo que entretienen y están bien construidas y narradas, pero es verdad que es cada vez más complicado ese factor sorpresa. Pues bien, "Secretos imperfectos" lo ha conseguido y es que su punto original respecto al resto es que en esta novela nos vamos a encontrar policías, claro, pero también, y como pieza clave, nos vamos a encontrar a Sebastian Bergman, un psiquiatra criminalista. 

Sebastian es egoísta, borde, prepotente, sólo mira por sus propios intereses y hará todo lo posible por meterse en la investigación pero no para ayudar a resolverla sino porque a él mismo le interesa estar dentro de la policía para conseguir algo en beneficio de sus propios intereses. Entonces... ¿Por qué Sebastian me ha conquistado? Porque es diferente, porque tiene buen fondo, porque necesitamos conocerlo para justificar que una persona que se comporta de esa manera con todo aquel que intenta ayudarle o interesarse por él, tiene que haberlo pasado muy mal para haber llegado a ese punto y todos queremos ayudar a alguien atormentado. 

Sebastian llega a Vasteras tras la muerte de su madre para cerrar la casa de su infancia a la que lleva años sin ir y así poner punto final a un capítulo de su vida. Sin embargo todo se torcerá cuando Sebastian encuentra unas cartas que le debían haber llegado hace muchos años. Sebastian descubrirá algo importante en esas cartas y querrá a toda costa encontrar a la remitente de las mismas. Por ello cuando en la casa de al lado aparece la policía para investigar el caso de un joven asesinado brutalmente, con su antiguo compañero Torkel al mando, no dudará en poner la mejor de sus intenciones para convencer a Torkel de que le dé una oportunidad y le deje participar en la investigación. Torkel aceptará, por los viejos tiempos, pero Sebastian no será acogido en el equipo con ningún entusiasmo y él mismo se encargará de echar más leña al fuego y hacer que ninguno de sus compañeros quiera trabajar con él, y es que a Sebastian no le interesa lo más mínimo la investigación, sino el acceso a datos que de otra manera no tendría.

Otro punto que me ha gustado mucho de Sebastian es tanto el dibujo como la evolución que vemos de este personaje en la novela. Conoceremos a un Sebastian insoportable, con muchos fantasmas del pasado y, aunque se nos cuentan muchos episodios de su pasado que nos hacen comprenderle un poco más, creo firmemente que aún nos queda mucho de Sebastian por saber, sobre todo en referencia a su infancia, hechos que expliquen qué le ha llevado a ser quién es y porqué se comporta como lo hace. Además, ya en algunas escenas, sobre todo hacia el final del libro, podemos vislumbrar al Sebastian tierno, el Sebastian que saca todo su potencial de psiquiatra para ayudar y comprender a los demás, a pesar de que es algo que no hace muy usualmente.

Como veréis me he centrado mucho en Sebastian y poco en el caso de la novela y es que esta es mi personalidad de Sebastian aunque no por ello es menos interesante.
impresión, el caso es importante, es lo principal de la novela, pero para mi ha quedado eclipsado por la

El comienzo del libro es impactante y hace que te pegues a sus páginas desde el minuto uno, un hombre diciendo que no es un asesino arrastra el cadáver de un joven para tirarlo a una ciénaga. Una serie de casualidades harán que no se empiece a investigar la desaparición de Roger Eriksson hasta tres días después de la llamada de su madre lo que hará que Kerstin Hanser, de la policía de Vasteras, crea conveniente llamar al grupo especializado de Homicidios formado por Torkel, Ursula, Vaja y Billy. Este equipo está especializado en este tipo de crímenes pero este se les antojará complicado.

Un crimen en el que lo que parecía inicialmente no es, una víctima no tiene casi amigos y por lo tanto es un desconocido para todos, y un entorno en el que todo el mundo tiene algo que ocultar.

Viviremos de la mano del equipo los avances que van haciendo, los distintos indicios que encuentran y que les llevan por los caminos más dispares y la manera de darse una y otra vez con un callejón sin salida a la vez que van apareciendo más víctimas. Un caso que estará lleno de giros inesperados tan reales como la vida misma y que nos llevará a un final que, para mi gusto, se ha quedado a un nivel más bajo que el resto de la historia pero un final, al fin y al cabo, lógico y coherente con el resto de la historia. No quiero decir con esto que no me haya gustado, pero el resto de la historia y de los hilos que se van tejiendo tienen un nivel muy muy alto, hay motivos muy poderosos para matar por lo que el verdadero motivo y el verdadero asesino me ha decepcionado un poco aunque no ha empañado para nada el resto de la historia.

Otro de los puntos que cabe destacar es la manera de narrar. Como guionistas que son (y que la novela estaba pensada para ser el guión de una serie) nos vamos a encontrar en una lectura totalmente visual y con una estructura que hace que cada poco tiempo, como si del final de un capítulo se tratara, tengamos una pequeña resolución de una pista, aunque sea fallida, para que posteriormente sigamos avanzando en la investigación por otro camino.

No quiero dejar de nombrar los temas que encontramos de trasfondo en la novela: el acoso escolar, las apariencias por encima de todo, la necesidad de ocultar la homosexualidad, las negligencias en la policía, la prensa que entorpece las investigaciones y los secretos que todos, en mayor o menor medida, guardamos.

En conclusión, es una novela que me ha encantado, enganchado de principio a fin, con unos giros que me han mantenido pegada a sus páginas y con la boca abierta de manera constante y, sobre todo, con un personaje que me ha enamorado por su incómoda personalidad: Sebastian. Un personaje que, después de la resolución del caso, nos dará una última sorpresa, una sorpresa que esta vez sí, no nos esperamos en ningún momento y que abre paso a la siguiente entrega.



FRAGMENTO

A este título le siguen:
- Crímenes duplicados
- Muertos prescindibles

lunes, 19 de septiembre de 2016



Cuando hace casi dos años leí Viajo sola de Samuel Borj, me quedé con ganas de más. Me gustó tanto la pareja de investigadores protagonistas que quería saber más de ellos, quería volver a encontrármelos. Así que cuando en el mes de julio recibí un aparatoso sobre que no esperaba con las galeradas de El búho se le abrieron unos ojos como los de este animal y busqué el hueco para reencontrarme con Mía y Holger.

Gracias a Suma de Letras por este regalo y la oportunidad de poder disfrutar de su lectura antes de que salieran las primeras opiniones de otros lectores, porque aunque la reseña esté publicada después de su fecha de salida a la venta está escrita con anterioridad.

EL AUTOR


Samuel Bjørk es el seudónimo del noruego Frode Sander Øien. Es novelista, autor de obras de teatro, cantante, ha expuesto obras de arte y ha traducido a Shakespeare. Escribió dos novelas de notable éxito, Pepsi Love (2001) y Speed for Breakfast (2009), pero el reconocimiento masivo le llegó con Viajo sola (Suma de Letras, 2014), bestseller en todos los países en los que se ha publicado y recibido con excelentes críticas. Vive y trabaja en Oslo.


ARGUMENTO

Una adolescente ha desaparecido del centro para jóvenes problemáticos en el que vivía y poco después es encontrada estrangulada en el bosque sobre un lecho de plumas en el centro de un círculo de velas. La unidad de homicidios de Oslo afronta la misión de averiguar lo sucedido y el veterano investigador Holger Munch se sumerge en el caso junto a la inspectora Mia Krüger, que lucha todavía contra sus tendencias suicidas y su adicción a las píldoras y el alcohol. Pero la investigación de lo que a primera vista es un espeluznante asesinato ritual no parece estar yendo a ninguna parte hasta que la unidad recibe nuevos indicios sobre los elementos encontrados en el lugar del crimen. Las plumas pertenecen a un búho... el pájaro de la muerte.

MIS IMPRESIONES

En El búho volvemos a encontrarnos con la pareja de investigadores protagonista de Viajo Sola, de la que ya en mi reseña de esa novela pedía la vuelta dado todo lo que me había gustado.

Mia Krüger parece que no se encuentra mucho mejor que la primera vez que Holger Munch fue a buscarla a Trøndelag, con motivo de la investigación de la niña que apareció colgada de un árbol con un cartel de "viajo sola" alrededor del cuello.

Cuando acabó la anterior investigación volvió a ser apartada del servicio. Sólo recuperaría su puesto tras tratamiento psicológico y que el terapeuta encargado de éste le diese el alta. Pero Mía sigue compartiendo su vida con sus demonios. No ha superado ciertos acontecimientos que sucedieron y que tienen mucho que ver con su hermana gemela, de la cual tampoco deja de escuchar su llamada, y, al mismo, tiempo cada vez le resulta más fácil sucumbir al cóctel de drogas y alcohol que poco a poco la destruye, algo que no está dispuesta a compartir con nadie y menos con el psicólogo que la trata.

Pero nuevamente Holger necesitará las capacidades y la ayuda de Mía para resolver un caso. Han encontrado a una joven con una peluca rubia, desnuda, sobre un lecho de plumas, dentro de un pentagrama de velas y en una posición un tanto extraña y forzada. Holger moverá cielo y tierra para que Mia pueda volver a formar parte de su equipo, precisa de las habilidades de esta investigadora y su intuición para resolver un caso que cada vez se irá complicando más.

Pero vayamos por partes.

El búho es la segunda entrega de la saga de los investigadores Krüger y Munch que se inició con Viajo sola. No haber leído el título anterior no supondrá ninguna dificultad para disfrutar de esta novela ya que el caso que ocupará a estos dos policías y su equipo, es totalmente independiente y los asuntos que conciernen a los protagonistas y personajes que poblaron las páginas de la anterior entrega y son relevantes o necesitamos conocer para tener un mejor mapa de esta novela, el autor nos los va suministrando.

El esquema de la novela es muy parecido al de la anterior. Al inicio nos presenta una historia que se ve interrumpida y que no sabemos muy bien como va a encajar con la historia y la investigación que tiene lugar, ya que en principio y a simple vista no hay ningún punto en común con ella.

Poco a poco Mia Krüger y Holder Munch se van adentrando en una investigación en la que darán muchos palos de ciego hasta que por fin, empiece a avanzar y todas las piezas encontren su lugar. El caso que nos propone Samuel Bjørk, al igual que en el caso de la anterior novela es espeluznante, interesante, está muy bien tejido, nos va llevando por un camino y otro al mismo tiempo que lo recorren los investigadores, y, como ellos, andaremos sumamente perdidos sobre el desenlace de la investigación que nos propone. Durante la narración hay varios giros inesperados, pero al final Bjørk logra un buen final, sin necesidad de sacarse conejos de la manga y es totalmente razonable.

Es cierto que al principio me costó meterme un poco en la historia, pero llegados a un punto tengo que reconocer que captó mi atención de tal manera lo que Samuel Bjørk me estaba contando, que me costaba dejar la lectura. Entré en el bucle de "un capítulo más y lo dejo" del que tantas veces somos víctimas.

Los personajes, como ya sucedió en la entrega anterior, están bien dibujados y como ya comenté en la reseña de Viajo sola me gustan, no se ajustan completamente al modelo que nos tienen acostumbrados otros títulos de "novela negra nórdica", lo cual supone un cambio que siempre se agradece.

Pero también es cierto que si leíste Viajo sola posiblemente os pase lo mismo que a mí, y es que, aun gustándome la novela y habiendo disfrutado con su lectura, es como si después de haber leído el título anterior, ésta se hubiese quedado un tanto "desleída" o "descafeinada". El impacto que nos produjeron los protagonistas, la estructura y la novela en sí en la anterior entrega (y alguna otra cosa que no voy a desvelar por motivos obvios), lo tendremos superado. Además, en las historias personales de Mia y Holger, vamos a encontrarnos, en cierto modo, más de lo mismo. Quizás el autor podría haber avanzado un poco más a la hora de volver a presentarnos a estos personajes. Sólo al final de la novela veremos que se abre una puerta, que podría augurar una evolución en estos personajes.

En conclusión, en El búho vamos a encontrar una novela muy entretenida cuya lectura se nos escapará entre las manos, aunque he echado de menos algo de innovación, ya que al repetirse mucho de lo que funcionó en Viajo sola, el impacto que me produjo esa lectura, en El búho ha sido menor. Samuel Bjørk nos vuelve a presentar un caso espeluznante en el que el mal campa a sus anchas y lo que nos relata en la novela nos pondrá los pelos de punta.

El búho es puro entretenimiento y aun con esos pequeños "peros" que le he puesto os aseguro que no os defraudará. No os quepa duda de que me ha gustado, tanto es así que no dudaré en seguir con esta saga de investigadores, ya que en la última página de la novela nos queda claro que esto continúa, que vamos a volver a encontrarnos con Mia Krüger y Holger Munch.


miércoles, 1 de junio de 2016



Ver Anthony Doerr en el catálogo de Suma de Letras hizo que se encendieran todas mis alarmas. Lo que no he sabido hasta después de empezar a leerlo es que esta novela era anterior a la que primero se publicó en España La luz que no puedes ver y que tanto me gustó. Quizás esto explique muchas cosas.

EL AUTOR

Anthony Doerr es autor de los libros de relatos Memory Wall y The Shell Collector, las memoriasFour Seasons in Rome y las novelas Sobre Grace (Suma de Letras, 2016) y La luz que no puedes ver (Suma de Letras, 2015). Esta última ha sido finalista del National Book Award y ganadora del Premio Pulitzer de Ficción 2015, y se ha convertido en un bestseller en todo el mundo, consiguiendo extraordinarias críticas. Las obras de Doerr han logrado numerosos premios más, entre ellos cuatro O. Henry Prizes, el Barnes & Noble Discover Prize, el Rome Prize, el New York Public Library's Young Lions Award, el National Magazine Award for Fiction, tres Pushcart Prizes, dos Pacific Northwest Book Awards, tres Ohioana Book Awards, el 2010 Story Prize, considerado el más prestigioso premio de Estados Unidos para un libro de relatos, y el Sunday Times EFG Short Story Award, el mayor premio del mundo concedido a un único relato. En 2007, la revista literaria británica Granta incluyó a Doerr en su lista de «Los 21 mejores novelistas estadounidenses». Vive en Boise, Idaho, con su mujer y sus dos hijos.

ARGUMENTO

Desde su niñez en Alaska, David Winkler ha vivido obsesionado por la nieve. Además, David tiene un don: a veces puede ver cosas antes de que ocurran. Sus premoniciones le permiten saber que un vecino será atropellado por el autobús o que se enamorará de una mujer en un supermercado. Pero cuando David sueña que su hija se va a ahogar en una inundación sin que él pueda salvarla, toda su vida se desmorona. Huir de su familia, de su casa y de su propio futuro parece el único modo de negar el sueño que lo atormenta.

Solo, sin medios y sin saber si su hija ha sobrevivido o si su mujer ha conseguido perdonarlo, David tendrá que comenzar una nueva vida. Hasta el día en que deba enfrentarse a la decisión de buscar a las personas que dejó atrás.

MIS IMPRESIONES

Después de el buen sabor de boca que me dejó La luz que no puedes ver no dudé un momento en leer esta novela, y su lectura no ha resultado lo que yo pensaba.

En Sobre Grace nos vamos a encontrar a David Winkler un hombre que desde su infancia tiene, en ocasiones, sueños premonitorios que van acompañados de episodios de sonambulismo, y que siempre se cumplen, acabando la mayoría de las veces con una muerte de alguien.

Aunque no todos sus sueños premonitorios acaban mal (también soñó cómo conoce a Sandy de la que se enamorará y con la que tendrá una hija), éstos terminan por hacer de David una persona extraña. 

Estos sueños y que los mismos se hagan realidad, marcan la vida de David, y según veremos acarrearán en él un sentido de culpa con el que no le es fácil cargar, tomando decisiones que posiblemente nos parezcan carentes de lógica, además de dejarse llevar por la situación, algo que en más de una ocasión no llegaremos a entender ni compartir.

Quizás la más importante de sus decisiones la tome cuando una noche sueña que su hija morirá ahogada y él será incapaz de salvarla, y ante ésto no se le ocurre una opción mejor que marcharse lejos de su familia para ver si de esta forma puede alterar el destino. Una reacción que muchos de nosotros en principio, hubiésemos  podido comprender y compartir. Lo que ya no es tan entendible es de la forma que lo hace, sin dejar una nota, sin decir que es lo que pasa y lo más importante sin dar señales de vida durante más de 25 años.

Pero no es David Winkler el único personaje de la novela que me ha desconcertado. Lo cierto es que no solo no he logrado empatizar con ellos, sino que no he sido capaz de sentir cierta cercanía, de que me inspiraran algo. Han sido unos personajes que me han dejado totalmente fría, cosa que no sucedió con los de su otra novela La luz que no puedes ver, y que tanto he añorado.

Y es que en Sobre Grace, desde las primeras páginas me he sentido pérdida, desubicada. No he logrado entender lo que el autor quería contarnos ni cómo quería hacerlo. Tampoco he logrado entender, como ya he dicho, a sus personajes. Ni a David, ni a Sandy, ni a otros que han ido apareciendo a lo largo de la novela.

Una novela cuya lectura me ha desilusionado sobremanera y no quiero decir que haya sido una novela mala o que estuviera mal escrita o mal documentada, que no es el caso. Simplemente creo que esta lectura no era para mi. A veces sucede.

Y no dejo de pensar que puede haber sido culpa mía sobre todo después de haber leído comentarios de esta novela en los que se decían cosas como: «Anthony Doerr ha escrito una historia hermosa y cautivadora. Una novela que logra ser inteligente sin ser pretenciosa, que se deleita con el simbolismo sin ser pesada en absoluto y que anima sin ser sentimental.», o algunas reseñas de otros lectores y blogs.

Lo que sí he encontrado en Sobre Grace es la bella prosa que me enamoró en La luz que no puedes ver, esa forma de escribir.

También hay que destacar las espléndidas descripciones que hace cuando habla de los cristales de nieve, de los paisajes o esos retazos del informe sobre los camarones que encontramos en el tercer libro, o cuando habla de los insectos; todas ellas detalladas, bellas e instructivas, y que se nota el autor ha disfrutado escribiendo aunque en algún caso, hubiese deseado más brevedad, pero he de reconocer que estos extremos no han sido bastante para conseguir que esta novela captase toda mi atención.

Quiero remarcar que todo lo expresado anteriormente no son más que mis impresiones y como os he dicho quizás sean fruto de que esta novela no va dirigida a mí, y como tal debéis tomarlo, por lo que os aconsejo que busquéis otras opiniones de personas que han disfrutado con esta lectura antes de dejaros influenciar por mi impresión.

Hemos leído del autor




FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

domingo, 15 de mayo de 2016



Hoy os traemos una vez más un encuentro con un autor, de hecho esta vez, con dos, y es que esta novela, de la que os traemos hoy el encuentro, está escrita a cuatro manos.

En este caso, además, el encuentro era especial por varios motivos: primero porque poníamos cara a uno de los contactos de Planeta con los que solemos hablar (¡¡gracias Anna!!), segundo porque era un encuentro con unos autores internacionales y nunca habíamos acudido a uno así, y tercero porque pudimos asistir en primicia ya que su libro, Secretos imperfectos, estaba recién publicado.

Fuimos citados en el Hotel Petit Palace Castellana con Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt que acaban de publicar Secretos imperfectos, la primera novela de las siete que conforman la serie Bergman. Quizá a alguno os suenen los nombres y es que son los creadores de la serie The bridge.

Aunque es su primera novela, ambos tienen una gran experiencia escribiendo otro tipo de géneros. Michael Hjorth es uno de los más famosos productores de cine y televisión de Suecia y un guionista muy reconocido. Por su parte, Hans Rosenfeldt es el principal guionista de Suecia y creador de la serie The bridge.

Lo primero que nos contaron es que se conocen desde hace más de 20 años pero que empezaron a trabajar juntos en 2008-2009 haciendo películas del conocido inspector de policía Kurt Wallander. 

El actor que interpretaba a este inspector en las películas, quería hacer otra cosa y ellos crearon para él a Sebastian Bergman y una serie sobre este personaje. Sin embargo, a la productora con la que suelen trabajar no le interesó este proyecto. Aún así, ellos creían en él y es por ello que cogieron el primer guión y lo convirtieron en una novela y así es como nació este primer libro.

Esta novela la podemos de calificar de negra sí, pero también de thriller. El personaje principal no es un policía sino un psicólogo forense ya que el actor para el que la estaban escribiendo no quería hacer de nuevo de policía, sin embargo, ellos querían mantener que fuera un thriller, es por ello que se les ocurrió que el personaje tenía que tener una profesión que estuviera relacionada con el género pero que no fuera necesariamente un policía. Además, querían crear un personaje que fuera totalmente opuesto a Wallander, por ello, decían, es casi imposible que Bergman te caiga bien, ya que es un personaje totalmente opuesto del amable y bondadoso Wallander.

De momento han escrito cinco libros y el año que viene saldrá el siguiente, sin embargo, en España. este es el primero que se publica y de momento se publicarán dos más: el segundo en Septiembre y el tercero en 2017.

Como no podía ser de otra manera, hablamos de las diferencias entre escribir un guión, género en el que ya están más que reconocidos ambos, con escribir una novela, formato en el que aún son "principiantes". Nos contaron, que lo bueno de la novela es que te puedes extender mucho más. La experiencia les ha gustado mucho porque a diferencia de lo que solían hacer (a partir de un libro crear un guión) en este caso han hecho el ejercicio contrario: a partir de un guión han construido una novela y les ha resultado muy divertido.

También les preguntamos porqué ese inicio de novela (la novela comienza con una persona arrastrando un cadáver y repitiéndose "yo no soy un asesino"). Nos dijeron que entienden la importancia de que el inicio sea impactante, que atrape al lector desde el primer momento y ésta les pareció una buena idea: una persona que se repite que no es un asesino pero sus hechos en ese momento demuestran lo contrario.

Como siempre que se da el caso, nos interesamos por la manera de conformar una historia a cuatro manos y en este caso, el cómo lo hacen nos dejó alucinados.

Nos contaron que la manera que tienen de trabajar ha ido cambiando a lo largo de las novelas. El punto que no ha cambiado es cómo trabajan la historia inicialmente: lo primero que hacen es se sientan y trazan el argumento de toda la historia casi capítulo a capítulo. Después, hacen los mismo con los personajes y ven dónde quieren meter cada acción. Finalmente es cuando empiezan a escribir y aquí empiezan las diferencias entre cada libro aunque la tónica común es que nunca lo hacen juntos. 

Para el primer libro lo que hacían a la hora de escribir era repartirse: cada uno veía lo que tocaba escribir (¡¡comunicándose incluso mediante post-it!!) y lo hacía en función de las bases que habían sentado previamente. Además nos contaron que muchas veces ni siquiera leían lo que había escrito el otro a no ser que fuera una acción muy relevante para seguir la historia, a veces incluso ni lo leían en este caso sino que se llamaban para contárselo y no contagiarse de lo que había escrito la otra persona.

En otro de los libros vieron que alguno de los personajes se le daba mejor a uno que a otro y lo que hicieron era escribir cada una las partes del personaje que se les daba mejor (Michael suele escibir más a Úrsula mientras que Hans suele escribir más a Billy), en cambio, otros personajes los comparten.

En otra ocasión, compartían todos los personajes pero en cambio se esforzaban por seguir la línea argumental del otro autor.

Una vez han terminado, se sientan y juntan los textos y en este caso también es muy importante la labor de editor que es quien se encarga de hacer "la limpia" para que quede un estilo uniforme y no se note el cambio de manos ya que tienen estilos muy diferentes escribiendo.

Dado que es una serie de siete libros les quisimos preguntar si todos los libros tenían una historia cerrada y nos dijeron que sí, que cada libro contiene un caso que se resuelve en el mismo, sin embargo, como en todas las series de libros, lo que continúa a lo largo de los libros es la historia de los protagonistas.

Siendo los autores nórdicos, les preguntamos si en Suecia sólo se escribe de crímenes. Nos contestaron que es algo que desembocó en todo el boom de este género. Después, vino una segunda oleada con la televisión y las series y el éxito de Stig Larsson.

También quisimos saber si ellos habían leído algo de novela negra española y nos confesaron que no, que con la gran cantidad de títulos nórdicos de este género que hay no suelen traducirse muchas novelas españolas a su lengua.

Por último, tan metidos como están en el mundo de la televisión, quisimos saber si han metido algún guiño de los personajes de sus series en los libros. Ellos nos confesaron que conscientemente no pero que dado que ha habido personajes que les han acompañado tanto tiempo siempre es inevitable que personalidades de alguno de ellos se haya introducido indirectamente en sus personajes de sus noelas o que algo que tuvieran en mente para alguna de la series, y que por cualquier causa no hubieran podido introducir entonces, sí podamos encontrarlos en las novelas que tienen ahora entre las manos.


Finalmente llegamos al momento de las fotos y dedicatorias y desde aquí tengo que agradecer lo amables que fueron y el empeño de la editorial en que este encuentro se realizara aunque fuera con traductor de por medio.

También agradecer la labor de la traductora que gracias a ella y la traducción simultánea tuvo lugar un encuentro totalmente fluido y perfectamente entendible.