Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta ficción histórica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ficción histórica. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de mayo de 2017

LO ÚLTIMO QUE VERÁN TUS OJOS - Isabel San Sebastián


Llevaba tiempo tras la pista de esta autora, cuyas novelas me llamaban sobremanera, pero por unas cosas u otras siempre se iban quedando por el camino. 

Cuando salió La mujer del diplomático me atrajo de manera especial y además eran muy buenos los comentarios que iba leyendo, por lo que estaba decidida a iniciarme por fin con ella. Pero ya se sabe que no siempre conseguimos llevar a buen puerto nuestros propósitos y otra vez se quedó en eso, un propósito. Por eso cuando vi que había sacado una nueva novela y además sobre uno de los temas que los que me seguís sabéis que siento debilidad, decidí de una vez por todas que esta era la novela con la que conocería la faceta de escritora de Isabel San Sebastián.

LA AUTORA

Isabel San Sebastián (Chile, 1959) es periodista todoterreno. Ha trabajado en prensa (ABC, El Mundo), radio (Ser, Onda Cero, RNE, Cope, ABC Punto Radio) y televisión (TVE, Antena 3, Telecinco, Telemadrid y 13TV), actividades a las que roba tiempo para dedicarse a su pasión de escribir. Autora de diversos ensayos, ha publicado en La Esfera de los Libros La visigoda (2007, Premio Ciudad de Cartagena), Astur (2008) e Imperator (2010). Sus dos últimas novelas, Un reino lejano (2012) y La mujer del diplomático (2014), se han publicado en Plaza & Janés. Todas ellas han gozado de gran éxito, superando los 300.000 ejemplares vendidos.


ARGUMENTO

La dignidad de un hombre se mide por cómo hace frente a la muerte.
Un valioso Greco del que no se tenía noticia sale a subasta en Nueva York. Carolina Valdés, sofisticada marchante de arte, recibe en su hotel la visita de Philip, un rudo taxista de Brooklyn, quien la embarca en una peligrosa aventura destinada a demostrar que el cuadro, robado por los nazis a su familia, le pertenece.
Arranca así una investigación trepidante que llevará a la extraña pareja desde la Budapest del Holocausto, donde el diplomático español Ángel Sanz Briz salvó a millares de judíos, hasta el Madrid de la Segunda Guerra Mundial, repleto de alemanes, con el salón de té Embassy convertido en epicentro del espionaje internacional.
Juntos harán frente a terribles secretos del pasado, mientras va creciendo entre ellos una intimidad capaz de vencer sus ancestrales prejuicios.

MIS IMPRESIONES

La novela comienza con un preludio, única parte de la novela que se desarrolla en el pasado (Budapest, 1944), en el que somos testigos de como un hombre de la Gestapo llega a casa de la familia Sofer y se empeña en tener una última conversación con Judah, único integrante de la familia que queda en el domicilio, delante de un cuadro del que se había encaprichado.



Tras este inicio, Isabel San Sebastián nos vuelve a traer al presente para contarnos una historia que me ha tenido cautivada de principio a fin, si bien el punto de partida de la historia para recuperar la propiedad del cuadro me pareció un poco traído por los pelos aunque no imposible, ya que no son pocas las veces que asistimos a situaciones en las que la realidad supera a la ficción.

El Wall Street Journal se hace eco de una importante subasta que va a tener lugar en la prestigiosa Christie's de un cuadro de El Greco desconocido hasta ahora, motivo por el cual Carolina Valdés se encuentra en esta ciudad, ya que es la encargada de certificar su autenticidad.

Lo que no se imaginaba Carolina, máxima autoridad mundial en El Greco, es que la llamada de un taxista judío que ha leído la noticia, a la puerta de la habitación del hotel en el que se encuentra, y que alega que el cuadro que se va a subastar le pertenece al haber sido en el pasado objeto de expolio por los nazis a su familia en Budapest, le iba a intrigar de tal manera que iba a terminar llevando a cabo no sólo una investigación sobre la propiedad real del cuadro, sino que se iba adentrar en los dolorosos secretos celosamente guardados por la familia del taxista.

Carolina y Philip son dos personas muy distintas, en su forma de ser, en su formación, en su manera de vivir, en su forma de ver la vida, en sus anhelos, pero algo tienen en común, los dos tratan de parapetarse tras un escudo para no mostrarse tal como son, además de compartir una historia familiar triste aunque ésta sea muy diferente. Eso sí, ninguno de estos extremos, aunque a veces no sea fácil, les impedirá unirse en una búsqueda que los llevará a viajar en el tiempo y en los sentimientos.

Tirando de los pocos datos de los que los protagonistas disponen, se irán viajando de Nueva York a Madrid, Toledo, Budapest, Londres y Boston para tratar de ir desentrañando una historia que les es esquiva pero que gracias a los recuerdos de algunas personas, la buena voluntad de otras y las ganas de saber y esclarecer podrán conocer finalmente lo que le ocurrió a la familia Sofer y como llegó el cuadro al actual propietario.

En cuando a la historia de la familia Sofer aunque vamos a conocer lo importante, muchas cosas no las vamos a conocer en profundidad quedándose, para mi gusto, "en el aire" y que creo que muy bien podrían dar para otra novela.

Isabel San Sebastián con la excusa del cuadro y del expolio nazi nos da a conocer una parte de nuestra historia en la que nos muestra las dos caras de una misma moneda. Cómo por un lado, hubo diplomáticos españoles cuya labor todavía no ha sido lo suficientemente reconocida, entre ellos el más conocido Ángel Sanz Briz aunque no fue el único, que unas veces sin pedir permiso y otras contraviniendo las órdenes de Franco salvaron a millares de judíos de perecer en los campos de concentración y el las cámaras de gas; mientras que por otro una vez perdida la guerra a muchos nazis no sólo se les facilitó el paso a otros países, sino que recalaron en España donde encontraron no sólo refugio sino también ayuda, reconocimiento y hasta llegaron a ocupar puestos importantes en la sociedad española, siempre con el beneplácito del Régimen.

Me ha encantado la forma en que la autora ha ido tirando del hilo, cómo se iban dando pasos que parecían no llevar a ninguna parte pero que poco a poco iban dando resultados, además de que me ha parecido muy interesante todos los hechos reales que en ella se narran.

En Lo último que verán tus ojos nos vamos a encontrar una novela en la que se mezclan muchos géneros: histórica, de aventuras, policíaca, de intriga, de acción, y también de amor. Sí amor, pero no temáis porque lejos de ser empalagosa, va a ser un amor que se cuece a fuego lento y no quita ni un ápice de protagonismo a la trama principal.

Os animo a que os adentréis en esta historia que te mantendrá pegado a sus páginas, que no decae en ningún momento, que está bellamente escrita, con unos personajes muy bien dibujados y más profundos de lo que a simple vista puede parecer, y con unas descripciones tanto de lugares como de épocas que te transportan. Y todo ello de una manera ágil, rápida, muy entretenida y con muchos datos históricos reales, pero integrados de tal manera en la historia que no pesan en la trama, son parte de ella.

ARGUMENTO


 

jueves, 4 de mayo de 2017

LA MENORAH DE PETRA - Carlos Díaz Domínguez




Hace tiempo leí A las ocho en el Novelty, novela con la que disfruté mucho, por eso cuando hace unos meses recibí un correo de Carlos Díaz Domínguez ofreciéndome su nueva novela, no me lo pensé dos veces y contesté que estaría encantada de leerla, aunque ya le avisé que andaba un poco liada y posiblemente no podría hacerlo enseguida.

Lo que no pensaba era que iba a tardar tanto en poder ponerme con ella, por eso desde aquí quiero pedirle perdón por la tardanza en la lectura.

EL AUTOR

Carlos Díaz Domínguez nace en Madrid en el año 1959. Es licenciado en Ciencias Económicas. Sus primeros pasos en la literatura los da escribiendo sus vivencias en los múltiples viajes que ha realizado, una de sus grandes pasiones junto al cine y al teatro.

En el año 2006 publica su primera novela, Los impares de Sagasta. También en ese año recibe un premio en el Certamen Internacional Camilo José Cela por su cuento Semíramis. En el año 2007 publica Los ascensores dormidos de La Habana, libro que ha sido reeditado; en  2009 y 2010 publica dos novelas cortas: Franco morirá en Rodalquilar y La pasmosa herencia de José Belmonte; en 2011 publicó con Ediciones B, Tres colores en Carinhall; en 2012 resulta seleccionado como uno de los finalistas en el 10º Certamen de relatos breves María Moliner con su escrito titulado "En una noche de tormenta"; en 2012 publica Lágrimas sobre Gibraltar, editada por Ediciones B y reimpresa en diciembre de 2012; en 2014 publica Un informe en Sevilla y En noches de luna llena, y  su quinta novela, A las ocho en el Novelty, también con Ediciones B.

En 2016 publica su primer libro de relatos Vagones en Prosa y el relato Blanco Yhasmina, este último dentro de un libro colectivo.

ARGUMENTO

En 1967 Araceli Artigas es seleccionada para formar parte de un grupo de arqueólogos que, financiados por la UNESCO, van a realizar la excavación más importante efectuada hasta la fecha en la ciudad jordana de Petra. 

A medida que transcurren los días la convivencia en el grupo de los investigadores elegidos se irá tensando a la vez que iremos conociendo su pasado, sus auténticas personalidades y las verdaderas razones que los han llevado a viajar a Oriente Próximo.

Pero ni Araceli ni el resto de sus compañeros saben que sus vidas están a punto de sufrir un trascendental giro: la Guerra de los Seis Días, la contienda que más ha marcado el conflicto árabe-israelí, está a punto de estallar.

MIS IMPRESIONES

La UNESCO por fin va a financiar un proyecto arqueológico en Petra tras el cual el Profesor Laurent Didot lleva muchos años. Pero aunque se trate de una labor cultural la que allí va a desarrollarse, a la hora de conformar el equipo, también van a jugar su baza otros aspectos que no deberían influir en la elección de sus miembros. Así pasan a formar parte de él la española Araceli Artigas; Giampiero Ferrini, sacerdote elegido por el Vaticano; y la Dra. Linda Coob que sustituye a la que inicialmente fue elegida para conformar el equipo, junto al Profesor Laurent Didot, Director del proyecto y al profesor Abdallah Obeidag, un jordano que nació en Palestina.

Yo dividiría esta novela en tres partes. En la primera parte de la novela, principalmente se nos va a dar a conocer cómo se pone en marcha el proyecto, vamos a asistir a la elección de los integrantes del mismo, y los iremos conociendo, en especial a la española Araceli Artigas, una arqueóloga de vocación, que además de ser profesora también ha intervenido en algunas excavaciones, la última de ellas en Segorbiga, lo que la convierte en la candidata perfecta para formar parte del equipo que irá a Petra.

La segunda parte de la novela nos llevará a Petra, a las excavaciones que estos arqueólogos van a llevar a cabo para intentar descubrir los tesoros que aquella joya esconde, sumergiéndonos en el ambiente de aquél lugar, en su silencio, en ese desierto que les rodea, en las relaciones entre los integrantes de la expedición, convirtiéndola, para mi gusto, en esta parte en una novela más  coral.

En la tercera parte es donde Araceli recobra totalmente el protagonismo de la novela, recayendo en ella todo el peso de la trama sobre todo en la recta final de la misma, donde la novela alcanza un ritmo trepidante hasta llegar a un final totalmente imprevisible.

Carlos Díaz Domínguez va a situar este proyecto arqueológico en un momento en que la zona era un verdadero polvorín, por lo que esta expedición no va a resultar una labor tranquila, ya que se desarrolla en los momentos previos, en el estallido y finalización de la Guerra de los Seis Días. Una guerra que no sólo afectará al excavación que se está llevando a cabo, sino también a parte de los integrantes de la misma, tanto a los profesores encargados de llevar a cabo el proyecto, como también de todos aquellos que en él trabajaban.

Carlos Díaz Domínguez a través de la trama de esta novela, en la que mezcla con habilidad realidad y ficción, nos va a convertir en espectadores de la confrontación entre los países árabes y los moradores del prácticamente recién estrenado territorio israelí, nos va a hacer partícipes de manera sencilla y amena de como se sienten los árabes en general, y los jordanos en particular, por ese territorio que entienden les ha sido usurpado e invadido por los israelís, por medio de una votación en la que nada han tenido que opinar y celebrada a miles de kilómetros de donde se encuentran.

Es palpable la documentación que el autor ha llevado a cabo, pero en ningún caso abruma con datos y hechos que lastren la narración.

El autor no duda en combinar personajes reales con ficticios, realizándolo con acierto, sin que resulte en ningún momento forzado o inverosímil. Así entre las páginas de la novela nos encontraremos a Golda Meir, al rey Husein I de Jordania. al presidente egipcio Gamal Abdel Nasser o los ministros españoles Lora-Tamayo o Fernando Castiella, entre otros.

Nos vamos a encontrar con unos personajes bien construidos, con realidades muy diferentes, con personalidades complejas, sobre todo en el caso de Araceli, una mujer que vemos evolucionar. Sin embargo no he podido terminar de conectar con la protagonista, no he podido llegar a entender algunas de sus decisiones.

Con un lenguaje claro y sencillo y a base de capítulos cortos en los que además vamos a ir cambiando de escenarios (Tel Aviv, Amman, Madrid, Washington, Petra, y Belén, entre otros), que darán todavía mayor agilidad a la narración, con una prosa sencilla y directa nos encontramos una novela con equilibrio entre narración y diálogos, gran riqueza descriptiva, cuyo ritmo narrativo se va acentuando según vamos llegando al final. Un final que sin duda sorprendente.


En resumen, en La Menorah de Petra vamos a encontrar una novela con intriga, misterio, historia y hasta algún toque de romance, en la que su autor valiéndose de una narración ágil y muy amena consigue una lectura que se nos quedará pegada a las manos, y en la que capítulo a capítulo caeremos en la trampa de ver como continúa el siguiente, sin poder soltar la novela hasta que lleguemos al final.


viernes, 7 de abril de 2017

LA RUEDA DEL OLVIDO - Care Ariño


Pese a que cuando llegó a mis manos por sorpresa su anterior libro El latido del tiempo tenía muchas ganas de leerlo, al final como sucede en más ocasiones de las que me gustaría, fue quedando a la espera ante otros títulos que iban llegando. Por eso, cuando vi que Cari Ariño volvía a publicar y su nueva novela tenía un título tan atractivo como La rueda del olvido y en su sinopsis vi que se trataba de una historia que tenía que ver con la Guerra Civil española, no lo dudé un momento y me hice con él.


LA AUTORA



Cari Ariño nació en 1958 en Maella, un pueblo aragonés fronterizo con Cataluña y bañado por el río Matarraña. Antes de estudiar Literatura Comparada, se formó leyendo a los clásicos modernos franceses, como Balzac y Flaubert. Actualmente compagina su trabajo de funcionaria en el Ayuntamiento de Barcelona con la literatura.




ARGUMENTO

La rueda del olvido es un emotivo relato cuyos protagonistas principales, Alicia y Bautista, buscan el equilibrio en sus vidas. El descubrimiento de un retrato en una novela de Isaac Asimov marcará el encuentro entre ellos.

A lo largo de sus páginas, el lector encontrará dos historias paralelas conectadas por el presente de Alicia, una joven que acaba de sufrir un profundo desengaño sentimental, y Bautista, un exiliado en Francia tras la guerra civil española que, contra su voluntad, rememora el pasado.

Como nexo entre ambos, un anarquista desaparecido, Biel y un amor en el horizonte, Julien.

El olvido y el dolor serán el cuchillo de hielo que apagará el fuego del amor.

Y la esperanza, una chispa remota que lucha por encender la llama.


MIS IMPRESIONES

Con todo a punto para la boda, Alicia recibe una llamada telefónica del hombre con el que comparte la vida hace años, mediante la cual le comunica que se encuentra en Nueva York, a miles de kilómetros, y que cancele todo, que no habrá boda.

Alicia es fotógrafa y lleva tiempo detrás de iniciar un proyecto fotográfico sobre el exilio español del treinta y nueve, sobre los miles de españoles que, como su abuelo a quien no conoció, se marcharon a Francia,  y en retomar ese proyecto que está en vía muerta encuentra la excusa perfecta para viajar a ese país y escapar de Barcelona, intentando afrontar de esta manera el desengaño que acaba de sufrir.

En una fiesta en casa de una de sus hermanas conoce a Julien, quien se ofrece a ponerla en contacto con su abuelo Baptiste, un español que se exilió en el 39, aunque advierte a Alicia que tendrá que andar con pies de plomo porque no le gusta hablar mucho del tema.

Con esta excusa Cari Ariño nos transportará a los prolegómenos de la Guerra Civil para presentarnos a Biel, un joven nacido en el campo y que cuando se traslada a Barcelona se empapa del ambiente revolucionario que se vive entonces en la ciudad, convirtiéndose en un anarquista, cuyo idealismo y búsqueda de un mundo más justo le llevan a anteponer su lucha por encima de su familia.

No es la primera novela que leo sobre la Guerra Civil ya que éstas suelen tener sobre mí una atracción especial, pero sí es la primera que leo en que los hechos se narran bajo este prisma. Cómo en los años anteriores a la Guerra un joven se va empapando de unas ideas, cómo pelea por ellas hasta verse envuelto en una guerra en la que se da cuenta que no todos luchan y ponen en peligro la vida de otros solamente por unos ideales, también lo hacen por otros motivos, entre ellos la lucha por el poder, y como aun estando en el mismo bando los anarquistas y los comunistas también son "enemigos". 

Una guerra en la que para sobrevivir se ve obligado a matar, en la que se juega el pellejo por defender lo que otros disponen cómodamente y a salvo desde la retaguardia o desde sus despachos para salvar sus privilegios, sin importarles el sufrimiento de la población civil que se ve invadida por un bando y después por el contrario con lo que ello significa para sus habitantes. Todo ésto para al final tener que huir de su país y dejar atrás su vida y a los que quiere. Y por si esto fuera poco ir a un lugar donde tampoco será libre.

En cuanto a los personajes la construcción que hace la autora de los mismos no me ha gustado en todos por igual, quizás porque Biel es un personaje bastante potente en el que además observamos una gran evolución, un personaje con muchas aristas, un personaje con el que en algunos momentos podemos estar o no de acuerdo, que se plantea y nos hace plantearnos muchos dilemas y que es capaz de eclipsar a otros, cómo a mi modo de ver pasa, sobre todo con los personajes que pasean por la época actual. Esto sucede en el caso de Alicia que aun teniendo un papel importante en la historia no puede compararse con la fuerza que tiene el de Biel.

Cari Ariño nos muestra unos personajes reales con sus conflictos, sus debilidades, movidos por su necesidad de sobrevivir aunque ello implique renuncia, engaño y olvido. Unos personajes que luchan contra ellos mismos, contra sus sentimientos y que se ven obligados a tomar decisiones que nunca hubiesen querido tomar, y a los que seguramente nos costará entender en algunos casos para luego llegar a comprenderlos, incluso hasta llegaremos a posicionarnos "de algún modo" de uno u otro lado para después, posiblemente, cambiar nuestra opinión. 

Durante la narración, presente y pasado se irán entrecruzando e iremos componiendo una historia de sufrimiento, de familias rotas, algunas de las cuales no volvieron a juntarse, hombres y mujeres que tuvieron que rehacer su vida encerrando su existencia anterior en el olvido, con engaños, y seremos testigos de lo difícil que fue para algunos no sólo la guerra sino también lo que vino después tanto para los que se fueron como para los que se quedaron.

Una trama en la que se irán acoplando los retazos de la narración para que lleguemos a tener una visión amplia de la historia de esta familia que se cimentó sobre el olvido y sobre el engaño, al principio pensando que era lo mejor en el momento político y social en el que se vivía, pero que se fue prolongando en el tiempo, tanto que ya ni se quería ni se sabía como salir de él.

La rueda del olvido es una novela de ágil lectura, entretenida y de la que seguro disfrutarás si te gusta el tema que toca, aunque he reconocer que a mí se me ha quedado algo corta la trama actual, me hubiese gustado que se hubiese profundizado más en el final de la misma, ya que me resultó algo precipitado.



lunes, 6 de marzo de 2017

AGUACERO - Luis Roso


Aguacero lleva unos meses en nuestras estanterías, concretamente desde que salió, pero ante la avalancha de reseñas tan positivas, decidí tomar distancia. Mis expectativas, aunque en este caso debo decir nuestras ya que las dos hemos leído la novela antes de escribir esta reseña, estaban tan altas que decidimos dejar pasar el tiempo y no coger esta novela con tanto ímpetu, y creo que acertamos al hacerlo.

EL AUTOR

Luis Roso (Moraleja, Cáceres, 1988) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Barcelona y posee un máster de Literatura Española e Hispanoamericana. Apasionado de la literatura, la historia, el cine y el deporte, actualmente trabaja como profesor de secundaria en la Comunidad de Madrid. Admira a Delibes, Cela, Ferlosio, Sender, Azorín, De la Serna, Aldecoa, Barea y Martín Santos. Aguacero es su primera novela.

ARGUMENTO

Año 1955. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña donde se está construyendo un pantano: dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangre fría. Un posible asesino en serie podría aterrorizar a la región mientras se desarrollan las obras. El asunto debe ser resuelto –y silenciado- cuanto antes.

Siguiendo los pasos de una investigación que destapará odios, secretos e intereses ocultos, el lector se traslada a una España en blanco y negro. De fondo, el rumor incesante de la lluvia que acompañará al protagonista en su viaje a un escenario rural, remoto, casi salvaje.

MIS IMPRESIONES

Ir con las expectativas muy altas con una novela puede llevar a que te lleves una gran desilusión y que ésta salga peor parada de lo que debe aun tratándose de una buena novela, por eso, a veces, es mejor dejar pasar un tiempo, como hicimos nosotras, y que toda la nebulosa de la que se la ha rodeado se haya ido diluyendo, aunque siempre te queda en el recuerdo. Pero dejemos esto para más adelante y lo comprenderéis mejor.

Ernesto Trevejo es designado por sus superiores para investigar "extraoficialmente", y siguiendo las directrices de las altas esferas, unos asesinatos que se han cometido en la sierra madrileña, entre los que se encuentran los de dos guardias civiles que además han sido torturados. Trevejo no entiende muy bien el porqué de esta decisión, máxime cuando él pertenece a la policía y el caso lo está llevando la Guardia Civil del lugar donde se han cometido los crímenes, y en aquellos tiempos la colaboración entre los dos cuerpos no era precisamente sencilla.

Y como se temía Trevejo, cuando llega al lugar de los hechos, aquellos que hasta el momento han llevado las investigaciones no ven con buenos ojos que alguien ajeno meta las narices, por lo que no se lo ponen nada fácil. Únicamente no sentirá esta animadversión por parte de Aparecido Gutiérrez, el joven Guardia Civil que pide le asignen como ayudante y que siente cierta fascinación por el inspector que han traído desde Madrid.

Son varios los puntos fuertes de esta novela. El primero de ellos es la ambientación tanto temporal como del lugar donde suceden los hechos.

Un autor de la edad de Luis Roso ha tenido que llevar a cabo una ardua labor de investigación  y documentación (seguramente hablar con gente que vivió en aquella época y leer mucho), para conseguir una ambientación sobre aquellos años tan fidedigna a la hora de narrar y mostrarnos la España de los años 50, una España llena de contrastes, donde los caciquismos, el favor a ciertos empresarios, la intromisión de la iglesia en todos los ámbitos sociales y los abusos de poder estaban a la orden del día. Una España además dividida, en la que eras afín al régimen o eras perseguido por "rojo", con una gran tasa de analfabetismo y con gran parte de la población viviendo muy precariamente.

Además Luis Roso utiliza algo tan, por decirlo de alguna manera, "corriente" en aquellos años como la construcción de un pantano en las cercanías de un pueblo para localizar su novela y mostrarnos así una situación gracias a la cual muchos empresarios afines al régimen se enriquecieron mientras que la mayoría de los que trabajaban en aquellas obras había abandonado su entorno en busca de una vida un poco mejor de la que tenían, aunque en realidad tampoco lo consiguieran, por un salario muy bajo y viviendo en condiciones muy precarias. Además la cercanía del pueblo donde se realiza la obra y la conexión de los escenarios con motivo de los asesinatos, consiguen que pueda ofrecernos una imagen social más completa de la época.

También es de destacar cómo el autor logra sumergirnos en un ambiente angustioso (¡que bien elegido el nombre de Las Angustias para el pueblo!), opresivo y gris gracias a esas descripciones del paisaje y de las condiciones atmosféricas que sufren los personajes y que resultan tan visuales, reflejo al mismo tiempo, de cómo era la vida de entonces.

Me ha gustado mucho esta pareja compuesta por Trevejo y Aparecido, una pareja con gran atractivo para la trama que nos propone Luis Roso y que muy bien podría ser protagonista de una serie, y que forman parte de un elenco de personajes creados con mucho cuidado y acierto.

Hay que reconocerle al autor una forma de escritura de calidad, con un agudo y sútil sentido del humor y una narración con unos diálogos excelentes que además dotan de agilidad a la novela, adecuando la forma de hablar a los personajes con habilidad.

Pero en cambio ha habido algo que no me ha terminado de convencer en esta novela para que fuera redonda debido a que tenía la idea de que era una novela más policíaca, y eso ha sido lo concerniente a la investigación. Lo cierto es que me esperaba una investigación al uso, donde poco a poco el que la lleva a cabo va tirando de la hebra hasta llegar a una resolución, a la vez el lector va enlazando ésto y aquéllo tratando de encontrar al culpable (lo llegue a conseguir o no), pero en esta novela no ha sido así, resultando algo totalmente secundario. Eso sí, hay que tener en cuenta que lo anterior es algo totalmente personal.

Sin negar que te encuentras con varios giros en la novela que te despistan y no sabes muy bien a quien achacar los crímenes, tampoco van a decirnos mucho las investigaciones de Trevejo, ya que tampoco investiga mucho, quizás porque tampoco le dejan, ya que le ponen muchos palos en el camino para que no lo haga, pero la sensación que me quedó al final es que si llega a descubrir lo que pasó en realidad es porque se lo dan en bandeja y no por su pericia a la hora de esclarecer el caso. Claro que esto es una opinión puramente personal.

Sin que esto último le quite valor a todo lo anteriormente comentado, tengo que decir que Aguacero es una novela que merece la pena ser leída, aunque no haya cumplido totalmente esas expectativas tan altas que había puesto en ella, y es que a veces tanto comentario muy favorable puede hacer estragos en una buena novela, una novela que quizás para mi no haya sido redonda pero que tiene calidad.

FICHA DEL LIBRO



viernes, 27 de enero de 2017

LA HIJA DE CAYETANA - Carmen Posadas


Mi última lectura de una novela de Carmen Posadas, El testigo invisible, me dejó muy buen sabor de boca, por eso en cuanto me llamó la atención esta bonita portada y vi en ella su nombre, no lo dudé un momento, quería leer La hija de Cayetana.

Si todo lo anterior no hubiera sido suficiente, la invitación y asistencia a un encuentro de la autora con blogueros para presentarnos la novela, supusieron un mayor acicate para su lectura.

LA AUTORA

Carmen Posadas (Montevideo 1953) reside en Madrid desde 1965, aunque pasó largas temporadas en Moscú, Buenos Aires y Londres, ciudades en las que su padre desempeñó cargos diplomáticos. 

Comenzó escribiendo para niños y en 1984 ganó el Premio del Ministerio de Cultura al mejor libro infantil de ese año. Es autora, además, de ensayos, guiones de cine y televisión, relatos y varias novelas, entre las que destaca Pequeñas infamias, galardonada con el Premio Planeta de 1998.

Sus libros han sido traducidos a veintitrés idiomas y se publican en más de cuarenta países. 


ARGUMENTO

Un episodio asombroso y olvidado protagonizado por una de las mujeres más célebres de nuestra Historia: Cayetana de Alba, la inolvidable musa de Goya. 

Excéntrica, caprichosa y libre, durante más de doscientos años su poder de seducción se ha mantenido inalterable. Sin embargo, pocos saben que la duquesa adoptó a una niña negra, María Luz, a quien quiso y educó como a una hija y a la que dejó parte de su fortuna. 

Carmen Posadas cuenta con mano maestra la peripecia de las dos madres: la adoptiva, con sus amores y dramas en la corte de Carlos IV, un auténtico nido de intrigas, y la de la biológica, Trinidad que, esclava en España, lucha por encontrar al bebé que le fue arrebatado al nacer.

MIS IMPRESIONES

En La hija de Cayetana Carmen Posadas se sirve de una sorprendente historia real poco o nada conocida, como es la adopción por la Duquesa de Alba de María de la Luz, su única hija, una niña de raza negra de la que no se sabe prácticamente nada, y cuya existencia es totalmente desconocida para la mayoría de nosotros.

Carmen Posadas nos va a trasladar a la España de finales del siglo XVIII y principios del XIX para, utilizando este hecho y apoyándose en una figura tan atractiva e importante como la Duquesa de Alba, recrear la vida de la corte de Carlos IV; al tiempo que de la mano de Trinidad, una esclava cubana madre biológica de María de la Luz, presentarnos la intrahistoria ordinaria  de la sociedad presentándonos así el cuadro de los distintos ambientes de la ésta y algunos de los hechos menos conocidos de nuestra historia.

Dos mujeres, una real y otra fruto de la imaginación de la autora, que conquistan al lector que no dudará en acompañarlas a lo largo de las páginas de esta novela.

Por un lado, está un personaje real como es Cayetana de Alba que Carmen Posadas nos muestra como una mujer que podía parecer superficial debido a la posición social que ocupaba, que además la hacía dueña de un gran poder, y su amistad con toreros y artistas. Una mujer caprichosa que no tenía muy buena fama, a la que se atribuyen múltiples amantes y que gracias al poder que ostentaba se sabía a salvo a la hora de saltarse algunos límites. Pero a la vez nos muestra una mujer generosa y con un gran corazón, una mujer que quizás se valía de lo que aparentaba ser para esconder la que en realidad era.

Luego está Trinidad, la madre biológica de María de la Luz, un personaje totalmente ficticio del que la autora se sirve, sobre todo, para introducirnos en el mundo de la esclavitud tanto en Latinoamérica como en España. Sirviéndose de este personaje, Carmen Posadas nos da a conocer cómo en la costa occidental de África eran apresados para esclavizarlos, jóvenes de unos trece años porque eran más fáciles de "domesticar", que las mujeres tenían más valor porque durante el trayecto eran violadas y al quedar embarazadas no sólo su hijo pasaba a engrosar el número de esclavos sino que además ella podía ser utilizada como ama de cría o cómo en el continente Europeo podía llegar a considerarse objeto de lujo un negro vestido con librea o una doncella mulata vestida a la criolla. Un tema, el de la esclavitud en España, que se ha obviado de tal manera que es prácticamente desconocido, pero cuyo resultado es que hubo un tiempo que en una ciudad como Sevilla la población negra llegó a suponer un 10% de la población.

También tenemos a María de la Luz, la que podríamos decir que es la tercera protagonista ya que al ser el nexo de unión de estas dos mujeres tiene una gran importancia en la novela, aunque sea la que menos páginas acapare del trío. María de la Luz es la hija adoptiva de Cayetana y biológica de Trinidad, un personaje real pero del que nada se sabe ya que prácticamente no hay documentación sobre ella. Una niña que cuando crece empieza a moverse entre dos mundos,  con una cuidada educación y una vida como corresponde a la hija de una Duquesa a la vez que se hace preguntas sobre su verdadera madre y sus orígenes e intenta buscar su lugar.

Una historia en la que, girando en torno a estas tres mujeres, la realidad y la ficción se dan la mano de una manera asombrosa, sin que nada esté fuera de lugar, conformando ambas una novela por la que de forma natural desfila no sólo la nobleza de la época, sino también personajes importantes de la vida cultural, artística y política de España, Por las páginas de esta novela se van a pasear el duque de Medina Sidónea (marido de Cayetana), la duquesa de Osuna, Francisco de Goya, Manuel Godoy, Moratín, o la Tirana, entre otros, mezclándose con personajes imaginarios que podrían perfectamente pasar por reales, gracias a los cuales Carmen Posadas nos muestra una imagen fiel de la vida cotidiana y de las rencillas políticas y sociales de la época.

Los personajes que nos trae Carmen Posadas, tanto los reales como los ficticios, están muy bien dibujados y disfrutaremos con ellos. Nos sólo las protagonistas están trazadas con mimo, también los secundarios. Personajes como Lucila, Amaranta, Greta von Hoborn, Hermógenes Pavía y Caragatos, entre otros, son dignos de ser mencionados.

La prosa de Carmen Posada es sencilla, elegante, cuidada, fluida, con unas descripciones gracias a las cuales construye una magnífica ambientación pero que no impiden una fácil lectura consiguiendo que el lector lea con interés. Durante la narración podemos disfrutar de la ironía y del sentido del humor de la autora en múltiples escenas, sobre todo las que tienen que ver con la primero Princesa de Asturias y después reina María Luisa de Parma (la Parmesana).

Además, vamos a conocer conocer el sentido a muchas expresiones que se utilizan: niño de fortuna, matrimonio de mano izquierda, cafeolé, entre otros;  y conocer algunas curiosidades de la época, como el personaje del cortejo, los anuncios que se ponían en los periódicos anunciando la venta de esclavos junto con los de venta de animales, la utilización del francés en la Corte ya que quien no lo hablaba era un don nadie, la confección y utilización de la dentadura postiza, el nacimiento de sándwich, o las experiencias rousseaunianas con la Corte de los Milagros como ejemplo.

Quienes hayáis llegado hasta aquí os habréis dado cuenta que he disfrutado y mucho de esta novela, por lo que cuenta y por cómo lo cuenta. He disfrutado de esta estupenda historia que me ha proporcionado unas cuantas horas de buena lectura a la vez que me ha hecho recordar cosas que sabía y me ha enseñado otras que no. Yo desde luego, os la recomiendo.


lunes, 23 de enero de 2017

EL CIELO EN LA TIERRA - NEREA DE CARRERAS


Hoy os traemos una novela que me ha gustado mucho pero sobre todo con la que he aprendido y ha despertado mi interés por temas históricos que desconocía.

Quiénes me conocéis sabéis que yo (Bea) no soy dada a la lectura de novelas históricas y que cuando lo hago es, sobre todo, en períodos de vacaciones para coger libros más de más extensión y con los que pueda comprender un poco más los contextos. Sin embargo, en este caso esta lectura me llamó la atención por su portada y, cuando vi que sin ser histórica sí que tenía un contexto histórico y no era demasiado larga decidí animarme con ella.

LA AUTORA


Nerea de Carreras es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona y máster por el Instituto de Empresa de Madrid. Tras realizar un curso en el IBFD de Ámsterdam se especializó en derecho internacional y compagina su profesión con su pasión por la lectura y la escritura. Escribe novela, relato y poesía.

El cielo en la tierra es su primera novela publicada.

SINOPSIS
Hija de un destacado diplomático e intelectual, Julia —a quien todos llaman Julieta— ha crecido en París, Ginebra y Nueva York. Cuando llega a Madrid durante la Segunda República y conoce a mujeres como Victoria Kent o Zenobia Camprubí, comienza a pensar de otra forma en su futuro. También se enamora perdidamente de Miguel Ángel, alumno de la Residencia de Estudiantes y comunista convencido.

El estallido de la Guerra Civil obligará a Julieta a huir precipitadamente con su familia al extranjero, sin poder despedirse de su primer amor. Traductora de la BBC durante la Segunda Guerra Mundial, profesora universitaria en Oxford... La protagonista irá viviendo distintas experiencias mientras intenta averiguar qué ha ocurrido con Miguel Ángel. ¿Ha fallecido en el frente? ¿Dónde está enterrado?


A través de su trabajo como historiadora, descubrirá la fascinante historia de Catalina la Grande: exiliada igual que ella, obligada a luchar también en un mundo de hombres y movida siempre por la pasión. Se establecerá así un paralelismo entre estas dos mujeres que, a pesar de todas las dificultades, no dejan jamás de buscar su «cielo en la tierra».

MIS IMPRESIONES

Como os he dicho al principio, no soy muy dada a las lecturas históricas, normalmente me pierdo mucho en ellas por desconocimiento de ciertos hechos, aunque me gusta aprender con ellas. Esto es lo que me ha sucedido con esta novela en la que, además de situarse en varios contextos históricos no demasiados lejanos a nuestra época actual, el personaje principal está basado en una persona real: Isabel de Madariaga.

Yo personalmente no sabía quién era y a raíz de este libro se me despertaron las ganas de investigar un poco más acerca de esta mujer que tanto hizo porque se supiera la verdadera historia de Catalina la Grande (que tanto hizo por su país pero de la que lo que trascendió, en mayor medida, fueron sus numerosos amantes). La propia autora al final de la novela confiesa que uno de los propósitos de esta novela es despertar el interés en Isabel de Madariaga, una mujer que pasó desapercibida en la historia de nuestro país y que, en cambio, tanto nos aportó, deseando que en un futuro se la pueda hacer un homenaje en España por su trabajo, como ella misma se lo hace al personaje de su novela, reconocimiento que sí que ha recibido por parte de otros países.


"El cielo en la tierra" nos narra la vida de Lady Julieta, personaje basado en Isabel de Madariga (lo que no quiere decir que todo lo que acontece en esta novela sea cierto), desde su infancia hasta la época actual ya que lo primero que sabremos de ella es que a sus 84 años ha vuelto a su Londres natal acompañada de Margaret, su criada, ahora ya amiga, de toda la vida y que está recibiendo la visita de Susana. Susana es una historiadora que está llevando ha llevado a cabo un estudio sobre Lady Julieta y quien ha ido a llevarla personalmente la invitación para el homenaje que la van a hacer en España por su trabajo y aportación realizada a la historia que ahora descansa en los archivos de la Biblioteca Nacional de Madrid. Susana es un personaje real ya que Susana Torres Prieto es la historiadora que se encargó de llevar la biblioteca y los archivos de Isabel de Madariaga a la Biblioteca Nacional para su conservación.

Mediante la conversación de Susana con Julieta iremos viajando al pasado y viviendo de la mano de Julia los acontecimientos en primera persona. Así viviremos el traslado de familia de Julia de Londres a Madrid donde su padre, diplomático, ha sido nombrado embajador de España y donde va a trabajar en favor del asentamiento de la II República. En Madrid será donde Julia se enamore por primera vez y donde viva la época más feliz de su vida, la época que más la marcará y en la que más aprenderá durante los dos años que vivirá allí. Durante esa época y gracias a su condición social la veremos, tanto a ella como a su hermana, codearse con la gente más influyente de la época: Ortega y Gasset, Loca, Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí, Victoria Kent, Gregorio Marañón... Esto es algo con lo que he disfrutado mucho ya que me ha valido para conectar en una misma época personajes de la historia que hemos estudiado por separado pero de los que poco más sabemos. Saber de la existencia del instituto escuela, de las reuniones que allí se celebraban, de la manera que allí las mujeres intentaban luchar por su lugar en el mundo, por el inicio de una igualdad que empezaba a aflorar pero de la que aún muy pocas personas eran capaces de abogar por ella.

A partir de ahí viajaremos de nuevo a Londres, hacia donde tendrán que partir con lo puesto con el estallido de la Guerra Civil española dejando aquí todo lo que tienen pero sobre todo dejando sus corazones ya que tanto Helena, la hermana de Julia, como Julia dejarán Madrid profundamente enamoradas de Miguel Ángel y Manuel respectivamente. Tendrán que abandonarlo a toda prisa sin ni siquiera despedirse de ellos ni de ninguna de sus amigas, personas a las que no volverán a ver en muchos años o incluso nunca.


Julia nunca volverá a ser la misma, vivirá con la duda constante de si Miguel Ángel murió en el frente ante la falta de noticias de él, y se centrará en el estudio de Catalina la Grande para dar un sentido a su vida. También seguirá estudiando para poder seguir la lucha por esa República que ya defendía su padre haciéndonos ver que no todos los que luchaban dentro de ella tenían los mismos ideales ni las mismas motivaciones. Esto es otra cosa que he descubierto con esta novela: siempre hemos estudiado la República desde un punto de vista concreto y esta novela nos ofrece uno diferente, un punto de vista en el que no todos los que están dentro de ella o luchaban por ella tenían la misma visión habiendo en muchas ocasiones disputas internas entre altos mandos por lo que es mejor o lo que es más justo para todos en contra de otros que simplemente ansiaban el poder.

Después viviremos el estallido de la Guerra Mundial y cómo ella, residente en Londres, tuvo que exiliarse a Oxford a terminar sus estudios. Reviviremos de su mano esa época truculenta en la que cualquiera era candidato a convertirse en espía para su país, una época en la que todo el mundo tenía algo que esconder.

Tengo que decir que la novela me cautivó en seguida, por lo que estaba aprendiendo, por la claridad con la que lo explicaba totalmente integrada con la historia, sin que pareciera una clase magistral sino a través de la vida de Julia y de lo que a ella misma la va sucediendo, las contradicciones en las que ella misma va cayendo según va conociendo a unas u otras personas y que hacen que nosotros mismos podamos ver la historia desde las distintas perspectivas conociendo que, como siempre, ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos, solamente son personas que luchan por unos ideales con los que han crecido. Esto se expresa muy bien a través de Julia, cuyo padre es diplomático y que lucha por la República lo que hace que Julia crea firmemente en este sistema, y Miguel Ángel, del que está profundamente enamorada, es comunista.

Sin embargo, sí que tengo que poner un pero y es que todo lo que me gustó el principio de la novela se va desinflando poco a poco, me explico: creo que el principio está muy bien explicado y es la parte más extensa del libro y quizá en la que suceden más cosas (a pesar de ser solo dos años de la vida de Julia), y después, el resto de la novela, son retazos de la vida de Julia según los recuerdos de preguntas concretas que la va haciendo Susana en la época actual. Esto hace que el resto de la vida de Julia se nos cuente de manera un poco esquemática: sabemos qué es de su vida, los lugares por los que va pasando, situaciones sentimentales, trabajos que va desarrollando y un poco cómo se siente en cada momento pero el relato de cada época es mucho más corto con saltos, además, muy grandes entre una época y otra. Entiendo que si el resto de la vida de Julia hubiera estado desarrollada con la misma extensión que su juventud hubiera sido un libro mucho más largo pero sí me he quedado con la sensación de querer saber más de esos otros pasajes de su vida en los que ya es adulta y en los que la van pasando también cosas muy interesantes, por lo que nos cuenta, que podrían haber dado mucho más de sí.

En conclusión, es una novela con la que he disfrutado y he aprendido mucho, en la que me ha gustado encontrarme con personas que había estudiado en el colegio y que vagaban por mi mente sin ningún orden, saber cómo se desarrollaba la vida en distintas épocas y también según los distintos niveles sociales o la situación de las diferentes familias pero con la que me he quedado con las ganas de saber más. Eso sí, saber que está basada en una persona real nos da pie a seguir buscando información sobre ella y saber, esta vez de verdad, cómo fue la vida de la Isabel de Madariaga. En definitiva, un recorrido por la historia europea del siglo XX.

lunes, 16 de enero de 2017

LA NOVENA - Marcela Serrano


Los que me seguís sabéis que no es fácil encontrarme con novelas de autores hispanoamericanos entre las manos. Aunque compartimos idioma, a veces estas lecturas requieren, para mí, una concentración especial que en mis lugares habituales de lectura no consigo, pero fue tanta la insistencia de quien me recomendaba La novena que terminó por convencerme.

LA AUTORA

Marcela Serrano nació en Santiago de Chile en 1951. Hija de la novelista Elisa Pérez Walker y del ensayista Horacio Serrano. Ha estado siempre comprometida con la realidad política de su país, siendo militante de la izquierda, y es defensora de las reivindicaciones feministas porque, como ella misma afirma, definirse feminista es definirse ser humano. Tras el golpe de estado se exilió en Roma, donde trabajó para los viveros municipales durante un tiempo.

Regresó a Chile en 1977, entrando en contacto con grupos artísticos; a principios de los ochenta montó su primera exposición. Se licenció en grabado en la Universidad Católica entre 1976 y 1983, y trabajó en diversos ámbitos de las artes visuales, ganando un premio del Museo de Bellas Artes por un trabajo acerca de las mujeres del sur de Chile.

Aunque empezó a escribir a edad muy temprana, no publicó su primera novela, Nosotras que nos queremos tanto, hasta 1991 (Premio Sor Juana Inés de la Cruz, 1994 y Premio de la Feria del Libro de Guadalajara (México). Dos años más tarde publica Para que no me olvides,  (Premio Municipal de Literatura, en Santiago de Chile, 1994). Escribe su tercera novela, Antigua vida mía (1995), en Guatemala. Le sigue El albergue de la mujeres tristes (1997). En 1999 la novela negra Nuestra señora de la soledad. Su incursión en la literatura infantil, llegó de su mano y de la su hija Margarita Maira: El cristal de miedo.

Tras varios años sin publicar, La Llorona ve la luz en 2008.

ARGUMENTO

Producto de un accidente absurdo Miguel Flores, un estudiante universitario, es detenido en una protesta contra la dictadura de Pinochet. Tras unos días en el calabozo del cuartel policial es enviado a una zona agrícola cercana a la capital, pero aislada de toda actividad política.

Sin recursos y obligado a firmar a diario en el retén de Carabineros, sus días transcurren en soledad y con el mínimo para subsistir. Su presencia genera temor u odio entre los lugareños, salvo en Amelia, una mujer de mediana edad, viuda y dueña del fundo La Novena. Ella acoge al relegado, le abre las puertas de su casa y con ello las de un mundo cultural y social que representa todo lo que Miguel más detesta.

Poco a poco la relación entre ellos hace que él cuestione sus prejuicios, en tanto que sus sentimientos pasan del profundo deseo de odiarla a una atracción y un vínculo permanente. Pero el azar y la actividad política de Miguel provocarán un giro en extremo, doloroso e irreparable para ambos.

MIS IMPRESIONES

La mayor parte de La novena se desarrolla durante la dictadura de Pinochet. Aunque no únicamente ni será este su punto de partida. Un inicio en el que nos encontraremos a su protagonista, Miguel, preparándose cuidadosamente para asistir a un funeral. ¿De quién ese funeral? ¿Por qué tanto esmero? ¿Tanto cuidado? 

Un comienzo que poco nos va a anticipar de lo que encontraremos después, ya que enseguida vamos a retroceder unos cuantos años para encontrarnos con un Miguel que es detenido durante una protesta contra la dictadura de Pinochet y cuyo castigo será la relegación.

La relegación fue uno de los métodos de represalia más crueles que se utilizaron durante la dictadura y que consistía en enviar al detenido "con lo puesto" y sin dinero, a sitios inhóspitos, de difícil acceso y lejos de su lugar de origen en el que sólo disponían para vivir de un chamizo con un camastro, una bombilla de pequeño voltaje y poco más, teniendo que buscarse la vida en el más amplio sentido de la palabra, en un ambiente casi siempre hostil y con pocos recursos, en el que los habitantes más próximos les mostraban su rechazo y desconfianza; y además teniendo que desplazarse varios kilómetros todos los días, en ocasiones varias veces, para firmar ante los Carabineros en el libro de firmas, sin importar cómo ni de qué manera, hiciera un sol abrasador o cayera una lluvia torrencial. 

Un método de represalia o castigo sumamente cruel y seguramente mucho peor que la cárcel en muchos casos, que de no haber sido por esta novela quizás nunca habría conocido.

Miguel es un joven de clase modesta, hijo de un almacenero, que para que Miguel estudiase ha tenido que hacer muchos sacrificios además de criarlo sólo.

Cerca del lugar donde Miguel es relegado se encuentra el fundo de Amelia, una viuda de edad madura, que suele vivir allí la mayor parte de su tiempo huyendo de todo lo que envuelve la vida de la ciudad. En su fundo es donde Amelia está cómoda, vive como desea, con sus libros, sus recuerdos, con las cosas que ama y con ese atardecer del que disfruta mirando los cerros y a los pájaros que van a acostarse mientras se toma una copa de vino y da las gracias.

Nada de lo que pasa por la zona escapa de su conocimiento y, como no puede ser de otra forma, tampoco la llegada de este relegado. Pero Amelia, pese a su posición, no es como los demás vecinos de la zona, pronto se conocerán y, aunque en un principio Miguel no tiene muy buena opinión de ella ésta irá cambiando poco a poco y se establecerá entre ellos una relación en la que se irán conociendo despacio mientras Amelia le contagiará su amor por la literatura, le ilustrará, le mostrará el camino para que vaya abriendo su mente con sus charlas, a la vez que le irá contando su vida que no siempre ha sido fácil. 

Tengo que reconocer que me costó hacerme con la novela. Como he dicho no me resulta fácil adaptarme al lenguaje de la mayoría de los escritores hispanoamericanos aunque poco a poco me fui adaptando, por lo que la lectura no fue precisamente ágil y no facilitaba que me enganchara a la novela, algo que a partir de cierto punto, coincidiendo con el momento en que todo da un giro que no podía sospechar y se precipitan los acontecimientos cambió mi lectura.

Aunque en un primer momento pensemos que en La novena, Miguel va a ser el protagonista, pronto nos daremos cuenta que no va a ser así, o por lo menos que no va a ser el único, ya que las mujeres Sybil y Mel, prima y nieta de Amelia, y sobre todo esta última son las verdaderas protagonistas. Unas mujeres cultas, fuertes, seguras de sí mismas, decididas, valientes.

No cabe duda de que en lo que se nos cuenta en esta novela tiene gran peso la dictadura de Pinochet, ya que lo que sucede en La novena está marcado por ella, y seguro que nos hará recapacitar sobre esas formas de privación de la libertad que puedan no parecerlo, de esas crueldades que a simple vista no lo aparentan, pero también llevará a una reflexión sobre la traición, el amor, la redención o el perdón, pero no sólo hacia los demás, sino también hacia nosotros mismos.

En La novena me he encontrado una historia narrada en dos planos temporales (presente y pasado), con tres partes muy diferenciadas en las que nos encontremos un continuo halo de misterio, unos personajes fuertes, con muchos matices y bien definidos. Pero también es una historia de dolor, el dolor de una época de la vida de Marcela Serrano que traspasa las páginas de esta novela.

Si tuviese que ponerle un "pero" (aparte de que me costara el principio y coger el ritmo a la novela) sería el final. Es como si después de toda la explosión de la historia el final se volviese algo falto de ritmo y hasta predecible. Pero como siempre os digo esta es una impresión puramente personal, por lo que os animo a que busquéis otras opiniones para tener una opinión más amplia de esta novela.









jueves, 12 de enero de 2017

COMO ARENA ENTRE TUS DEDOS - Gadea Fitera


Cuando el tiempo no te da para más y tienes más lecturas pendientes de las que puedes atender, pasas un poco por encima cuando te van llegando los boletines de novedades, pero como ya he dicho en alguna ocasión a veces los libros nos buscan y eso es algo que me ha vuelto a pasar con esta novela.

Indudablemente que esta preciosa portada ya había llamado mi atención, pero si además recibes un mail ofreciéndote asistir a un encuentro (al que desgraciadamente no pudimos ir), acompañado de una sinopsis como la de esta novela, a la que es difícil resistirse, tienes la certeza de que esas páginas están destinadas a que las leas.

LA AUTORA


Gadea Fitera nació en Valencia y, tras licenciarse en Derecho y acabar un máster en Comunicación, trabajó como articulista para el periódico Las Provincias. Actualmente escribe un blog para el diario El Mundo llamado «Diario de una madre inexperta».

Ávida lectora, sus vicios conocidos son su familia, cocinar, el cine y viajar. Esta es la primera novela que publica.



ARGUMENTO

Margarita Ruiz de Lihory era una joven y bella aristócrata que decidió ser libre. En una época, los años veinte, en la que ser mujer significaba estar atada a duros convencionalismos sociales, ella se saltó las normas y disfrutó de una vida apasionante llena de intrigas y aventuras. Espía, pintora, empresaria..., triunfó en todo lo que hizo y consiguió poner el mundo a sus pies. De las arenas del Rif al palacio presidencial de México, de las calles de La Habana a la élite social de Boston, Margarita conocerá el amor de los hombres más poderosos y vivirá dos guerras que cambiarán el rumbo de su vida.

MIS IMPRESIONES

Como arena entre tus dedos es la primera novela publicada de Gadea Fitera, aunque no es la primera que escribe. La primera aguarda en un cajón, aunque hace unos años fue presentada a los Premios Planeta situándose entre las 10 finalistas, y todavía no ha visto la luz.

Después de la lectura de Como arena entre tus dedos habrá que estar atentos a si esa novela ve la luz, o ante la publicación de una nueva de esta autora.

Margarita Ruiz de Lihory, una vez que muere su padre, decide romper con la encorsetada vida que llevaba hasta ese momento separándose de su marido (bastante mayor que ella y aficionado a serle infiel con cualquier corista o cupletista de la época), marcharse de Valencia ante el desprecio y el vacío al que es sometida por los de su clase, dejando a sus hijos al cuidado de su madre y su abuela, y gozar de una libertad que no ha tenido, algo que no le fue perdonado por la clase aristocrática a la que pertenecía, en una ciudad y una época en que saltarse las normas era estar abocado al ostracismo, algo que ella no podía soportar.

Desde ese momento, la protagonista emprende una vida nada común para una mujer de aquella época. Gracias a la ayuda de Miguel Primo de Rivera al que había conocido cuando todavía vivía su padre, empieza a trabajar como corresponsal de un periódico para lo que se traslada a Marruecos y Tetuán desde donde va a cubrir la Guerra del Rif, comenzando desde en momento una vida llena de aventuras, conociendo a grandes personalidades de la época, y convirtiéndose en una mujer muy deseada con numerosos affaires a sus espaldas.

"La baronesa" es apasionada y osada lo que la llevará a ser una mujer que tan pronto escribe, como pinta, se convierte en empresaria o en espía. La vida y su carácter la llevan a vivir en Marruecos, Cuba, México, Estados Unidos, París o en distintas ciudades de España. Vivirá en una vida de lujos y llegará a pasar penurias, y tratará de tú a tú con conocidos personajes. Una mujer con una vida fascinante, una mujer que después de la muerte de su padre vivió fuera de todo convencionalismo.

No nos va a resultar nada difícil conocer como fue Margarita Ruiz de Lihory ya desde las primeras páginas. Rápidamente por lo que leemos, nos va a parecer una persona engreída, orgullosa, altiva, arrogante y vanidosa, y también culta, curiosa y osada, que se ve a sí misma bastante superior a la mayoría de los que la rodean y por supuesto a su hermana, a la que se cree muy superior y con mucho más derecho a llevar el título de baronesa, aunque éste corresponda por derecho sucesorio a su hermana por ser la mayor. De tal manera no se resigna a este hecho ya que siempre se hará llamar por el título de "baronesa", título por el que se pasará la vida pleiteando y reclamándolo.

Pero la información que tenemos sobre ella no es sólo lo que leemos entre líneas, sino que en la novela su marido la define como "una mujer bella indómita, fiera de carácter, con una conversación culta e interesante. Era apasionada, sabía perfectamente lo que quería y no se detenía ante nada para conseguirlo", lo que nos hace completar su imagen.

Una protagonista con la que no he podido empatizar aunque sí he admirado su arrojo y valentía en luchar por lo que ella creía, pero me cuesta entender muchas de las cosas que hace, como el abandono de sus hijos por más que fuera en manos de su madre y su abuela y aunque ella pensara que al proporcionarles una buena educación, alimentarles y que nada les faltara fuera suficiente, pese a que también hay que reconocerle que luchó por ellos con uñas y dientes en una etapa tan difícil como la que vivió durante guerra civil.

Aun pudiendo entender "sus razones" tampoco he comprendido ese encabezonamiento y esa lucha sin cuartel por un derecho al título de baronesa que no le correspondía y su empecinamiento en este tema.

En Como arena entre tus dedos la narración se combina entre relato en primera persona de la propia Margarita en lo que intuiremos que se trata de un interrogatorio, aunque no sepamos ni quien lo lleva a cabo, el motivo o dónde se realiza, con lo contado por un narrador que completa los hechos que nos refiere la protagonista.

Gadea Fitera no va a escatimar en descripciones por lo que vamos a tener una imagen muy fiel de todos los aspectos de la vida de Margarita y del ambiente en el que se movía, sus vestidos, su forma de peinarse, su maquillaje o los lugares visitaba o en los que vivía.

La autora menciona que la hemeroteca le ha resultado muy útil y ha sido muy importante para la realización de esta novela, un trabajo de documentación que ha tenido que ser bastante más amplio y laborioso ya que no es precisamente una figura muy conocida.

Además, al final de la novela me llevé una gran sorpresa, porque aunque pensaba que no conocía para nada la vida de esta increíble mujer, empecé a leer un episodio que me resultó conocido, y es que no hacía mucho y por una serie de televisión supe de ciertos hechos que sucedieron en Madrid de los que Margarita había sido su protagonista.

A veces las novelas tienen estas cosas. De pronto te encuentras con la fascinante historia de una mujer, y que han existido y existen personas cuyas historias superan a las que cualquier escritor pueda imaginarse, y para las que la sentencia de que muchas veces la realidad supera a la ficción cobra todo su sentido.