Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

Mostrando entradas con la etiqueta ficción. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ficción. Mostrar todas las entradas

lunes, 6 de febrero de 2017



Cuanto ha llovido desde que en 2012 cayó en mis manos. Yo fui una de las primeras en leer Palmeras en la nieve, cuando todavía nadie hablaba de ella y no se había convertido en el éxito que después fue, gracias a boca a boca.

Palmeras en la nieve fue una novela que de leí con avidez y que me emocionó. Una novela con la que conocí a una autora que me ganó como lectora para siempre y cuando la conocí, algo después en la Feria del Libro, también lo hizo como persona.

Cuando se publicó Regreso a tu piel no tuve ninguna duda de que iba a seguir disfrutando con la prosa de esta autora que me dejó esperar ansiosa su próxima novela, que ya tenemos aquí.

LA AUTORA 

Luz Gabás Ariño nació en 1968 en Monzón (Huesca). Los mejores momentos de su niñez y adolescencia también transcurrieron entre el pueblo de su familia paterna (Cerler, en el Valle de Benasque) y el de su familia materna (Serrate, en el Valle de Lierp). Después de vivir un año en San Luis Obispo (California), estudió en Zaragoza, donde se licenció en Filología Inglesa y obtuvo más tarde la plaza de profesora titular de escuela universitaria. Durante años ha compaginado su docencia universitaria con la traducción, la publicación de artículos, la investigación en literatura y lingüística y la participación en proyectos culturales, teatrales y de cine independiente.

Desde 2007 vive en el precioso pueblo de Anciles, junto a la Villa de Benasque, donde se dedica, entre otras cosas, a escribir.

ARGUMENTO 

El fatídico día en el que Attua tuvo que ocupar el lugar de su padre supo que su prometedor futuro se había truncado. Ahora debía regentar las termas que habían sido el sustento de su familia, en una tierra fronteriza a la que él nunca hubiera elegido regresar. Junto al suyo, también se frustró el deseo de Cristela, quien anhelaba una vida a su lado y, además, alejarse de su insoportable rutina en un entorno hostil. Un nuevo revés del destino pondrá a prueba el irrefrenable amor entre ellos; y así, entre malentendidos y obligaciones, decisiones y obsesiones, traiciones y lealtades, Luz Gabás teje una bella historia de amor, honor y superación.

Los convulsos años de mediados del siglo xix, entre guerras carlistas y revoluciones; la construcción de un sueño en las indomables montañas que separan Francia y España; y una historia de amor que traspasa todas las barreras. Una novela escrita con el apasionante pulso narrativo de la autora de Palmeras en la nieve.


MIS IMPRESIONES

Como fuego en el hielo capta nuestra atención desde las primeras páginas en las que nos traslada a un campo del honor, donde seremos testigos de la inminente celebración de un duelo.

Dos jóvenes estudiantes después de todo un curso y antes de volver a su localidad natal, salen a disfrutar de sus últimos días de asueto en Madrid. Había empezado a correr el alcohol y uno de ellos, Matías, resultó ser presa fácil entrando al trapo a una provocación de quien, estaba claro, había salido esa noche con intención de batirse en duelo a cualquier precio.

Aunque Attua hizo todo lo posible para que su amigo desde la infancia, deshiciese el entuerto como fuera y salir lo mejor posible del trance, no lo consiguió. Lo que no sospechaban es que el resultado de este duelo cambiaría sus vidas para siempre. 

Aunque la novela comienza en Madrid, la acción de la  misma se sitúa a mediados del siglo XIX, una época convulsa entre guerras carlistas y revoluciones, y a ambos lados de los Pirineos, entre el Valle de Benasque, un lugar que tan bien conoce la autora, y Luchón, Cauterets y Bagnerés, localidades de la parte del sur de Francia más cercana a los Pirineos, con los Montes Malditos parte central de ambos escenarios y que se divisan desde cualquiera de ellos.

En una época en la que empiezan a llegar a España los primeros viajeros de espíritu romántico, en que la corriente imperante entonces, es el romanticismo y en la que comienza a ponerse de moda el turismo termal donde las aristócratas rusas, inglesas y francesas disfrutaban de su libertad en los Pirineos franceses y españoles, donde se encontraban varias villas termales.

Las villas termales solían ser unos lugares marcados por la historia y la naturaleza donde se buscaba tanto la cura física como la espiritual, que comenzaron siendo unas pequeñas casas de baños, con unas pobres instalaciones y que en algunas ocasiones terminaron convirtiéndose en unos verdaderos centros de ocio con hoteles, teatro, casino, etc., en las que se organizaban excursiones, festivales de música, ascensiones a las montañas o paseos por los alrededores.

En el estilo de Luz Gabás destaca una prosa impecable, bella, cuidada y trabajada, en la que vamos a disfrutar de unas hermosas descripciones de los lugares, de la naturaleza, de esas rocas que dividen, que hacen que sus personajes se sientan tan lejos de algo que en realidad está tan cerca; en las que nos será fácil encontrar un punto de lirismo y cierto simbolismo. Una prosa en la que nos sentiremos inmersos y nos parecerá que nosotros mismos nos encontramos en esos lugares, ya que también es muy visual.

En Como fuego en el hielo vamos a encontrar una historia de amor, no una novela rosa o pastelosa, sino una gran y verdadera historia de amor, o quizás deberíamos decir varias ya que para mí hay más de una, aunque ese amor no siempre sea correspondido de la misma manera. Pero también una novela en que el amor es el motor de la vida. Aunque no sólo vamos a encontrar eso, sino también hay historias de superación, de sueños compartidos, sueños rotos, perdidos, de honor, responsabilidad, conflictos morales, amistad, envidias, resentimiento, y muchos sentimientos.

Sus personajes principales Attua (un hombre con un alto valor moral y gran sentido de la justicia) y Cristela (una mujer inteligente con grandes aspiraciones y en constante conflicto entre la razón y pasión) están muy bien dibujados, son muy de carne y hueso, pero tampoco los secundarios se quedan atrás. Son unos personajes que evolucionan, llenos de fuerza de sentimientos, con sus virtudes y sus defectos, con contradicciones, con luchas interiores, que van a tener que elegir aun a costa de lo que desean, donde la lucha entre la razón y el corazón es una constante en sus vidas. Yo destacaría además la gran fortaleza de los personajes femeninos y en especial de Cristela y Aurore. Son todos ellos unos personajes que te llegan, que se van ganando un hueco poco a poco para, después quedarse con nosotros.

No puedo dejar pasar la ocasión de mencionar un personaje que aunque no es protagonista me ha emocionado y que en cierto modo podría decir que es mi favorito. Shelton es un hombre fuera de lo común y más para la época en que está situada la novela. Su forma de entender el amor, su generosidad, etc. me han enamorado de él.

Luz Gabás crea una trama con una estructura compleja que gira alrededor de una historia de amor, en la que cada una de sus piezas termina encajando, ocupando su lugar y conformando una gran historia que nos hará disfrutar de unas cuantas horas de buena lectura.

Como fuego en el hielo es una de esas novelas que crean una de esas contradicciones más habituales del lector, en la que, sin prisas, quieres seguir avanzando, quieres disfrutar de cómo continúa la historia, quieres saber qué les sucede a sus personajes, de cómo se desarrollan sus vidas, pero a la vez no quieres que termine, que llegue el final y despedirte de sus personajes.

FICHA DEL LIBRO
FRAGMENTO




lunes, 2 de enero de 2017




Hace algunos meses nos escribió la propia autora de este libro, Fátima Casaseca, para ofrecernos su lectura y, aunque no solemos aceptar la mayoría de estas peticiones porque nunca sabemos cuándo las vamos a poder llevar a cabo, el que no fuera demasiado extenso y tener una sinopsis que a priori me podía gustar me hicieron decidirme a decir que sí. Aún así, nuestras disculpas porque se ha hecho esperar un poco.


LA AUTORA


Fátima Casaseca (Madrid, 1981) es licenciada en filosofía y teología protestante por la Humboldt Universität (Berlín). Ha vivido en Casablanca, Londres, Berlín, y desde 2008 reside con su marido y sus cuatro hijos en un pequeño pueblo al sur de Alemania. Allí empezó a escribir el blog Una mamá española en Alemania por el que se dio a conocer y del que, en 2013, se publicó un libro homónimo con la recopilación de los mejores posts. Actualmente colabora en un blog literario y trabaja como lectora profesional. Nadie se muere de esto es su primera obra de ficción, en la que sigue sorprendiendo con su voz irónica, directa y cercana.

EL ARGUMENTO


Elena, de treinta y tres años, lee un mensaje sospechosamente cariñoso que su novio envió a una desconocida por Facebook hace un año. Se queda de piedra. No lo puede creer... ¿Alberto? Parece imposible. Siempre ha sido un novio atento y cariñoso. El chico perfecto, el yerno ideal.


Elena está tan sorprendida que no sabe cómo reaccionar. Siente que necesita aclarar las ideas antes de enfrentarse a Alberto. Cuando apareció en su vida, él le ofreció la estabilidad que había perdido tras una devastadora experiencia sentimental. Ahora que todo parece desmoronarse a su alrededor, resurgen las dudas diluidas en una vida cómoda y, por qué no, deseable: ¿Qué siente en realidad por Alberto? ¿A dónde va su relación con él? Y la más importante: ¿Qué quiere hacer con su vida?

Elena empieza a cuestionarse todo lo que la rodea, empezando por la imagen que tiene de sí misma. Descubrirá que no es, ni de lejos, tan valiente como pensaba. Porque Elena presiente que debe tomar la decisión más importante a la que se haya enfrentado jamás. Es ahora o nunca.



MIS IMPRESIONES


Tengo que decir que me enfrenté a este libro sin ninguna expectativa cosa que últimamente pocas veces pasa ya que siempre hemos leído opiniones previas que nos hacen esperarnos mucho o poco de la lectura que vamos a llevar a cabo. Sin embargo, ya que en este caso no había oído hablar del libro antes de que me lo ofrecieran decidí enfrentarse a su lectura así, sin ningún tipo de expectativa, ni alta ni baja, y, aunque me han faltado cosas, tengo que decir que mi sensación final es buena. Que aunque no haya terminado de empatizar con la protagonista sí que me he sentido identificada con muchas de las situaciones que vive.


En esta novela nos vamos a encontrar a Elena, una joven de 34 años que acaba de descubrir unos sospechosos mensajes en el facebook de su novio, mensajes que le indican que le ha podido ser infiel. Sin embargo, Elena, en vez de montar en cólera y pedir explicaciones inmediatamente decide esperar y seguir conviviendo con Alberto, su novio, para intentar verle desde otra perspectiva. Para Elena, siempre ha sido ella la que ha llevado el control de la relación y Alberto el que hacía todo lo que ella le pedía por lo que verse en el lado débil de la balanza hace que recapacite e intente ver al Alberto que cree no conocer, un Alberto que esta vez tiene la sartén por el mango.


Esta decisión no será compartida por ninguna de las personas de su alrededor a las que ha hecho partícipes de su particular drama y serán estas personas las que la harán ver, gracias a los consejos de su hermana Teresa, que cada uno tiene una opinión formada en base a sus propias experiencias que no hacen más que abocarla hacia lo que ellos harían si pudieran volver atrás en sus historias y no al ponerse en su situación.

La novela casi en su totalidad transcurre entre el día que Elena descubre estos mensajes y los 10 días posteriores hasta que por fin habla con Alberto. Pero tranquilos, la novela no finaliza aquí, después descubriremos qué pasa tanto en los días posteriores a la conversación como qué pasa con la pareja en el futuro. Esto es algo que a mí particularmente me gusta en este tipo de novelas, después de haber vivido el nudo de la historia y el desenlace me gusta saber qué pasa un poco después, no quedarme en la resolución por lo que me alegra que la autora haya decidido (hacerlo para descubrir si ) escribir también el qué pasa después, digamos si la decisión tomada finalmente es la correcta o las cosas se vuelven a torcer.

En cuanto a los personajes vamos a conocer a Elena, la protagonista, y también a su ex, sus amigas, sus compañeros de trabajo y por supuesto su familia. Tengo que decir que la perfilación de los personajes se me ha quedado un poco corta. Elena nos podemos imaginar más o menos cómo es por las decisiones que va tomando y porque es ella la que nos cuenta en primera persona la historia (aunque yo no haya llegado a empatizar con ella ya que por carácter nunca hubiera podido tomar sus decisiones). Sin embargo, de otros personajes como Natalia, la hermana pequeña de Elena, se nos cuenta un poco su historia y sus problemas pero no se llega a profundizar en ellos. Lo mismo me ha pasado con su otra hermana o con el grupo de su trabajo en general, creo que se habla de ellos lo suficiente como para que quieras saber algo más y te deje la sensación de haberte quedado a medias. Y, sobre todo, me ha pasado con Pablo, el ex de Elena. Creo que es una figura lo suficientemente importante para que podamos entender la personalidad de Elena y se me ha quedado muy corta ya no la descripción de su personaje sino de la historia que tuvo con ella que, si bien sí que se explica, me ha dado la sensación de que se habla de ella de pasada cuando en cambio a Pablo se le nombra un montón de veces como si de uno de los personajes principales se tratara.

Por otro lado me ha gustado mucho como, a través de la historia de Elena se tratan muchos de los problemas que van apareciendo según nos vamos haciendo mayores: la aceptación de la rutina, el conformismo, el miedo a los cambios (tanto los de tu propia vida como los de las vidas de los de tu alrededor que hacen que los caminos se separen)... en conclusión, creo que es una historia sobre la madurez y el miedo que nos provoca en todos sus aspectos.

También se trata en varios puntos del libro de forma totalmente integrada con la historia el tema de los prejuicios. Prejuicios que creemos que solo existen cuando tienen un nombre (homofobia, xenofobia....) y de los que no nos damos cuenta cuando no lo tienen, prejuicios que todos en un momento u otro hemos tenido, perdiendo la oportunidad de conocer a personas que quizá nos hubieran aportado mucho.


Finalmente, dado que la historia transcurre en Madrid, me ha gustado encontrarme referencias de restaurantes y sitios reales como el Dray Martina o el Rita&Champagne que siempre animan a conocer nuevos rincones de tu ciudad.

En conclusión, es una lectura ligera, sencilla de leer y en la que para mí el fondo de la historia, lo que transmite, ha tenido más valor que la historia en sí aunque ésta me haya entretenido y me haya hecho disfrutar de la novela y terminarla en dos sentadas. Al final la novela destila un mensaje de positivismo, de inconformismo, de lucha y de superación porque como dice el título.... "Nadie se muere de esto" y eso deja un muy buen sabor de boca.



FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO




miércoles, 26 de octubre de 2016


Hacía tiempo que quería leer alguna novela de Claudio Cerdán, pero como nos suele pasar en muchas ocasiones sus títulos quedaban relegados por otras lecturas y así a fuerza de posponerlas una y otra vez se ha publicado una nueva. 

La oportunidad ha llegado de la mano de El club de los mejores, una novela firmada bajo seudónimo pero, a fin de cuentas, es una novela suya y la experiencia ha sido tan buena que volveremos a encontrarnos con sus letras, ya sea con una nueva (firmada por Arthur Gunn, por Claudio Cerdán o como él quiera), o con las anteriores.

EL AUTOR 

Arthur Gunn es el seudónimo del escritor de novela negra Claudio Cerdán, que con esta obra ha querido hacer un guiño a los lectores del mejor thriller anglosajón. Sus anteriores obras, entre las cuales destacan El país de los ciegos (2011), Cien años de perdón (2013), Un mundo peor (2014) y La revolución secreta (2014), lo han hecho merecedor de reconocimientos tan prestigiosos como el premio Novelpol y el premio de novela Ciudad de Santa Cruz.

También ha sido finalista del premio Leemisterio.com, el de novela Pata Negra de la Universidad de Salamanca, el Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón, el Lengua de Trapo y el Valencia Negra.


ARGUMENTO

Es medianoche cuando alguien llama a la puerta de Walter. Se trata de Cormac, un viejo amigo que necesita desesperadamente su ayuda: han secuestrado a su mujer y la matarán si no paga un rescate de un millón de dólares. Walter intenta ayudar a Cormac, pero esa misma noche ocurre algo totalmente inesperado que hace que toda su vida salte por los aires.

Walter se verá envuelto en un juego de trampas, sorpresas y amenazas cuya clave podría estar en algo que ocurrió mucho tiempo atrás, cuando los amigos tenían ocho años. Algo que prometieron no contar jamás a nadie.

MIS IMPRESIONES 

Como he dicho al principio, es la primera vez que me acerco a una novela de Claudio Cerdán, así que poco puedo opinar de este paso de la novela negra al thriller que el autor ha realizado, o hacer una comparación con sus otras novelas.

Lo que sí puedo asegurar es que Claudio Cerdán sabe como enganchar al lector utilizando el anzuelo preciso para tenernos en sus manos desde las primeras páginas, sabe como llamar nuestra atención. Un retazo de algo que sucedió a cuatro amigos que deben guardar en secreto, nos lleva, sin remedio, a la necesidad de querer saber que es eso que esconden.

Pero Cerdán no se queda ahí, vamos a descubrir enseguida que ésto forma parte del pasado, de "Entonces" que es bajo el título que van a aparecer algunos capítulos de la novela para darnos alguna información de lo que sucedió en el pasado.

Después de esto, por si lo de "Entonces" no hubiese logrado seducirnos lo suficiente, cambia al presente, cuando Walter empieza a narrarnos en primera persona cómo un amigo de la infancia con el que se ha reencontrado después de muchos años, llama a su puerta, muy alterado y angustiado, para pedir ayuda porque han secuestrado a su mujer, a la que matarán si no paga el rescate. Entonces ya sí habremos sucumbido a la novela sin remedio,

 A partir de este punto se desencadenan una serie de sucesos y Walter se verá envuelto en una historia en la que pronto descubrirá que hay muchos cabos sueltos y a la que tratará de buscar una explicación

Esta crónica relatada por Walter avanzará en el tiempo de manera lineal, aunque en algunos casos nos encontraremos con esos cortos capítulos que se remontan a "Entonces", donde, esta vez será un narrador en tercera persona quien, poco a poco, nos irá contando lo que vivieron y la historia de una amistad que se forjó entre una pandilla niños a la que pusieron el nombre de "El club de lo mejores".

Claudio Cerdán se va Minnesota para contarnos una historia llena de intriga, tensión y de acción, a un lugar que nos es totalmente ajeno, en el que lo inhóspito del clima, del lugar y sus gentes juegan un papel importante en lo que sucede y en el carácter de sus protagonistas, consiguiendo que una de las grandes bazas de esta novela sea la ambientación, que envuelve la acción y a sus personajes dotando todo ello de una atmósfera especial, consiguiendo al mismo tiempo un resultado muy cinematográfico.

Una historia en la que se adentra en la visión de la amistad que se tiene cuando se es pequeño, donde lo más importante son tus amigos. y no buscas en ellos otra cosa que la amistad, donde la camaradería está por encima de todo, y eres capaz de cualquier cosa por ellos sin esperar nada a cambio y cómo cuando te vas haciendo mayor esos valores, tal y como los entendías, se van perdiendo, esa amistad se diluye y hasta desaparece, porque las cosas no son como antes, porque la vida te ha llevado por otros caminos, y esos a los que llamabas amigos ya no entran dentro de tus aspiraciones, de tus planes, ya no pueden o no quieres que formen parte de la vida que tienes ahora, y si lo hacen no será de la misma forma.

No cabe duda que Cerdán sabe transmitir a través de esa ambientación y de sus personajes. Visualizas el paisaje, te ves inmerso en él, de la misma manera que llegas a sentir el miedo, la angustia, la desesperación, la nostalgia y demás emociones de sus personajes. Unos personajes bien dibujados, mostrándonos, el autor, las personalidades de los miembros de aquel club, tanto cuando eran niños como ya de adultos, lo que me ha resultado bastante interesante.

Cerdán nos presenta una novela con una trama muy bien urdida, con mucho suspense, en la que la tensión se mantiene a lo largo de toda ella, dosificándonos la información de manera que mantiene nuestra atención hasta el final, cargada de giros inesperados y en la que todas las piezas del puzzle terminarán por ocupar su lugar.

Una lectura ágil, sencilla, adictiva y muy entretenida, con un lenguaje cuidado, en la que priman los diálogos que le imprimen más ritmo si cabe, convirtiendo a la novela en un auténtico "vuela páginas" del que no podrás desprenderte.

En conclusión, si estás buscando algo que te atrape de principio a fin, y que te depare unas cuantas horas de lectura amena y entretenida que no te dé respiro, no lo dudes, ésta es una buena opción a la hora de elegir lectura.









lunes, 24 de octubre de 2016






Hace prácticamente un año de la publicación de este libro y, si bien es cierto que cuando lo vi entre las novedades pensé en leerlo inmediatamente debido a todo lo que me había gustado "Maldito karma" al final se fue quedando atrás hasta hoy, un año después.

Me inicié con David Safier con "Maldito karma" y desde entonces me convertí en incondicional buscando en todas las obras que ha publicado posteriormente esa chispa que me encontré en este primer libro.

"Una familia feliz", "Muuu!" o "Jesús me quiere" fueron para mí novelas entretenidas pero en las que no encontré ese plus de "Maldito karma" y "Yo, me mi... contigo" me gustó más que las anteriores pero sin llegar tampoco a todo lo que había disfrutado con la primera.

Pues bien, con "Más maldito karma" David Safier ha vuelto a conquistarme.


EL AUTOR



Nació en Bremen en 1966. Maldito karma (Seix Barral, 2009), su primera novela, ha sido un éxito internacional en todo el mundo y lleva más de cincuenta ediciones en español. Jesús me quiere (Seix Barral, 2010), Yo, mi, me… contigo (Seix Barral, 2010), Una familia feliz (Seix Barral, 2012) y ¡Muuu! (Seix Barral, 2013) lo han confirmado como uno de los autores más divertidos y alentadores del panorama literario actual. Es autor también de 28 días (Seix Barral, 2014), la novela sobre el levantamiento del gueto de Varsovia. Sus obras han vendido cuatro millones de ejemplares en Alemania y están publicadas en más de treinta países. En reconocimiento a su éxito en España, ha recibido la Pluma de Plata de la Feria del Libro de Bilbao.

EL ARGUMENTO

Daisy Becker es una actriz de segunda totalmente caótica: bebe, fuma y roba a sus compañeros de piso. A sus veintipocos años tendrá un accidente de tráfico con Steve Barton, una arrogante estrella de Hollywood que está en Berlín rodando la nueva película de James Bond. Una vez muertos, Buda les dice que en sus vidas han juntado demasiado mal karma, y ambos se reencarnan en hormigas. Pero ninguno de los dos tiene muchas ganas de ir a la guerra como soldados-hormiga. Además se enteran de que el mejor amigo de Daisy, del que ella está enamorada, y la mujer de Steve salen juntos. ¿Qué pueden hacer? Ir en busca del buen karma y subir los peldaños de la escalera de la reencarnación hasta volver a ser humanos. Pero no es tan sencillo, pues Daisy y Steve no se soportan y están constantemente echándose la culpa del accidente el uno al otro. Y todavía todo se vuelve más difícil cuando parece que se empiezan a enamorar...

MIS IMPRESIONES

Como decía al principio, en esta historia me he encontrado al Safier con el que me inicié y que tanto me gustó. También con el Safier que le propinó el éxito que tiene hoy en día y que hace que tenga miles de seguidores en todo el mundo y sus obras estén traducidas a un montón de idiomas.

En "Más maldito karma" nos vamos a encontrar la misma fórmula de la primera novela: un inicio con una muerte absurda de los personajes principales, una reencarnación en animales en un bajo nivel en la escala del karma, en este caso hormigas, y las posteriores muertes y reencarnaciones en diferentes animales según el karma, bueno o malo, que nuestros personajes han ido acumulando.

Es cierto que esta es una fórmula que le funcionó muy bien en la primera novela por lo novedoso pero que, si la has leído, te puede resultar repetitiva, ya sabes lo que te vas a encontrar. Sin embargo, a mí me ha gustado, es lo que me gustó y lo que me sigue gustando aunque es verdad que ha perdido la frescura del no saber qué va a pasar.

En este caso nos vamos a encontrar con Daisy Becker, una joven aspirante a actriz que va dando tumbos por papeles miserables que la permitan pagarse sus vicios y su propio alquiler en el piso que comparte con tres amigos y, en el extremo opuesto, a Steve Barton, un millonario actor casado con una guapísima modelo, una persona enamorada de sí mismo y que aparentemente tiene todo lo que cualquiera desearía en la vida.

Daisy llegará a conocer a Barton ya que la ofrecen un papel más que secundario en la nueva película que éste protagoniza y, después de una serie de absurdas (y desternillantes en muchos casos) casualidades, ambos mueren en un, también surrealista, accidente de tráfico. Este es sólo el comienzo de la novela. A partir de aquí, ambos se convertirán en uno de los animales más bajos en la escala del karma: hormigas. Y es que ambos, han acumulado suficiente mal karma a lo largo de sus vidas como para tener mucho que aprender, mejorar y así ir consiguiendo buen karma para poder ir ascendiendo en esta escala.

Vamos a vivir con ellos la evolución que necesariamente sufren para poder ir escalando en la jerarquía de animales porque, como se darán cuenta desde un principio, a Buda, el representante del karma, no se le puede engañar, y cuando algo lo realizan en su propio beneficio y no en el del resto las reencarnaciones no se producirán como ellos quieren. Además, aunque al principio nuestros protagonistas no se pueden soportar, poco a poco se irán conociendo y así, nosotros también les iremos conociendo y entendiendo cómo han llegado a ser lo que son hoy en día. Aprenderán que ayudarse y comprenderse mutuamente también son acciones que les llevan a acumular buen karma.


Lo que Safier deja patente a lo largo de todas sus novelas es el amor que tiene por los animales. Como pudimos ver en Muuu!, una novela llevada por las vacas, y tanto en "Maldito karma" como en esta, vamos a vivir de la mano de una serie de animales, con los handicaps y las ventajas que tiene "ser" cada uno de ellos. Es curiosa la forma que el autor tiene de mostrarnos, aunque sea desde la invención, la manera de vivir de estos seres, la manera de vernos a nosotros, los humanos, algo para lo que, claro está, no te puedes documentar.


Otro de los puntos que me ha gustado de esta novela es la aparición de personajes de la "Maldito karma". Por supuesto no es necesario haber leído "Maldito karma", no es una continuación, ni siquiera son los mismos personajes, pero, si lo has hecho, te divertirá encontrarte de nuevo a Casanova, un gato en la anterior novela y una hormiga al inicio de ésta, debido a la acumulación, de nuevo, de mal karma en su vida anterior. También se pasa por la novela Kim, la anterior protagonista.

Y, como todos los libros de Safier, al final lo que se puede obtener de ellos, de su lectura, es un mensaje de optimismo. Porque son libros con mucho humor sí, pero todos ellos cargados de una gran dosis de mensajes que dan que pensar, mensajes esperanzadores en la mayoría de los casos. Esta novela en concreto, es para mi un llamamiento a las segundas oportunidades.

En cuanto a su lectura, es una novela breve, con un ritmo muy ligero, capítulos cortos y mucho diálogo por lo que cuando te quieras dar cuenta habrás terminado con ella.

En conclusión, si no has leído "Maldito karma", seguro que te gusta y si lo has hecho, aún más aunque sin el factor sorpresa de la fórmula.

No quisiera que os quedarais con el mensaje de que es una novela de humor porque no creo que lo sea, es una novela con humor y sobre todo con muchas situaciones absurdas, una novela con la que abstraerte de esta realidad en la que vivimos ahora mismo pero, sobre todo, es una novela cargada de positivismo y buenas intenciones, una novela que te hará plantearte... ¿si me reencarnara ahora mismo... en que nivel de la escala estaría? ¿Habré acumulado suficiente buen karma a lo largo de la vida para ser, por ejemplo, un panda, o viviría como una hormiga?.

LIBROS LEÍDOS DEL AUTOR








jueves, 20 de octubre de 2016




Al principio había dejado pasar esta novela. El cúmulo de lecturas pendientes era notable y había quedado fuera de la lista. Pero cuando empiezas a ver muchos comentarios favorables de una novela como ésta y además te encuentras con que tampoco es demasiado larga, lo cual en ocasiones se agradece, hace que cambies los planes y te decidas por su lectura.

LA AUTORA

Imma Monsó publicó su primera novela, Nunca se sabe (Premio Tigre Juan 1997), en 1996. Con ella obtuvo un gran éxito de público y crítica, y la siguieron Como unas vacaciones (Premi Prudenci Bertrana, Premi Cavall Verd) y Todo un carácter (2001). Ha publicado los libros de cuentos Mejor que no me lo expliques (Premi Ciutat de Barcelona 2003) y Marxem, papà. Aquí no ens hi volen (2004, «Vámonos, papá. Aquí no nos quieren»). Sus novelas más recientes son Un hombre de palabra (2006, premios Salambó, Terenci Moix y Maria Àngels Anglada a la mejor novela en catalán del año), Una tormenta (2009) y La mujer veloz (2012, premio Ramon Llull).

ARGUMENTO

El aniversario, es el inquietante relato de una pareja en crisis que celebra su aniversario de una manera muy especial: dentro de un coche en mitad del bosque.

La pareja, de unos cuarenta años, va conversando mientras sube en coche una carretera de montaña. Solo él sabe hacia dónde se dirigen, porque el «regalo» sorpresa que quiere ofrecerle consiste en algo que lleva preparando desde hace mucho tiempo, en un intento desesperado por sorprenderla y resultar imprevisible a ojos de ella. Son una pareja bien avenida; sin embargo, ella no parece muy enamorada. Paralelamente, dos niños salen a jugar al bosque. ¿Tienen alguna relación con la pareja?

¿Cómo y cuándo se cruzarán sus vidas? En este magistral thriller, Imma Monsó ha conseguido destilar la esencia sobre la intimidad de una pareja, sobre lo que es el amor y dónde se encuentran sus límites.

MIS IMPRESIONES

En El aniversario nos vamos a encontrar con una pareja que llevan muchos años casados. Los hijos han crecido, y poco a poco han ido cayendo en la rutina, a la vez que se va produciendo más distanciamiento entre ellos. Por si fuera poco en las últimas semanas ni siquiera se hablan, sólo se dejan notas, así que con motivo de su aniversario el marido decide dar una sorpresa a su mujer y le propone un viaje, algo que ella acepta en un intento de arreglar las cosas. Un viaje durante el que le hará un regalo.

También nos vamos a encontrar a unos niños que juegan a dar vida a las historias que leen. La última que tienen entre manos es Moby Dick y uno de ellos ha encontrado el escenario idóneo revivir una de las escenas de la novela.

Dos historias que se van alternando y que, aparentemente, no tienen nada en común, en las que nada nos indica el punto en el que convergerán. Pues si hay algo que puede intuir el lector con muchas novelas a sus espaldas, es que habrá un punto donde se encuentren, algo que las una, pero tendremos que avanzar bastante en la lectura para encontrarlo, para ver de que manera están unidas tal y como aventurábamos, y que lo harán de una manera que seguro en ningún momento podríamos habernos imaginado.

Durante el inicio de la novela estaba desconcertada. Según iba leyendo estaba confundida por lo que me estaba encontrando, no era lo que había creído intuir que iba a hallar en esta novela. Me estaba encontrando una novela con un ritmo más bien lento en la que en un ambiente opresivo, inquietante y turbador se nos mostraban las emociones, los conflictos y los recuerdos de sus personajes.

Imma Monsó nos va a sumergir en el perfil psicológico de unos personajes peculiares. Por un lado tenemos un matrimonio formado por dos personas muy diferentes entre sí: ella con mucha imaginación y una gran vida interior, él es una persona un tanto cuadriculada, previsible y sin lugar a la improvisación.

Por otra parte tenemos a Guillem y a Mateu los dos protagonistas de la otra historia. Guillen es un gran lector, atrevido, está siempre imaginando, viendo la manera de dar vida a las historias; Mateu le sigue pero es más cauteloso, podríamos decir que es el que mantiene los pies en la tierra, el anclaje con la realidad.

Como vemos entre las dos parejas protagonistas de ambas historias existe un cierto paralelismo.

Además Imma Monsó va creando poco a poco y con gran habilidad, un ambiente en el que nos vemos totalmente sumergidos y del que vamos a ser partícipes de tal manera que nos va a parecer estar compartiendo no sólo el espacio físico, sino las sensaciones, la tensión, el miedo.

Y es que no es necesario un ritmo trepidante para crear un thriller, como así lo deja patente Imma Monsó. Porque en El aniversario, con su ritmo pausado, nos vamos a encontrar un thriller psicológico en toda regla que llegados a un punto de la narración nos dejará pegados a sus páginas, con sus sorpresas, sus giros inesperados, con la tensión que emana de la situación, de las palabras y de los silencios, en el que crearemos nuestras propias teorías que seguramente se irán al traste, una tras otra. Yo por lo menos ni en lo más remoto hubiera averiguado por donde iban los tiros.

Además Imma Monsó a través de su narración intimista, en la que hace gala de una prosa cuidada y evocadora, nos llevará a la reflexión sobre distintos temas, entre ellos: la pareja, como el paso de los años y la rutina puede hacer mella en ella, sobre la monotonía que se suele instalar en la misma y la necesidad de salir de ella, el miedo a lo desconocido o a lo que no podemos controlar, como a veces es peor lo que imaginamos que lo que es en realidad, etc.

En El aniversario, Imma Monsó nos demuestra como se puede tejer un buen thriller de una manera diferente a lo que estamos acostumbrados.

Sin ningún tipo de dudas os recomiendo esta lectura.


FICHA DEL LIBRO

FRAGMENTO

martes, 11 de octubre de 2016



La primera vez que me encontré con Inma Chacón fue con Tiempo de arena una novela que me gustó mucho, sobre todo por sus personajes, me es imposible olvidarme de esos personajes femeninos con tanta fuerza, aunque unos más que otros, que me metieron en su bolsillo desde las primeras páginas.

Después, cuando publicó Mientras pueda pensarte me decidí enseguida por su lectura, y aunque me costó un poco meterme en la historia, quedé más que satisfecha con esa novela que escondía más de una sorpresa, además que otra vez sus personajes me ganaron.

Cuando vi que iba a publicar una nueva novela, lo tenía claro, me gusta como escribe Inma Chacón y me gustan sus personajes. Otra vez tendría una de sus novelas en mis manos.

LA AUTORA

Inma Chacón (Zafra, Badajoz, 1954) es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y profesora de Documentación en la Universidad Rey Juan Carlos. Fundó y dirigió la revista digital Binaria: Revista de Comunicación, Cultura y Tecnología. La princesa india fue su primera incursión en el mundo de la narrativa, a la que siguieron Las filipinianas y Nick, una novela juvenil donde se cuenta una historia de amor a través de la red. También ha publicado los poemarios Alas,Urdimbres, Antología de la herida y Arcanos. En 2011 fue finalista del Premio Planeta con Tiempo de arena, y en 2013 publicó Mientras pueda pensarte. Su obra Sí, vale, vale, chao ha sido representada con gran éxito de público. En 2016, por encargo de la Biblioteca Nacional, para conmemorar el cuarto centenario de Cervantes, escribió Las Cervantas junto a José Ramón Fernández, representada en los Festivales de Teatro Clásico de Alcalá de Henares, Cáceres y Almagro, entre otros.

ARGUMENTO

Las hermanas Elisa y Sabela crecen en una pequeña aldea cercana a Ferrol, donde su madre, Rosalía, una leiteira pobre, las cría sin la ayuda de su marido. Mateo, que emigró a América para iniciar un negocio que nunca concluyó, solo le dejó a su hermano Manuel, sordo de nacimiento, que con su bondad temerosa y sencilla la ayuda a sacar a sus hijas adelante.

Cuando Rosalía comienza a planear la boda de su hija Elisa con Eloy, el único bachiller del pueblo, no cuenta con que Sabela se ha enamorado de él y que el guapo minero Martín tiene otros planes para Elisa.

Tierra sin hombres es una novela de personajes y de intrigas familiares que se enmarca en la Galicia de finales del siglo XIX y principios del XX, en una aldea cargada de supersticiones y de habladurías, lluviosa, pobre; una tierra de viudas de vivos, donde las mujeres ven como sus hombres han de emigrar en busca de una vida mejor, un sueño que a veces se cumple y otras se vuelve contra todos.

MIS IMPRESIONES

En Tierra sin hombres, Inma Chacón nos va a contar una historia que tendrá como personajes principales a Elisa, Sabela y Rosalía, y en la que hace un homenaje a tantas y tantas mujeres de Galicia y otros lugares costeros donde sus hombres se embarcaron para buscar fortuna o una vida mejor para su familia que no siempre traían, y que tuvieron que afrontar su existencia como "viudas de vivos". Unas mujeres que, entretanto, a cuestas con su soledad tuvieron que hacerse cargo de la economía familiar, de las tierras, de los animales y de sus familias siempre solas y con la incertidumbre de si sus hombres perderían la vida en el viaje o de si volverían a sus casas.

Una soledad que, como si fuera su reflejo, también se da en el paisaje de playas solitarias y grandes acantilados, en el ambiente siempre lluvioso e impregnado de niebla en el que viven estas mujeres, que las envuelve y de la que es casi imposible escapar. 

Rosalía sabe lo que es que el marido se vaya a buscar fortuna y vuelva de tarde en tarde con poco o ningún dinero y muchas historias, para volver a marcharse otra vez y mientras soportar las habladurías del pueblo. 

No está dispuesta a que sus hijas pasen por lo mismo teniendo que estar continuamente evitando el "qué dirán" de los vecinos y las continuas murmuraciones, por lo que no se lo piensa dos veces y planifica el futuro de Elisa y Sabela sin contar con ellas, moviendo los hilos de sus vidas y sin tener en cuenta que el destino es muchas veces esquivo y el futuro no es como lo trazamos, acarreando infelicidad y consecuencias difíciles de enmendar. Además las decisiones que toma Rosalía provocan la envidia, el desencuentro, el odio y la venganza en el seno de su familia, en la que, además, algunos de sus miembros guardan secretos que no quieren que salgan a la luz.

Tierra sin hombres comienza con un entierro, pero pronto nos daremos cuenta de que éste no es en realidad el principio de la historia que va a relatarnos Inma Chacón, sino que será un mero punto de partida para contarnos la vida de los habitantes de una aldea de Galicia cercana a El Ferrol (Santa Comba), y en especial de tres mujeres.

Al principio de cada capítulo vamos a volver a ese cementerio, a ese entierro de un miembro de la familia, para en los subcapítulos siguientes seguir desentrañando y completando a través de sus recuerdos, la historia de estas tres mujeres y llegar al punto donde se inició la novela. Así, poco a poco vamos a ver como se fue tejiendo esa tela de araña a base de convenciones, supersticiones, rumores, secretos, envidias, rencores, venganzas y mentiras que marcarán sus vidas.

Inma Chacón retrata muy bien el paisajes y situaciones y el modo de vida de aquel tiempo, lo hace con tal maestría que no nos va a ser difícil trasladarnos hasta esos lugares y compartir las tradiciones, la belleza del paisaje y las playas, la oscuridad de bosque y su magia, y sufrir con sus protagonistas la habladurías, los prejuicios, la superstición y la condena.

Y hablando de sus protagonistas, la escritora crea unos personajes ricos, bien construidos todos ellos, la mayoría de ellos mujeres como no puede ser de otro modo por la historia que nos cuenta, aunque también vamos a encontrarnos algunos hombres que no por tener un papel menos importante, dejan de ser primordiales para sustentar la historia, haciendo de todos ellos un estupendo análisis psicológico.

Y todo esto lo vamos a disfrutar de una lectura fácil, con una prosa cuidada, bella en ocasiones y dura y descarnada en otras, haciéndose eco de lo que va narrando, con unas magníficas descripciones y un lenguaje rico en el que podemos encontrar algunos modismos de la lengua gallega sin que resulte artificial.

No os voy a engañar, en principio me costó un poco meterme en la novela, no podía decir que no me gustara pero me faltaba ese plus que te hace engancharte a un libro y estar deseando volver a él cada vez que lo dejas, pero poco a poco esa sensación se fue diluyendo, cada página que avanzaba me iba envolviendo la novela, algo me incitaba a seguir leyendo y a querer participar en la vida de estas tres mujeres y sumergirme en ese mundo difícil y mucha veces cruel que les tocaba vivir. Sus personajes me emocionaban y ha resultado una lectura que me ha gustado mucho, así que sin dudarlo os la recomiendo. Y si os pasa como a mí que en un principio dudáis, seguid adelante porque seguro que la vais a disfrutar.





viernes, 23 de septiembre de 2016


Una foto tuvo la culpa. Una foto de unas galeradas subida a Instagram. Una instantánea que me hizo preguntar, y una respuesta que no me dejó lugar a dudas. Era un libro que había que leer sí o sí. Una novela que no había que perderse.

Sólo había que esperar su publicación y empezar a leer.

EL AUTOR



Carlos Soto Femenía nace en Palma de Mallorca el 10 de diciembre de 1966. A corta edad se traslada a Madrid, donde permanece hasta cursar estudios universitarios. De regreso a Mallorca, ejerce su actividad laboral en diversos flancos del sector de la Informática. Ha publicado algunos relatos premiados en los certámenes Silverio Lanza de Getafe (Madrid).

Es autor de las novelas La unción (premio Alfonso VIII, editorial EDAF, 2004) y Enemigo innúmero (Playa de Ákaba, 2013).


ARGUMENTO

En un pequeño y tranquilo pueblo de la Mallorca rural, a los pies de la Sierra de Tramontana, Marc y su padre pasan meses entre pinos y encinas, en absoluta soledad, con la única compañía del otro. Rodeados por el silencio y la belleza de la montaña, viven atentos al constante proceso de la quema de las encinas, sacrificando el sueño y otras necesidades en una especie de vigilia sin fin. Así es la vida del carbonero: una existencia a medio camino entre la realidad y la ensoñación.Pero ese remanso de paz queda truncado el día que la muerte irrumpe, inesperada y brutal, en las vidas de Marc y su padre, arrebatándoles de manera violenta a uno la madre y al otro la mujer.

MIS IMPRESIONES 

El carbonero es una novela particular, peculiar, sorprendente en la que Carlos Soto Femenía nos sumerge en un ambiente muy especial, un ambiente sombrío y gris, para contarnos una historia que transcurre en una zona rural de Mallorca.

Allí Marc y su padre ejercen el oficio de carboneros. Son los encargados de talar las encinas y su quema en la sitja para extraer el carbón vegetal por lo que pasan mucho tiempo solos, en un oficio que les obliga a la vigilia para no descuidar el fuego, con la única compañía del otro. Una soledad que se ve agravada por el mutismo que sufre el padre desde que encontraron a su mujer brutalmente asesinada en su casa. Una soledad que sólo se ve, en una pequeña parte, mitigada por la relación que Marc con la familia del buhonero, los vecinos más próximos cuando no están en la sitja y que les ayudan en algunos momentos mientras dura la quema.

Carlos Soto, en El carbonero, da voz a un joven que, después de siete años, no ha sido capaz de reponerse del duro golpe que supuso para él la muerte de su madre y la situación en que se encuentra desde entonces su padre, unos años durante los cuales se ha ido acrecentando el resentimiento y necesidad de descubrir quien cometió el crimen y los motivos que tuvo para ello y así poder vengarse.

Es impresionante como mediante esta voz Carlos Soto es capaz de transmitirnos con intensidad la personalidad de Marc, de meternos en la piel de este personaje sobrecogedor y como logra que lleguen a nosotros todos sus sentimientos y la forma en que le afecta su entorno.

Junto con Marc y su padre no van a ser muchos los personajes que nos vamos a encontrar en esta novela, no hacen falta, pero todos ellos están impregnados de pesimismo y de la misma oscuridad que que rezuma el ambiente, como si éste los envolviera y los empapara, en algunos casos, hasta lo más profundo impidiéndoles escapar de él. Unos personajes a los que el autor logra dibujar sin utilizar mucho detalle, unos simples trazos que, por precisos, serán más que suficiente para que tengamos una idea muy precisa de cómo son.

Y tal y como lo consigue con los personajes, Carlos Soto lo logra con los paisajes. No nos será difícil trasladarnos a la Sierra de Tramontana y acompañar a Marc y su padre al proceso y las labores de la quema en la sitja, trasladarnos a la casa de la Señora y mostrarnos la estructura social imperante, etc. describiéndolo, también, en pocas palabras pero con gran precisión y realismo.

La prosa de Carlos Soto es directa, parca, concisa, dura, pero a la vez desapasionada, es una narración absorbente, que atrapa al lector, que se apodera de él desde el principio, una narración que marca el ritmo de su lectura pausada y lenta, como la ira y la venganza que Marc ha ido alimentando en su interior.

El carbonero es una novela que os sorprenderá, una lectura que deja poso y de la que no te va a ser fácil desprenderte. Una novela que, una vez pasados unos días desde su finalización, te darás cuenta de que te ha gustado mucho más de lo que pensaste al principio, y eso que no fue poco.

Está claro que te recomiendo esta novela ¿no?. Pues no tardes en hacerte con ella y leerla.







lunes, 19 de septiembre de 2016



Cuando hace casi dos años leí Viajo sola de Samuel Borj, me quedé con ganas de más. Me gustó tanto la pareja de investigadores protagonistas que quería saber más de ellos, quería volver a encontrármelos. Así que cuando en el mes de julio recibí un aparatoso sobre que no esperaba con las galeradas de El búho se le abrieron unos ojos como los de este animal y busqué el hueco para reencontrarme con Mía y Holger.

Gracias a Suma de Letras por este regalo y la oportunidad de poder disfrutar de su lectura antes de que salieran las primeras opiniones de otros lectores, porque aunque la reseña esté publicada después de su fecha de salida a la venta está escrita con anterioridad.

EL AUTOR


Samuel Bjørk es el seudónimo del noruego Frode Sander Øien. Es novelista, autor de obras de teatro, cantante, ha expuesto obras de arte y ha traducido a Shakespeare. Escribió dos novelas de notable éxito, Pepsi Love (2001) y Speed for Breakfast (2009), pero el reconocimiento masivo le llegó con Viajo sola (Suma de Letras, 2014), bestseller en todos los países en los que se ha publicado y recibido con excelentes críticas. Vive y trabaja en Oslo.


ARGUMENTO

Una adolescente ha desaparecido del centro para jóvenes problemáticos en el que vivía y poco después es encontrada estrangulada en el bosque sobre un lecho de plumas en el centro de un círculo de velas. La unidad de homicidios de Oslo afronta la misión de averiguar lo sucedido y el veterano investigador Holger Munch se sumerge en el caso junto a la inspectora Mia Krüger, que lucha todavía contra sus tendencias suicidas y su adicción a las píldoras y el alcohol. Pero la investigación de lo que a primera vista es un espeluznante asesinato ritual no parece estar yendo a ninguna parte hasta que la unidad recibe nuevos indicios sobre los elementos encontrados en el lugar del crimen. Las plumas pertenecen a un búho... el pájaro de la muerte.

MIS IMPRESIONES

En El búho volvemos a encontrarnos con la pareja de investigadores protagonista de Viajo Sola, de la que ya en mi reseña de esa novela pedía la vuelta dado todo lo que me había gustado.

Mia Krüger parece que no se encuentra mucho mejor que la primera vez que Holger Munch fue a buscarla a Trøndelag, con motivo de la investigación de la niña que apareció colgada de un árbol con un cartel de "viajo sola" alrededor del cuello.

Cuando acabó la anterior investigación volvió a ser apartada del servicio. Sólo recuperaría su puesto tras tratamiento psicológico y que el terapeuta encargado de éste le diese el alta. Pero Mía sigue compartiendo su vida con sus demonios. No ha superado ciertos acontecimientos que sucedieron y que tienen mucho que ver con su hermana gemela, de la cual tampoco deja de escuchar su llamada, y, al mismo, tiempo cada vez le resulta más fácil sucumbir al cóctel de drogas y alcohol que poco a poco la destruye, algo que no está dispuesta a compartir con nadie y menos con el psicólogo que la trata.

Pero nuevamente Holger necesitará las capacidades y la ayuda de Mía para resolver un caso. Han encontrado a una joven con una peluca rubia, desnuda, sobre un lecho de plumas, dentro de un pentagrama de velas y en una posición un tanto extraña y forzada. Holger moverá cielo y tierra para que Mia pueda volver a formar parte de su equipo, precisa de las habilidades de esta investigadora y su intuición para resolver un caso que cada vez se irá complicando más.

Pero vayamos por partes.

El búho es la segunda entrega de la saga de los investigadores Krüger y Munch que se inició con Viajo sola. No haber leído el título anterior no supondrá ninguna dificultad para disfrutar de esta novela ya que el caso que ocupará a estos dos policías y su equipo, es totalmente independiente y los asuntos que conciernen a los protagonistas y personajes que poblaron las páginas de la anterior entrega y son relevantes o necesitamos conocer para tener un mejor mapa de esta novela, el autor nos los va suministrando.

El esquema de la novela es muy parecido al de la anterior. Al inicio nos presenta una historia que se ve interrumpida y que no sabemos muy bien como va a encajar con la historia y la investigación que tiene lugar, ya que en principio y a simple vista no hay ningún punto en común con ella.

Poco a poco Mia Krüger y Holder Munch se van adentrando en una investigación en la que darán muchos palos de ciego hasta que por fin, empiece a avanzar y todas las piezas encontren su lugar. El caso que nos propone Samuel Bjørk, al igual que en el caso de la anterior novela es espeluznante, interesante, está muy bien tejido, nos va llevando por un camino y otro al mismo tiempo que lo recorren los investigadores, y, como ellos, andaremos sumamente perdidos sobre el desenlace de la investigación que nos propone. Durante la narración hay varios giros inesperados, pero al final Bjørk logra un buen final, sin necesidad de sacarse conejos de la manga y es totalmente razonable.

Es cierto que al principio me costó meterme un poco en la historia, pero llegados a un punto tengo que reconocer que captó mi atención de tal manera lo que Samuel Bjørk me estaba contando, que me costaba dejar la lectura. Entré en el bucle de "un capítulo más y lo dejo" del que tantas veces somos víctimas.

Los personajes, como ya sucedió en la entrega anterior, están bien dibujados y como ya comenté en la reseña de Viajo sola me gustan, no se ajustan completamente al modelo que nos tienen acostumbrados otros títulos de "novela negra nórdica", lo cual supone un cambio que siempre se agradece.

Pero también es cierto que si leíste Viajo sola posiblemente os pase lo mismo que a mí, y es que, aun gustándome la novela y habiendo disfrutado con su lectura, es como si después de haber leído el título anterior, ésta se hubiese quedado un tanto "desleída" o "descafeinada". El impacto que nos produjeron los protagonistas, la estructura y la novela en sí en la anterior entrega (y alguna otra cosa que no voy a desvelar por motivos obvios), lo tendremos superado. Además, en las historias personales de Mia y Holger, vamos a encontrarnos, en cierto modo, más de lo mismo. Quizás el autor podría haber avanzado un poco más a la hora de volver a presentarnos a estos personajes. Sólo al final de la novela veremos que se abre una puerta, que podría augurar una evolución en estos personajes.

En conclusión, en El búho vamos a encontrar una novela muy entretenida cuya lectura se nos escapará entre las manos, aunque he echado de menos algo de innovación, ya que al repetirse mucho de lo que funcionó en Viajo sola, el impacto que me produjo esa lectura, en El búho ha sido menor. Samuel Bjørk nos vuelve a presentar un caso espeluznante en el que el mal campa a sus anchas y lo que nos relata en la novela nos pondrá los pelos de punta.

El búho es puro entretenimiento y aun con esos pequeños "peros" que le he puesto os aseguro que no os defraudará. No os quepa duda de que me ha gustado, tanto es así que no dudaré en seguir con esta saga de investigadores, ya que en la última página de la novela nos queda claro que esto continúa, que vamos a volver a encontrarnos con Mia Krüger y Holger Munch.


lunes, 12 de septiembre de 2016




Hace ya unos cuantos años, un día mi marido llegó con un libro de regalo. En principio, el título no me llamaba mucho la atención. Tampoco tenía referencia alguna de él ni de su autora, lo cual, en cierto modo, era lógico. La escritora aunque era una periodista curtida, con la "La hermandad de la Sábana Santa" empezaba su andadura en este terreno y, además, acababa de salir a la venta.

Poco tardaron en conquistarme la novela y su autora, y a día de hoy las novelas de Julia Navarro pueblan mi biblioteca sin excepción alguna.

LA AUTORA

Julia Navarro es escritora y periodista. Después de escribir varios libros de actualidad política publicó su primera novela, La Hermandad de la Sábana Santa, con la que logró un éxito sin precedentes situándose durante meses en los primeros puestos de las listas de ventas, tanto nacionales como extranjeras. La Biblia de barro y La sangre de los inocentes afianzaron su prestigio entre la crítica y el público. Tras ellas llegaron Dime quién soy y Dispara, yo ya estoy muerto, que abordan de forma magistral la historia del siglo XX y supusieron un punto de inflexión en su trayectoria literaria.

Es una de las autoras españolas con mayor reconocimiento dentro y fuera de nuestras fronteras. Ha conseguido llegar a millones de lectores en todo el mundo, y sus libros cuentan con traducciones en más de treinta países.

ARGUMENTO

Thomas Spencer sabe cómo conseguir todo lo que desea. Una salud delicada es el precio que ha tenido que pagar por su estilo de vida, pero no se lamenta por ello. Sin embargo, desde su último episodio cardíaco, una sensación extraña se ha apoderado de él y en la soledad de su lujoso apartamento de Brooklyn, se suceden las noches en que no puede evitar preguntarse cómo habría sido la vida que conscientemente eligió no vivir.

El recuerdo de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, entre Londres y Nueva York en los ochenta y noventa, nos descubre los turbios mecanismos que en ocasiones emplean los centros de poder para conseguir sus fines. Un mundo hostil, gobernado por hombres, en el que las mujeres se resisten a tener un papel secundario.

MIS IMPRESIONES

Como he dicho antes descubrí a la escritora Julia Navarro nada más sacar su primera novela. Después han ido viniendo otras que puntualmente he ido leyendo, todas menos "Dispara, yo ya estoy muerto" que todavía tengo pendiente de lectura. Así que no es raro que cuando me enteré que pronto saldría a la venta una nueva novela de esta autora estuviera decidida a leerla. Siempre he disfrutado con sus obras así que estaba dispuesta a hacerlo nuevamente.

Pero Historia de un canalla no ha sido precisamente lo que yo esperaba. Si bien he disfrutado del buen hacer de Julia Navarro, de su forma de escribir, de su prosa fluida, fácil de leer y no por ello falta de calidad, con un estilo elegante y diálogos bien construidos, me ha resultado excesivamente larga para lo que nos contaba y en algunos momentos monótona.

En muchas ocasiones pedimos a los autores que cambien de registro, nos gusta encontrarlos fuera de su zona de control y agradecemos el esfuerzo realizado cuando lo hacen, pero en este caso, y aunque la autora ha reconocido en algún medio que no lo ha hecho pensando en el lector, sino que ha escrito la novela que ella quería, este cambio no me ha convencido.

En Historia de un canalla es el propio Thomas Spencer quien viendo cercana la muerte nos relata su vida. Thomas es una mala persona, es un canalla (por decirlo de forma delicada).

En su infancia, que se desarrolló en el seno de una familia muy acomodada, podría pensarse que su forma de actuar era fruto de sus ganas de llamar la atención y del complejo que le provocaba su ascendencia latina por parte de madre y su aversión por esa rama de la familia, lo cual unido al marcado reflejo que esto tenía en su físico y que tanto rechazo le producía. Sin embargo, más adelante, no deja lugar a dudas que lo que Thomas Spencer encierra dentro de su persona es una gran maldad que no desaparece hasta su último aliento.

Y este ha sido uno de los puntos que no me ha convencido de esta novela y con ello no quiero decir que el personaje no esté bien construido ni la maldad que encierra no esté bien reflejada, mostrándonos una persona despreciable, sin escrúpulos, cínico, hipócrita, egoísta, maltratador, amoral, etc., sino que no he podido comprender la necesidad de echar la vista atrás para analizar su vida y no mostrar ningún tipo vergüenza, de cargo de conciencia o arrepentimiento por sus acciones que él mismo reconoce no han sido buenas.

Y es que no se trata de empatizar con un personaje para que te guste ni estar de acuerdo con su forma de actuar, simplemente es que no he entendido su postura en la novela, esa necesidad de esta mirada retrospectiva por su parte si para él estaba todo correcto como había sido, lo que ha hecho que el protagonista no me enganchara, resultándome totalmente ajeno e indiferente.

Alternando con la narración de como sucedieron los hechos, el propio Thomas Spencer nos propone una segunda versión de como podrían haber sucedido los hechos si no fuese un canalla ("lo que pudo haber sido y no fue"), habiendo así evitado mucho sufrimiento a su alrededor. Una narración que está en letra cursiva para que quede totalmente diferenciada, y que para mi gusto no aporta nada a la novela y no hace sino añadir páginas a la misma, narrando una y otra vez los mismos hechos con un enfoque diferente y que rompe el ritmo de la misma, resultando la narración muchas veces monótona.

En Historia de un canalla Julia Navarro aprovecha para hacer una crítica sobre la manipulación y la influencia de la publicidad y los medios de comunicación, sobre todo en política, sobre la población, cómo su forma de contar las cosas influye de una manera u otra en nosotros. También toca, aunque de forma menos profunda temas como el maltrato, el racismo o el machismo.

En conclusión, esta novela de Julia Navarro no me ha convencido, agradezco el esfuerzo de la autora por el cambio realizado pero prefiero a la escritora de sus otras novelas y no por lo que tengan de históricas, algo en lo que algunos lectores inciden y han echado de menos, sino por el tipo de historias que en ellas nos contaba. Espero poder volver a encontrar pronto a la Julia Navarro que tanto me gusta.