Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

viernes, 7 de abril de 2017

LA RUEDA DEL OLVIDO - Care Ariño


Pese a que cuando llegó a mis manos por sorpresa su anterior libro El latido del tiempo tenía muchas ganas de leerlo, al final como sucede en más ocasiones de las que me gustaría, fue quedando a la espera ante otros títulos que iban llegando. Por eso, cuando vi que Cari Ariño volvía a publicar y su nueva novela tenía un título tan atractivo como La rueda del olvido y en su sinopsis vi que se trataba de una historia que tenía que ver con la Guerra Civil española, no lo dudé un momento y me hice con él.


LA AUTORA



Cari Ariño nació en 1958 en Maella, un pueblo aragonés fronterizo con Cataluña y bañado por el río Matarraña. Antes de estudiar Literatura Comparada, se formó leyendo a los clásicos modernos franceses, como Balzac y Flaubert. Actualmente compagina su trabajo de funcionaria en el Ayuntamiento de Barcelona con la literatura.




ARGUMENTO

La rueda del olvido es un emotivo relato cuyos protagonistas principales, Alicia y Bautista, buscan el equilibrio en sus vidas. El descubrimiento de un retrato en una novela de Isaac Asimov marcará el encuentro entre ellos.

A lo largo de sus páginas, el lector encontrará dos historias paralelas conectadas por el presente de Alicia, una joven que acaba de sufrir un profundo desengaño sentimental, y Bautista, un exiliado en Francia tras la guerra civil española que, contra su voluntad, rememora el pasado.

Como nexo entre ambos, un anarquista desaparecido, Biel y un amor en el horizonte, Julien.

El olvido y el dolor serán el cuchillo de hielo que apagará el fuego del amor.

Y la esperanza, una chispa remota que lucha por encender la llama.


MIS IMPRESIONES

Con todo a punto para la boda, Alicia recibe una llamada telefónica del hombre con el que comparte la vida hace años, mediante la cual le comunica que se encuentra en Nueva York, a miles de kilómetros, y que cancele todo, que no habrá boda.

Alicia es fotógrafa y lleva tiempo detrás de iniciar un proyecto fotográfico sobre el exilio español del treinta y nueve, sobre los miles de españoles que, como su abuelo a quien no conoció, se marcharon a Francia,  y en retomar ese proyecto que está en vía muerta encuentra la excusa perfecta para viajar a ese país y escapar de Barcelona, intentando afrontar de esta manera el desengaño que acaba de sufrir.

En una fiesta en casa de una de sus hermanas conoce a Julien, quien se ofrece a ponerla en contacto con su abuelo Baptiste, un español que se exilió en el 39, aunque advierte a Alicia que tendrá que andar con pies de plomo porque no le gusta hablar mucho del tema.

Con esta excusa Cari Ariño nos transportará a los prolegómenos de la Guerra Civil para presentarnos a Biel, un joven nacido en el campo y que cuando se traslada a Barcelona se empapa del ambiente revolucionario que se vive entonces en la ciudad, convirtiéndose en un anarquista, cuyo idealismo y búsqueda de un mundo más justo le llevan a anteponer su lucha por encima de su familia.

No es la primera novela que leo sobre la Guerra Civil ya que éstas suelen tener sobre mí una atracción especial, pero sí es la primera que leo en que los hechos se narran bajo este prisma. Cómo en los años anteriores a la Guerra un joven se va empapando de unas ideas, cómo pelea por ellas hasta verse envuelto en una guerra en la que se da cuenta que no todos luchan y ponen en peligro la vida de otros solamente por unos ideales, también lo hacen por otros motivos, entre ellos la lucha por el poder, y como aun estando en el mismo bando los anarquistas y los comunistas también son "enemigos". 

Una guerra en la que para sobrevivir se ve obligado a matar, en la que se juega el pellejo por defender lo que otros disponen cómodamente y a salvo desde la retaguardia o desde sus despachos para salvar sus privilegios, sin importarles el sufrimiento de la población civil que se ve invadida por un bando y después por el contrario con lo que ello significa para sus habitantes. Todo ésto para al final tener que huir de su país y dejar atrás su vida y a los que quiere. Y por si esto fuera poco ir a un lugar donde tampoco será libre.

En cuanto a los personajes la construcción que hace la autora de los mismos no me ha gustado en todos por igual, quizás porque Biel es un personaje bastante potente en el que además observamos una gran evolución, un personaje con muchas aristas, un personaje con el que en algunos momentos podemos estar o no de acuerdo, que se plantea y nos hace plantearnos muchos dilemas y que es capaz de eclipsar a otros, cómo a mi modo de ver pasa, sobre todo con los personajes que pasean por la época actual. Esto sucede en el caso de Alicia que aun teniendo un papel importante en la historia no puede compararse con la fuerza que tiene el de Biel.

Cari Ariño nos muestra unos personajes reales con sus conflictos, sus debilidades, movidos por su necesidad de sobrevivir aunque ello implique renuncia, engaño y olvido. Unos personajes que luchan contra ellos mismos, contra sus sentimientos y que se ven obligados a tomar decisiones que nunca hubiesen querido tomar, y a los que seguramente nos costará entender en algunos casos para luego llegar a comprenderlos, incluso hasta llegaremos a posicionarnos "de algún modo" de uno u otro lado para después, posiblemente, cambiar nuestra opinión. 

Durante la narración, presente y pasado se irán entrecruzando e iremos componiendo una historia de sufrimiento, de familias rotas, algunas de las cuales no volvieron a juntarse, hombres y mujeres que tuvieron que rehacer su vida encerrando su existencia anterior en el olvido, con engaños, y seremos testigos de lo difícil que fue para algunos no sólo la guerra sino también lo que vino después tanto para los que se fueron como para los que se quedaron.

Una trama en la que se irán acoplando los retazos de la narración para que lleguemos a tener una visión amplia de la historia de esta familia que se cimentó sobre el olvido y sobre el engaño, al principio pensando que era lo mejor en el momento político y social en el que se vivía, pero que se fue prolongando en el tiempo, tanto que ya ni se quería ni se sabía como salir de él.

La rueda del olvido es una novela de ágil lectura, entretenida y de la que seguro disfrutarás si te gusta el tema que toca, aunque he reconocer que a mí se me ha quedado algo corta la trama actual, me hubiese gustado que se hubiese profundizado más en el final de la misma, ya que me resultó algo precipitado.



13 comentarios:

  1. Coincido contigo respecto al final: casi no da detalles de lo que pasa y yo que me pasé toda la novela esperándolo me llevé un poco de chasco
    La anterior novela me gustó mucho más
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me gustó el planteamiento sobre la guerra civil

    ResponderEliminar
  3. Paso de puntillas porque es una de las novelas que se vendrán conmigo de Semana Santa.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ESta vez no me llama mucho, así que la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mi me ha gustado mucho. Incluso el final jeje

    ResponderEliminar
  6. Me cuesta leer libros basados en guerras.
    Me quedo por aquí para leeros.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente leer a la autora, y no sé si hacerlo con este o el anterior.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. Coincido en tus impresiones, excepto en lo del final, a mi me gustó como está. Besosss

    ResponderEliminar
  9. Aún la tengo pendiente, de estas vacances no pasa que la lea, le tengo muchas ganas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Es una temática que me llama mucho, así que lo apunto.
    Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  11. Pese a lo que señalas del final, esta novela me llama mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Finalmente la voy a dejar pasar. Aún no he leído a la autora, pero me estrenaré con su anterior novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No me había fijado en el período en el que se ambienta, que precisamente es uno de los que menos me llama. Eso, sumado al final precipitado, quizá me lleva a leer la novela anterior de la autora, no esta.

    Un besito.

    ResponderEliminar