Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

miércoles, 25 de enero de 2017

MIRLO BLANCO, CISNE NEGRO - JUAN MANUEL DE PRADA



Reconozco que cuando vi esta portada y leí el título de esta novela me llamó la atención, también cuando leí el titular que la vendía "Un ajuste de cuentas conmigo mismo y con el mundo editorial", sin embargo, ante tantos pendientes fue una de las que dejé pasar pero, como sucede tantas otras veces, hay novelas que se empeñan en volver y este fue uno de esos casos.

Nos ofrecieron participar en un encuentro con el autor, Juan Manuel de Prada y lo supimos con suficiente tiempo como para leernos la novela y así poder disfrutar verdaderamente de éste, así que aceptamos y nos pusimos manos a la obra.

Ahora, tengo que decir, que a pesar de no haber leído nunca a Juan Manuel de Prada, creo que este libro ha sido una buena manera de comenzar.

EL AUTOR


Juan Manuel de Prada nació en Baracaldo en 1970, aunque pasó su infancia y adolescencia en Zamora.

Con su primer libro, Coños(1995), y los relatos de El silencio del patinador (1995, ampliado en 2010) sorprendió a la crítica por su poderosa imaginación y su audaz uso del lenguaje. En 1996 debutó en la novela con la monumental Las máscaras del héroe, con la que obtuvo el Premio Ojo Crítico de Narrativa de RNE. En 1997 recibió el Premio Planeta por La tempestad

Su novela Las esquinas del aire (2000) también fue recibida con entusiasmo por los lectores y la crítica, así como Desgarrados y excéntricos (2001). La vida invisible (2003) recibió el Premio Primavera y el Premio Nacional de Narrativa, y con El séptimo velo(2007) se alzó con el Premio Biblioteca Breve y el Premio de la Crítica de Castilla y León. En 2012 publicó Me hallará la muerte, y en 2014, en Espasa, Morir bajo tu cielo. Su última novela, publicada también en Espasa, en 2015, El castillo de diamante, ha sido galardonada con el Premio de la Crítica de Castilla y León. 

Ha obtenido los más prestigiosos reconocimientos del periodismo literario; entre otros, los premios Mariano de Cavia y Julio Camba.

SINOPSIS

Alejandro Ballesteros, un aspirante a novelista recién llegado a Madrid, conoce a Octavio Saldaña, un veterano y brillante escritor condenado al ostracismo tras un triunfo meteórico, allá en la juventud. Alejandro sucumbirá pronto a la apabullante personalidad de Saldaña, que acoge bajo su plumaje de «cisne negro» al joven, empeñado en convertirlo en el nuevo «mirlo blanco» de la literatura española.



Sin embargo, lo que comienza siendo una relación de deslumbramiento recíproco acabará transformándose en una amistad tóxica y destructiva. Saldaña no tardará en mostrarse como un genio de la manipulación psicológica; y Ballesteros pronto será un pelele en manos de su maestro.


En su ansia de dominio, Saldaña tratará de sembrar cizaña entre Ballesteros y Paloma, su novia, y hasta permitirá que coquetee con Nieves, su propia mujer. Ballesteros está perdiendo el control sobre su obra y sobre su vida; pero ¿es tan inocente como parece o en realidad se está aprovechando de la sabiduría y las dotes de Saldaña?

Juan Manuel de Prada nos ofrece en Mirlo blanco, cisne negro su obra más sincera y personal. Una turbadora reflexión sobre maestros y discípulos, sobre el afán de posesión y el arribismo. Una novela que comienza siendo una sátira despiadada del mundo editorial y acaba convirtiéndose en un drama desgarrador sobre la vocación literaria, «que devora a sus mejores hijos». Mitad farsa, mitad tragedia, Mirlo blanco, cisne negro es también —para quien sepa leer entre líneas— una confesión a tumba abierta de su autor, que aquí nos regala sus personajes más complejos y poderosos, sus diálogos más deslumbrantes y literatura a raudales en cada una de sus páginas.


MIS IMPRESIONES

Como he dicho al principio ninguna de las dos habíamos leído nunca a Juan Manuel de Prada por lo que nos enfrentábamos totalmente en blanco a esta lectura.

El titular con el que se vendía era potente: "Un ajuste de cuentas conmigo mismo y con el mundo editorial" pero, aunque quizá nos encontremos ante la novela más personal de Juan Manuel de Prada, una novela en la que vamos a encontrar mucho de él mismo y de situaciones por las que ha pasado a lo largo de los muchos años que lleva escribiendo no es solo este titular con el que debemos quedarnos.

En primera persona, de la mano de Alejandro Ballesteros, una joven promesa del mundo literario, vamos a conocer su relación con Saldaña (un escritor que paladeó el éxito y después fue expulsado del mundo literario por razones ideológicas lo que le llevó a convertirse en un personaje mediático) y cómo evoluciona. Además, todo esto lo vamos a conocer gracias a que Álex lo rememora diez años después, diez años en los que todo ha cambiado mucho.

Podríamos decir que la novela se divide en dos partes: la primera en la que vamos a encontrarnos una crítica a todo el mundo editorial y literario en general siendo esta parte de la novela una especie de sátira en la que nadie queda a salvo y la segunda en la que vamos a vivir el proceso de maduración de un escritor que pasa de ser un don nadie a estar en lo alto del éxito y que se enfrenta a la escritura de su segunda novela en la que tendrá que demostrar que la primera no fue un golpe de suerte sino que él tiene verdadero talento.

Estas dos partes están bien diferenciadas en la novela y no tienen para nada la misma extensión. En la primera parte formada por el primer capítulo o los dos primeros es donde vamos a conocer a todos los personajes principales: Octavio Saldaña, el cisne negro como se autodenomina, un escritor que en sus inicios fue muy respetado pero que fue bajado a los infiernos a raíz de las críticas hacia una de sus novelas que llevaron a que se le catalogara en una ideología que muy pocos compartían. Es por ello que vamos a encontrarnos a un Saldaña enfadado con el mundo en general y desencantado con el mundo editorial y todo lo que le rodea. También conoceremos a Alejandro Ballesteros o Álex, el mirlo blanco, un joven que trata de hacerse un hueco en el difícil mundo editorial acudiendo a todos los saraos hasta que en uno de ellos conocerá por casualidad a Nieves, la esposa de Saldaña, que facilitará un encuentro entre ambos, y Saldaña, fascinado con la calidad de la escritura de Álex le facilitará su salto a la fama.

Toda esta primera parte de la novela es lo que podemos denominar el ajuste de cuentas del autor con editoriales (grandes y pequeñas), agentes, editores, con los escritores (jóvenes y viejas glorias como los denomina), con la vanidad de los escritores, con los críticos, con las revistas y suplementos literarios... nadie se queda sin su crítica, quedando patente que Juan Manuel de Prada ha vivido de todo y tiene mucha calle ya en este mundo.


A partir de ahí pasaremos a la segunda parte, la más extensa, en la que viviremos el proceso de escritura de Álex en su nueva novela 'Madonna' por lo que la novela torna hacia una tragedia sobre la creación artística. Álex pasará por todos los estados por los que, supongo, puede pasar un escritor: síndrome de la página en blanco, frustración, expectación, euforia.... Una vez terminada la novela se la enviará a Saldaña para su revisión y a partir de ahí empezará un verdadero calvario de cambios sugeridos por parte de Saldaña para mejorar, según él, la novela que irán provocando en Álex un profundo cansancio y una serie de situaciones derivadas de este estado que irán afectando a todos los que están a su alrededor.

Tengo que decir que me costó entrar en esta novela. Juan Manuel de Prada utiliza una escritura cargada de palabras no demasiado comunes, adjetivos y repeticiones que en algunos momentos se me hicieron pesadas pero, en cambio, aún no conociendo el significado de muchas palabras, no era difícil deducir su significado. Es por esto por lo que he disfrutado con esta novela a pesar de lo que acabo de mencionar, porque aunque a priori parecía complicada de comprender, poco a poco, te dabas cuenta de que no lo era tanto. Además, he disfrutado con la manera en la que está escrita, Juan Manuel de Prada tiene un estilo peculiar, quizá al igual que lo tiene el Saldaña de su novela, pero es un estilo con el que, cuando me hice a él, he disfrutado.

También hay que decir que Juan Manuel de Prada ha querido dejar mucho de él en esta novela y hay un montón de rastros de su vida: la novela que Álex está escribiendo está ambientada en Venecia y trata sobre falsificaciones artísticas como "La tempestad", obra con la que Prada obtuvo el Premio Planeta, la primera novela de Saldaña, "El arte de pasar hambre", se describe como un libro desgarrado y torrencial sobre el Madrid de principios del siglo XX como la primera novela de Prada... y un montón de pequeñas casualidades que quizá no lo sean tanto.

Sí que tengo un pero que quizá sea lo que a otros más les ha gustado y es que a veces el autor se mete en una serie de reflexiones que tienen los personajes que a mí en muchas ocasiones se me han hecho un poco fatigosas. Es verdad que aportan a la novela y que nos ayudan a entender un poco más a los personajes pero a mí en ocasiones se me hacían demasiado largas.

Hay que decir que en muchos puntos la novela es en realidad una profunda reflexión sobre el mundo literario y plantea dilemas al lector como... ¿el escritor tiene que ser fiel a lo que escribe y crear una buena obra, llena de matices, profunda y compleja o por el contrario tiene que crear una obra para un público mayoritario? sobre esta cuestión hablan los propios protagonistas en muchas ocasiones cambiando incluso ellos mismos de opinión. La mía personal es que no hay una respuesta, que cada uno debe escribir lo que sienta y que no por ser simple, ligero o fresco tiene porqué ser una mala obra como tampoco podemos denominar una obra maestra de la literatura cualquier libro por ser complejo o profundo. Al final cada libro tiene un público o por lo menos esa es mi opinión.

En cuanto a los personajes, además de los protagonistas, aparecen por sus páginas Nieves, la mujer de Saldaña, Paloma, la novia de Álex que además es un personaje que aporta mucha frescura y humor a la novela, Ramiro Cifuentes, el editor del primer libro de Álex y quien le dio su primera oportunidad y Rosario, enemiga acérrima de Saldaña por motivos a priori desconocidos y amiga de Ramiro. Creo que Rosario podía haber dado mucho más juego en la novela ya que toma mucho más protagonismo prácticamente al final y con una historia de la que me quedé con ganas de saber algo más.

En conclusión, es una novela que me ha gustado a pesar de que me costó empezar y es de esas novelas que una vez las acabas te quedas pensando porque en el fondo es mucho más profunda de lo que puede parecer a priori y nos acerca mucho a los escritores y al mundo editorial en general. Una novela maravillosamente escrita, diferente y con la que te llevarás una sorpresa según vas avanzando.

Para terminar quiero plantearos el dilema que a mí me dejó esta novela para quién ya la haya leído o para cuando lo hagáis.... ¿es Álex tan inocente como parece?¿Se ha dejado manipular por Saldaña o ha sido él quién ha utilizado a Saldaña para conseguir su éxito? Porque en toda la novela sólo tenemos el punto de vista de Álex que es quien nos lo cuenta. Tendrás que leerla para poder opinar.




13 comentarios:

  1. Si cae en mis manos lo leeré pero no iré a buscarlo. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Estoy esperando mi ejemplar que me tocó en el blog de Teresa, todo lo que mencionas sobre el mundo editorial me parece interesante...
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. A mi este autor me da fatiga él por sí mismo, pero nunca he catado sus letras y oye, igual me llevo una sorpresa. Gané esta novela en el blog de Manuela y me comentó su opinión (bastante creo en la línea de la tuya) y tengo muchísima curiosidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La parte del mundo editorial la veo muy interesante, pero la complejidad de la que hablaba Manuela en su reseña me hace pensar que no es para mí, al menos en este momento.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mí, la manera de escribir de este autor me satura, me pasó en los dos libros que he leído de él y creo que con este me pasaría lo mismo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que en general coincidimos en nuestras impresiones y a pesar de que el inicio de la lectura y el hacerme con su forma de escribir fue un tanto costoso, la novela finalmente ha sido una lectura estupenda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Aún lo tengo pendiente de lectura.

    Un beso
    Yolanda ❤❤❤

    ResponderEliminar
  8. Esta novela la leeré si cae en mis manos, pero no voy a correr a por ella porque la prosa de este hombre no me va mucho. Besos

    ResponderEliminar
  9. Me frena la prosa del autor y ese inicio costosos. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. No sé, no lo tengo claro. No sé si leerlo o dejarlo pasar...

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Ahora mismo no estoy para este libro ya os lo comenté. Lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  12. NO es de esos libros que vaya a buscar, pero si se cruza, creo que sí, que me animaré, que me has picado la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. A mí me resultaba muy atractiva esta novela. Los peros que señalas, bueno, ahí están. No es que me parezcan baladí pero no me importaría darle una oportunidad a la novela, a pesar de ellos. Besos

    ResponderEliminar