Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

domingo, 17 de julio de 2016

PRESENTACIÓN DONDE LOS ESCORPIONES - Lorenzo Silva




El pasado mes de Mayo, durante la celebración de la Feria del libro y aprovechando que había salido la nueva novela de Lorenzo Silva, "Donde los escorpiones" tuvimos el placer de ser invitadas a un encuentro con el autor en la Biblioteca Eugenio Trías, en el mismo retiro, donde nos contó todo lo relacionado con la nueva entrega de nuestro querido Bevilacqua .

Tras una breve introducción por parte de Alba Fité en la que nos comentó que el día anterior había sido la presentación oficial en la Biblioteca Luis Rosales de Carabanchel y que Lorenzo Silva iba a estar todo lo que quedaba de Feria del Libro firmando ejemplares, pasó a darnos la oportunidad de comentar todo lo que quisiéramos con el escritor pero sin muchos spoilers porque todavía había algunos que no habíamos podido terminar la novela.

Para "abrir fuego" tomó la palabra Lorenzo que lo primero que hizo fue darnos las gracias por haber asistido y decirnos que nos había traído una sorpresa, algo que había que manejar con mucha precaución, aunque no tenía filo: era un amapolero que había comprado en Afganistán y que se utiliza como herramienta agrícola aunque también parece que es usada como instrumento de guerra. Los que hayáis leído el libro ya sabréis la importancia que tiene en la novela, y los que no tendréis que descubrirlo.

Nos comentó lo curioso que resulta que con todas las medidas de seguridad que hay en los aeropuertos el amapolero no es un arma prohibida, por las dimensiones de la hoja y porque no tiene filo, por lo que se estima que es un arma de coleccionista y es legal traerlo. Cómo no, este "artefacto" dio para más de un comentario.

Nos comentó lo importante que ha sido el escenario para esta novela, posiblemente el peor en el que ha estado nunca, ya que sin él la novela hubiese sido mucho menos impactante porque le aporta mucho a la historia. Es la octava entrega en la que son protagonistas estos personajes con los que lleva tanto tiempo, 21 años concretamente, y que no se trata simplemente de una historia aislada sino fruto de un trabajo de muchos años con ellos.

El llevar tanto tiempo con estos personajes da unos mimbres que es otra parte muy importante de la novela, ya que le da capacidad para confrontar a dos personajes, que tiene muy rodados, que conoce muy bien y que tienen una personalidad, un carácter y la capacidad de ver, oir y decir muy superior a otros personajes de ficción confrontados a una realidad como la que tiene lugar en la novela, que es quizás de las más ásperas con la que se han visto y con la que se han visto los españoles en los últimos 20 años.

Concibe desde hace varias novelas la serie Bevilacqua como una especie de retrato de la España contemporánea a través de la novela policíaca, porque es buena para ello y porque el punto de vista de un investigador veterano, curtido, baqueteado, e incluso vapuleado, es muy bueno para contar la realidad de una sociedad.

El origen de esta novela fue por el año 2003. La primera idea fue hacer una novela situada en Afganistán a la que después rápidamente incorporó la posibilidad de hacerlo con Bevilacqua si era capaz de inventarse una historia en la Vila era el observador que quería tener para contar esa realidad. Y todo fue a raíz de la ocasión que tuvo de hablar con gente que venía de Afganistán y le contaron cosas que él no había visto en ninguna parte y que le dieron pistas de que allí había una historia no visible, ya que en aquellos momentos, y después, tuvimos unos gobiernos muy herméticos con este tipo de misiones y que no daban información de lo que allí estaba sucediendo.

Sin embargo, desde el 2003 va hablando con unos y con otros y va alimentando la idea de que Bevilacqua sea el que cuente lo que sucede allí, la realidad de ese país, de los que están allí y de los acontecimientos que los medios han contado sólo muy por encima. Esa idea sigue ahí y durante ese tiempo le siguen contando historias algunos militares y gente que ha estado allí y se sigue documentando, hace un trabajo periodístico sobre el tema y sigue buscando historias que es el oficio de todo novelista; y cuando tiene ya mucho material llega el momento de irse allí aprovechando además que a partir de 2012 se abre la política informativa del Ministerio de Defensa. Pasó una semana allí y en ese tiempo, hablando con unos y con otros, militares y civiles, de unas nacionalidades y de otras, terminó de resolver todas sus dudas y terminó de darle forma a la trama de esta historia de ficción policíaca en un ambiente militar.


También nos habló de ese primer y último capítulos y de la verdad que hay en ellos y la aspereza de lo que allí se vive, sobre todo de dos imágenes, en concreto, que pueden ser normales pero todo lo que las rodea las hace tremendas.

Nos quedó claro que vamos a volver a encontrarnos con Bevilacqua y Chamorro y que, aunque ellos también van cumpliendo años y les llegará el momento de retirarse, Lorenzo Silva nos manifestó que tiene dos novelas de Bevilacqua retrospectivas  que siempre ha pensado escribirá pero que no tiene prisa en hacerlo, una que lleva 21 años madurando situada en el País Vasco (que tiene su semilla en El lejano país de los estanques), y otra en Cataluña, en la Barcelona Olímpica (en la Marca del Meridiano encontramos alguna pincelada). Pero hasta quizás haya otra historia que tenga que ver con la familia de Bevilacqua en Montevideo, pero le gusta que las novelas tengan su poso y vayan tomando perspectiva.

Aunque ya tiene claro cual va a ser la última que tiene su base en un hecho real que ha sido hace poco y de la que nada más nos quiso contar.

Poco tiempo más pudimos dedicar al intercambio de opiniones ya que la Biblioteca tenía horario de cierre y todavía quedaba por cumplir el trámite de las fotos y las firmas.

Desde aquí agradecer a Lorenzo Silva un encuentro tan interesante e instructivo y a Destino la organización de un encuentro como éste y en un escenario tan literario como la Biblioteca Eugenio Trías en plena Feria del Libro.



Hemos leído del autor



9 comentarios:

  1. Fantástica crónica. Tengo pendiente esta serie. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Menuda crónica más buena. También fui a la presentación en Málaga y estuvo genial. Vaya con el amapolero, que miedito da. Como siempre guapísimas. Ya me contaréis el secreto, siempre salís bien, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la crónica, yo todavía no he leído nada suyo
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por esta estupenda crónica.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la estupenda crónica!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Las presentaciones de Lorenzo Silva son maravillosas :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué pena habérmelo perdido!
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Jeje qué cosas traen los autores a las presentaciones. Me encantaría conocer a Silva. Besos

    ResponderEliminar
  9. Me viene genial la información porque hace poco gané un ejemplar en un sorteo y estoy deseando conocer cómo escribe su autor. Me ha impresionado el tiempo que estuvo para dar forma a esta novela.

    Besitos

    ResponderEliminar