Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

miércoles, 27 de enero de 2016

LA CADENA DEL PROFETA (Los buscadores 2) - Luis Montero Manglano


Desde que leí La mesa del Rey Salomón, primera entrega de la Saga de los Buscadores, y de lo que me había gustado, estaba segura que iba a leer la siguiente entrega: La cadena del Profeta

Después de que en las últimas páginas de la primera novela nos hubieran puesto la miel en los labios sobre lo que se avecinaba era difícil resistirse, por eso desde que me llegó La cadena del profeta estaba deseando ponerme con esta lectura, momento que se me resistía, hasta que viendo muy próxima la salida a la venta de la tercera entrega La ciudad de los hombres santos consiguió que no le diera más tregua y me pusiera enseguida con su lectura.

EL AUTOR

Luis Montero Manglano nació en Madrid en 1981. Es director de Formación y profesor de Arte e Historia Medieval en el Centro de Estudios del Románico de Madrid. Ha publicado anteriormente la novela El Lamento de Caín (Premio EATER a la mejor novela de terror, 2012).

Sus amplios conocimientos de historia y su pasión por la literatura le han llevado a recrear una ambiciosa trilogía centrada en el ficticio Real Cuerpo de Buscadores, un grupo secreto con sede en el Museo Arqueológico Nacional que tiene la misión de encontrar las piezas arqueológicas del patrimonio histórico del país que se perdieron durante el expolio de los siglos XIX y XX.





ARGUMENTO

Los Buscadores, la organización secreta para la que trabaja Triso Alfaro y que se encarga de recuperar objetos del patrimonio arqueológico español que han sido robados o expoliados, pasa por sus peores horas. Pende sobre ellos la amenaza de la desmantelación. Mientras, tienen lugar una serie de robos en diferentes bibliotecas y archivos españoles. Alguien está sustrayendo los fragmentos de un antiguo códice islámico conocido como el Mardud de Sevilla.

Los Buscadores viajan a Malí en una carrera contrarreloj para recuperar el Mardud. Su misión no será fácil: tendrán que infiltrarse en un país asolado por la guerra entre facciones tuareg, integristas islámicos, el ejército francés y una de las tribus más antiguas y misteriosas de África. Tirso y sus compañeros no tardarán en descubrir que tras una de las facciones enfrentadas se encuentran los tentaculares brazos de Voynich y la misteriosa Lilith, quien desea hacerse con la Cadena del Profeta.

MIS IMPRESIONES

La cadena del Profeta es la segunda entrega de la Saga de los Buscadores que se inició con La mesa del Rey Salomón y que finalizará con La Ciudad de los Hombres Sabios. 

Cuando leí la primera entrega de la trilogía ya anunciaba que se podía leer de forma independiente ya que la aventura quedaba cerrada. En el caso de la segunda entrega pasa lo mismo, la aventura que tiene lugar en ella empieza y termina en este volumen y todas las referencias que se hacen a la primera y que van apareciendo, quedan totalmente explicadas y no son una rémora para entender lo que sucede en La cadena del Profeta. Aunque está claro que siempre disfrutaremos más si hemos leído la anterior al tener una visión mucho más completa, como suele suceder siempre que se trata de una trilogía o saga, pero en ningún caso es necesario.

Además al principio de la novela, Tirso Alfaro nos pone al día de la esencia del libro anterior, de lo que es el Cuerpo de Buscadores, a qué se dedican, donde tienen el cuartel central, etc.

Está claro que Luis Montero es un buen contador de historias, sabe como pulsar los botones para que la historia llame nuestra atención y queramos saber que es lo que va a relatarnos. En este caso será el robo de un códice conocido como el Mardud de Sevilla, que ya en su día había sido recuperado, y la interesante historia de Diego Guevara, también conocido como Yuder Pacha, y la mención de su tesoro para que quien se acerque a las páginas de esta novela quede enganchado a ella, aunque tengo que reconocer que me hubiese gustado que el autor hubiese ahondado más en la vida de Yuder Pachá que se me antoja sumamente interesante. 

Aunque seguramente cuando le preguntase por la historia de Diego Guevara a Luis Montero me diría: "¿Quieres conocer la historia? Podría contártela, desde luego, pero conozco una mejor". Me gustaría que me la contase con mayor profundidad en algún momento porque ha logrado llamar mi atención sobre ella.

La cadena del Profeta está divida en cuatro partes, que comienzan cada una de ellas con un fragmento del Mardud de Sevilla, y que continúan con la narración en primera persona a cargo de Tirso Alfaro. A lo largo de estas cuatro partes también vamos a encontrarnos con textos en cursiva en tercera persona que nos van a servir de ayuda para esclarecer una historia que tiene que ver con unos sucesos que ocurrieron dentro del Cuerpo y que guardan relación, sobre todo, con uno de los buscadores en particular, y que de alguna manera guardan un nexo de unión con el relato principal de esta novela.

Si en La mesa del Rey Salomón el protagonismo lo tenía la búsqueda y recuperación de piezas expoliadas al patrimonio histórico de nuestro país, en este caso serán las denominadas "piezas negras" las que tendrán ese papel. Las "piezas negras" son objetos que histórica y emocionalmente pertenecen a nuestro patrimonio, aunque no está claro quien es el dueño legal de las mismas, y por lo tanto el Estado español no tiene ningún tipo de capacidad ni derecho para reclamarlas.

Luis Montero nos sumerge con un lenguaje didáctico y sencillo, en un relato sobre piezas históricas, guerras entre facciones tuareg, terroristas islámicos, ocupación francesa, etc., en el que además encontraremos algunas curiosidades, utilizando un ritmo vertiginoso, con mucha acción, tanta que a veces no nos da tiempo casi ni a respirar, con mil y unas circunstancias en que los personajes se encuentran al límite. Y tanto es así, que llegan a un punto que puede parecer que algunas situaciones carecen de verosimilitud. Aunque se diga que en muchos casos la realidad supera a la ficción, a mi me parecía estar viendo una de esas películas de Indiana Jones, o algunos otros héroes terrenales, en las que te lo estás pasando de miedo pero en tu mente no deja de aparecer: "como se han pasado", y que conste que ésto, en mi opinión, no le resta ningún punto a la novela, es más se lo añade, pero no quiero dejar de mencionarlo.

Los editores han mostrado cuidado, y han buscado no sólo en el fondo sino también en la forma, una serie de características comunes a todas las entregas, una línea de continuidad como queriendo mostrar que aunque sean entregas independientes forman parte de un todo y que me ha gustado especialmente.

Está claro que el autor domina el tema, que sabe de lo que está hablando no sólo por el hecho de ser profesor de historia medieval sino también porque el texto trasluce la amplia documentación que ha tenido que llevar a cabo.

Como ya sucedió en La mesa de Salomón, otro de los puntos fuertes de esta novela son los personajes, y Luis Montero sale muy airoso del riesgo que corre al darle voz a Tirso Alfaro y que sea él quien en primera persona nos narre los hechos, logrando que empatizaremos de nuevo con él desde las primeras páginas (algo que no es fácil que siempre suceda), además de ser testigos de primera mano de la evolución que se va produciendo en él. También están muy bien trabajados y perfilados el resto de personajes, tanto los que ya conocíamos como los que se han incorporado a esta nueva entrega. No van a ser personajes que nos dejen indiferentes y rápidamente vamos a tomar posiciones, aunque alguno de ellos en ciertos momentos nos tenga un poco despistados.

Creo que poco más puedo añadir a todo lo que ya he dicho, salvo que tengo muchas ganas de saber como acaba esta trilogía que tan buenos ratos me está haciendo pasar, pues como ya sucedió en la anterior entrega y ya he mencionado, en esta entrega también la aventura queda cerrada y bien cerrada, también al final de ésta la historia da un giro insospechado que nos hace estar deseando leer la tercera y última entrega de LOS BUSCADORES.

"Nosotros preferimos encontrar preguntas". (Los buscadores)


9 comentarios:

  1. No me atrae esta novela. La dejo pasar.

    ResponderEliminar
  2. La leí en verano y estoy deseando hacerle hueco a la última. Espero que caiga pronto. Me alegra que la disfrutaras tanto como yo. Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Me quedé en el primero... De hecho no sabía que fuera trilogía hasta un poco después de leerlo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Parece interesante pero el hecho de que haya una anterior ya me supone demasiada lectura. No llego a tanto. Gracias por tu reseña.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta lo que cuentas de esta novela y de la anterior y, además, me consta lo mucho que te han gustado y lo enganchada que te han tenido, pero la verdad es que a mí me da pereza, principalmente por lo de ser trilogía y que teniendo tanto como tenemos pendiente...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Todavía no he leído el anterior pero quiero hacerlo y luego ya me animaría con este porque seguro que me gustarán
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me gusta lo que cuentas, puede ser que si pasa por mis manos, me lo quede para leer.

    ResponderEliminar
  8. Me apunto el anterior, que tienen ambos libros buena pinta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. No se... Me tira para atrás que sea trilogía..
    Besos

    ResponderEliminar