Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

EL CASTILLO - Luis Zueco


Y yo que me había propuesto no liarme con una nueva lectura simultánea o conjunta. Pero quien podía resistirse mientras en Twitter se habla de organizar una lectura de un autor al que tienes muchas ganas de leer (sus dos anteriores novelas están todavía en mi estantería esperando el turno) y un libro que te llama mucho la atención. Por si esto fuera poco el propio autor que está leyendo todo el guirigay que se está formando, te ofrece su novela para que participes en la iniciativa. ¡¡Cómo iba a decir que no a esta propuesta!! Imposible.

Gracias a Luis Zueco y Ediciones B por hacerme llegar un ejemplar de esta novela.

EL AUTOR

Luis Zueco (Borja, 1979) es novelista, historiador, investigador y fotógrafo. En la actualidad es el director del Castillo de Grisel, fortaleza medieval convertida en hotel con encanto. Además, es ingeniero industrial, licenciado en Historia y máster en Investigación Artística e Histórica, miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos, vicepresidente de la Asociación de Amigos de los Castillos de Aragón y colaborador, como experto en patrimonio y cultura, en diversos medios de comunicación.

Su novela El escalón 33 recibió la Mención de Honor en el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2012, el Premio al Mejor Thriller Histórico 2012 de la web Novelas Históricas y fue seleccionada en el I Certamen de Novela Histórica Ciudad de Úbeda. También ha publicado la novela histórica Tierra sin rey y la guía Castillos de Aragón: 133 rutas.

ARGUMENTO

"Una novela sobre la construcción del grandioso e imponente castillo de Loarre.

El sueño de unos hombres y mujeres que desafiaron su destino hace mil años. 

Entre la Tierra Llana y el Pirineo aragonés se encuentra el monumento militar románico más importante de Europa: el castillo-abadía de Loarre, una fortaleza impresionante, construida cuando esa zona era una peligrosa tierra de frontera. ¿Cómo se edificó? ¿Quién logró tal hazaña?

Todo comenzó cuando un aguerrido monarca, el rey Sancho III el Mayor, decidió levantar una fortificación en una recóndita sierra, poco poblada y desde la que se podía avistar al enemigo musulmán a diez kilómetros de distancia. Y con la promesa de un futuro mejor, atrajo a un grupo de hombres y mujeres para quienes la supervivencia era una heroicidad cotidiana. 

Entre ellos, un maestro de obras lombardo; Juan el carpintero y su hijo Fortún; Ava la arquera; Javierre, un muchacho cuya ambición creció a la par que el castillo; y un sacerdote fiel al viejo rito hispánico, acompañado de la inteligente y misteriosa Eneca.

Y con sus escasos medios y conocimientos, lograron superar las limitaciones que les imponían la ignorancia y el poder hasta culminar la fortaleza religiosa y militar desde la que se gestó uno de los más importantes reinos medievales, clave de la Reconquista. 

Esta es su epopeya".

MIS IMPRESIONES

De la mano de Luis Zueco nos vamos a trasladar a Loarre, un territorio fronterizo con la tierra llana ocupada por los musulmanes, y con una envidiable situación estratégica, clave no sólo para plantar cara a los infieles que pudieran intentar conquistar más territorio, sino también para aspirar a una reconquista del territorio por ellos ocupado.

Loarre, un lugar donde Sancho III El Mayor tuvo claro que podía ser esencial para la expansión del Reino de Aragón y donde era primordial situar una construcción desde la que llevarla a cabo, y nosotros vamos a ser testigos desde sus inicios hasta su conclusión, de los trabajos de construcción de un castillo que en principio no iba a ser la gran obra en la que se convirtió. Un castillo que veremos crecer junto a Fortún, el protagonista de esta novela.

El castillo es la historia de una poderosa edificación en torno al cual gira toda la novela, convirtiéndose en un personaje más de la misma. Es el retrato de una época, de como eran sus gentes, sus gobernantes, como se vivía y se intentaba sobrevivir; de un tiempo de cambios. La creación del Reino de Aragón, el final del rito litúrgico de la Iglesia de Toledo y su sustitución por el nuevo rito que imponía la Iglesia de Roma, un cambio también en la arquitectura, donde unas construcciones oscuras y poco elevadas van a ir dando paso a otras con mucha más luminosidad y altura.

A través de un narrador omnisciente Luis Zueco nos va narrar la historia de Fortún, un adolescente que llega con su padre a Loarre al reclamo de las voces que dicen que allí se va a construir un castillo. Su padre, un voluntarioso carpintero trata de hacerse un hueco pero le cuesta que Fortún muestre un mínimo interés por los trabajos que tratan de encomendarle, que no le atraen lo más mínimo.

De pronto algo hará que Fortún muestre verdadero interés por lo que allí se está haciendo, por la construcción del castillo, por las estructuras que la conforman y por la manera de levantarlas. Ese castillo y la manera de convertirlo en una verdadera fortaleza, que sirva como una máquina de guerra y que proteja a todos los que viven a su alrededor, se convertirán en su sueño, un sueño que se hará realidad.

Utilizando personajes y hechos reales y ficticios Luis Zueco crea una gran novela, en la que se entremezclan unos y otros de manera natural. Además de darnos muchos detalles sobre la construcción del castillo, incluye otros ingredientes que hacen muy amena la lectura como historias de amor, aventuras, viajes, leyendas populares, historia, el apego a ritos ancestrales que conviven con la religión, traiciones, batallas, etc.

Pese a las más de 700 páginas que tiene El castillo no se hace una lectura lenta, ni pesada, aunque en algún momento para mi gusto pierde un poco el ritmo con la introducción de tantos detalles arquitectónicos, y aunque se nota la gran labor de documentación y conocimientos del autor sobre el tema, no abruma con ellos al lector en ningún momento de la lectura.

He hecho mención a las batallas que están narradas en la novela, no os asustéis, sólo un par de ellas y tampoco se extiende más de lo necesario. Me ha gustado como están relatadas, y a mí particularmente, me ha parecido muy interesante su forma de contarlas y mostrarnos el castillo como una máquina de guerra, su poder defensivo, cómo utilizar cada una de sus partes en cada momento, cómo atacar desde cada una de ellas y cómo se construyó para que su asalto fuese imposible y cómo se va poniendo en marcha durante la batalla, toda la maquinaria.

Tengo que recocer al autor la facilidad con la que te transporta a los lugares y la época en la que sucede la novela. Sin excederse en las descripciones es tal el retrato que consigue de los lugares y las situaciones que en muchas ocasiones me parecía estar en plena construcción del castillo, en medio de la contienda, estar en un harén, estar en los lugares que recorre Fortún, entrar en la abadía del castillo y en su cripta o ser uno más de los habitantes que conformaban la aldea a los pies del castillo.

Luis Zueco crea unos personajes bien perfilados, con pasiones, secretos, defectos y virtudes y diferentes entre sí, en los que reconoceremos una evolución, como no podía ser de otra forma por el amplio período de abarca, a lo largo de la novela, entre los que Fortún es un claro exponente, aunque tengo que reconocer que me desconcertó un poco el súbito cambio operado por él en la primera parte de la novela que pasa rápidamente y sin transición de ser un adolescente que no muestra interés por nada y que parece que vive en otro mundo, a tener una disposición constante por aprender latín y conocer todos los secretos de la construcción y ayudar en todo momento.

En conclusión, El castillo es una novela bien escrita y construida, con un estilo muy cuidado, que os animo a leer, en la que de pronto nos veremos transportarnos a la época y los lugares donde transcurre, que seguramente nos aportará un conocimiento sobre aspectos que desconocíamos, y todo ello de manera ágil y amena. Y lo mejor de todo, nos dejará con unas ganas tremendas de ir hasta Loarre y conocer este castillo.

14 comentarios:

  1. La verdad es que no termina de llamarnos del todo. Seguro que está muy bien, pero ahora no es lo que más nos apetece leer.

    ResponderEliminar
  2. Coincidimos en nuestras impresiones y a Loarre hay que ir !! ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Vamos a tener que organizar un viaje que veo que todos.nos hemos quedado con ganas de ir a Loarre.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Acabo de terminarlo este puente, me ha gustado muchísimo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo esperando en la estantería, a ver si la semana que viene puedo meterlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Lo leeré, xq me gusta mucho la novela histórica, pero más adelante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No paro de leer buenas opiniones de este libro. Y con lo que me gusta este género, no puedo dejarlo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Tengo ganas de leer a este autor y este libro me atrae mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No es mi temática favorita y encima su extensión me tira para atrás.

    ResponderEliminar
  10. La tengo pendiente pero caerá tarde o temprano :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  11. No me he animado aún, pero es un título que lleva tiempo rondándome
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Este lo tengo apuntadísimo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Cada vez que veo una opinión de este libro pienso que es a mi marido al que más le puede gustar. Lo mismo se lo traen los reyes jeje. Besos.

    ResponderEliminar
  14. También yo disfruté mucho con la historia. Ha sido mi primer contacto con el autor y tengo claro que debo leer El escalón 33 del que tan buenas opiniones he visto.

    Besos

    ResponderEliminar