Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

lunes, 27 de julio de 2015

LA LUZ QUE NO PUEDES VER - Anthony Doerr



Cuando nada o muy poco se había oído o leído sobre este libro, recibí un mensaje en mi correo electrónico ofreciéndome su lectura.

No se puede negar que el título llama la atención y su portada es atractiva, pero cuando me informé un poquito y vi que transcurría en la Segunda Guerra Mundial y la ocupación nazi, no tuve ninguna duda de que iba a decir que sí, que lo quería leer. Y es que hay escenarios o temas en los libros a los que me resulta muy difícil resistirme.

EL AUTOR

Anthony Doerr es autor de los libros de relatos Memory Wall y The Shell Collector, las memorias Four Seasons in Rome y las novelas About Grace y La luz que no puedes ver, finalista del National Book Award y que se ha convertido un best seller en Estados Unidos, con extraordinarias críticas. 

Las obras de Doerr han logrado varios premios, entre ellos cuatro O. Henry Prizes, el Barnes & Noble Discover Prize, el Rome Prize, el New York Public Library's Young Lions Award, el National Magazine Award for Fiction, tres Pushcart Prizes, dos Pacific Northwest Book Awards, tres Ohioana Book Awards, el 2010 Story Prize, considerado el más prestigioso premio de Estados Unidos para un libro de relatos y el Sunday Times EFG Short Story Award, el mayor premio del mundo concedido a un único relato. En 2007, la revista literaria británica Granta incluyó a Doerr en su lista de «Los 21 mejores novelistas estadounidenses». Vive en Boise, Idaho, con su mujer y sus dos hijos.

ARGUMENTO

"Marie-Laure vive con su padre en París, cerca del Museo de Historia Natural, donde él trabaja como responsable de sus mil cerraduras. Cuando, siendo muy niña, Marie-Laure se queda ciega, su padre le construye una perfecta miniatura de su barrio para que pueda memorizarla gracias al tacto y encontrar el camino a casa. A sus doce años, los nazis ocupan París y padre e hija tienen que huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo. Con ellos se llevan la que podría ser la más preciada y peligrosa joya del museo.

En una ciudad minera de Alemania, el joven huérfano Werner crece junto a su hermana pequeña, cautivado por una rudimentaria radio que ambos encuentran. Werner se convierte en un experto en construir y reparar estos aparatos cruciales para los nuevos tiempos, un talento que no pasa desapercibido a las Juventudes Hitlerianas.

Siguiendo al ejército alemán, Werner deberá atravesar el corazón en guerra de Europa. Hasta que en la última noche antes de la liberación de Saint-Malo los caminos de Werner y Marie-Laure por fin se crucen. Y sus vidas cambien para siempre".

MIS IMPRESIONES

Esta novela ha supuesto para mí toda una sorpresa. No pensaba que me iba a encontrar lo que encierran sus páginas.

Son mucha las novelas que podemos encontrar que tienen como escenario la Segunda Guerra Mundial, novelas que me gustan y que no dudo en leer, pero hasta el momento no me había encontrado nada parecido a La luz que no puedes ver. En ella encontramos un enfoque totalmente diferente al que estamos acostumbrados a encontrar en las novelas que tratan sobre este tema.

En La luz que no puedes ver me he encontrado una novela original en varios sentidos. En la forma de enfocar la historia, en la forma en que está narrada, en que, sin ser una novela con un ritmo trepidante, te mantiene enganchada a sus páginas y, aunque posiblemente te gustaría que la acción transcurriera más rápido, sin embargo no quieres que sea así, quieres disfrutar de lo que te cuenta y cómo lo cuenta y descubres que tiene el ritmo preciso, el que la hace especial, porque además no dejan de suceder cosas.

Lo importante en La luz que no puedes ver no es el tema de la guerra, aunque indudablemente está ahí y todos los personajes se ven afectados por ella, sino los que la viven, como se tienen que enfrentar a ella, como se ven inmersos en unas situaciones y una forma de vida por la que nunca hubiesen sospechado que tendrían que pasar. Cómo se ven atrapados en esa sinrazón y cómo influye en sus vidas, y cómo son testigos de que esa misma guerra puede sacar lo peor y también lo mejor de las personas.

Anthony Doerr ha creado unos personajes muy reales, entrañables, que calan en el lector y, en muchos casos, con una ternura que los hace inolvidables.

Es imposible no quedar prendado de Marie-Laure, la joven ciega que es un ejemplo de superación, a la que le gusta saber y aprender aprovechándose de que su padre trabaja en el Museo Historia Natural y algunos doctores que trabajan en el museo le dedican su tiempo, sobre todo el doctor Geffard. También es importante para ella leer y devora los libros en braille que su padre le regala de Julio Verne.

O Werner ese muchacho huérfano que, junto con su hermana Jutta, vive con otros huérfanos y que sabe que su destino, como el de su padre y el de todos los habitantes de Zollverein será la mina y posiblemente morir en ella. Sin embargo, el hallazgo de una radio averiada junto con su don para arreglar cualquiera de esos aparatos que caiga en sus manos cambiará su futuro.

Dos jóvenes que viven una vida que no debiera haber sido la suya y que, cada uno a su modo, cada uno con sus limitaciones, tienen inquietudes, quieren saber, sienten curiosidad y se esfuerzan por aprender.

Me ha gustado mucho la forma de narrar del autor, esa forma por la que nos lleva a meternos en la piel de los personajes y a captar sus sensaciones. Somos capaces de contar alcantarillas y doblar esquinas, percibir los aromas que nos salen al paso, leer a Julio Verne pasando los dedos por el braile bajo la mesa de su padre en el Museo, o tocar y perdernos por los contornos de las casas de la maqueta, las piedrecillas, las conchas que Marie-Laure coloca y ordena o de cualquier objeto de cae en sus manos. O cómo era capaz de trasladarme a esas noches en que Werner y su hermana escuchaban aquellas narraciones que les llegaban en francés a través aquella voz que les atrapaba y con las que tanto aprendían; o lograba ser parte de Wener cuando se quedaba mirando los aparatos de radio averiados, y sometiendo a un intenso escrutinio todos sus cables y casi sin tocarlos sabía que había que hacer para repararlos.

Podría estar enumerando muchos escenas más, pero esta reseña se haría interminable. Es impresionante la forma en que el autor nos transmite sensaciones, escenas, imágenes, hechos, detalles sin explayarse, de forma precisa y certera, no sobra pero tampoco falta, realizando un retrato veraz, con una narración que en algunos casos llega a ser poética.

Como no podría ser de otra forma, ya que La luz que todo lo puede transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, es una historia dura, en ocasiones hasta brutal, pero a la vez es delicada, emotiva, bella.

El autor utiliza una estructura compleja de capítulos cortos en los que se van alternando la vida de los dos protagonistas, retrocediendo y avanzando en el tiempo continuamente, para que vayamos conociendo como han llegado hasta allí, para finalmente confluir las dos historias. Pero lejos de que este formato narrativo suponga un freno o una dificultad para el lector, lo que hace es dotar al relato de una gran agilidad además de propiciar una intriga que nos incita a querer avanzar en su lectura.

Espero poder haber transmitido con claridad todo lo que me ha gustado esta novela, lo que me ha transmitido y lo que os vais a encontrar en ella,  y así conseguir que os animéis con su lectura, pero es curioso que, con todo lo mencionado anteriormente, me haya costado tanto realizar la reseña y plasmar aquí mis impresiones. 

Hemos leído del autor



27 comentarios:

  1. Es un libro que me gustará leer, aunque creo que no va a poder ser a corto plazo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Es mi lectura actual y también me está gustando mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mí me suele pasar que cuando un libro me gusta tanto y, además, es tan especial como éste, me cuesta un montón reseñarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Simplemente, me encantó :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Estoy a unas 100 páginas del final.La forma de narrar es maravillosa y los personajes enamoran.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. A mí también me ha gustado mucho esta novela, tanto la historia como la forma de escribir del autor
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Llevo mucho tiempo en mis pendientes y creo que me va a encantar, porque el tema de las Guerras Mundiales me atrae mucho. Aunque no tenga nada que ver, y se desarrolle durante la Primera Guerra Mundial, si todavía no lo has leído, te recomiendo Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaître. Creo que es una manera curiosa de enfocar la época histórica, y una manera muy acertada.
    Me ha encantado la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Sé nota que te ha gustado muchísimo su lectura.
    Yo voy a empezarlo la semana que viene, espero que me guste tanto como a ti :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. ¡Holaa! Tengo muchísimas ganas de leer este libro :D
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. Es precioso el libro... por como lo cuenta y sus personajes.
    Por cierto es Jutta no Jatta :P
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Todo lo que oído decir acerca de este libro hace que me llame muchísimo la atención, últimamente voy buscando una lectura que me emocione así que intentaré hacerme con La luz que no puedes ver c:

    Saldos.

    ResponderEliminar
  12. A mi me encantó, y eso que lo comencé a leer algo reticente por el pedazo premio que tiene detrás
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Cada vez tengo más ganas de leerlo, besotes

    ResponderEliminar
  14. Pues si hija! Lo has trasmitido la mar de bien, que lo tengo que leer y punto, vaya pinta!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Tengo muchas ganas de leerlo. A ver si lo puedo leer pronto. Un besote

    ResponderEliminar
  16. Ya lleva tiempo en mi lista aunque en inglés.
    besos

    ResponderEliminar
  17. Totalmente transmitido el mensaje, jaja NO sé que hago que no voy como loca a comprarlo. Me has puesto los dientes largos. Lo tengo que leer, está claro :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  18. He pasado por tu reseña mirando de reojo porque lo tengo sobre la mesa y espero sea una de mis lecturas de este verano. Pero vamos, que tu párrafo final transmite lo suficiente como provocarme a que me ponga con él lo antes posible ;))
    Gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  19. Se va derechita para mi lista de próximas lecturas, muchas gracias por tu reseña.
    Besosss

    ResponderEliminar
  20. Es una historia preciosa y además contada de una forma tan original que no se puede dejar escapar. Buenísima reseña.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Fíjate que a mí me cuesta poco resistirme a la Segunda Guerra Mundial, no me llama. Entre tu reseña y otra que acabo de leer, no obstante, me estáis convenciendo para que le dé una oportunidad.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  22. A este le tengo muchas ganas! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. La he disfrutado muchísimo. Me alegro que tú también. Un besazo!

    ResponderEliminar
  24. Me apetece muchísimo leer esta novela y después de leer tu opinión creo que me ha quedado claro que la voy a conseguir.

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué bien que hayas disfrutado tanto de esta novela! Por suerte pronto podremos compartir impresiones, pues forma parte de mi último pedido de Círculo de Lectores. Ojalá me entusiasme como a ti. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  26. No me ha gustado nada. Muy lento. Retrocede y avanza a trompicones. Y se carga al protagonista en una frase..Con lo lenta wie es la novela y lo rápido que matan al protagonista..

    ResponderEliminar
  27. No me ha gustado nada. Muy lento. Retrocede y avanza a trompicones. Y se carga al protagonista en una frase..Con lo lenta wie es la novela y lo rápido que matan al protagonista..

    ResponderEliminar