Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

domingo, 8 de marzo de 2015

LOS PERROS SIEMPRE LADRAN AL ANOCHECER - Andrés Pérez Domínguez



Cuando terminé El violinista de Mauthausen sabía que volvería a leer a Andrés Pérez Domínguez del que me había gustado tanto su manera de escribir. 

Aunque ya por entonces tenía varias novelas suyas en la estantería, el tiempo y otras lecturas han hecho que las fuera posponiendo. Por eso cuando vi la oportunidad de formar parte de una de esas lecturas simultáneas/conjuntas que tanto me gustan, de un nuevo libro de este autor, no me lo pensé dos veces y me animé a participar.

EL AUTOR

Andrés Pérez Domínguez nació en Sevilla en 1969. Desde hace ya unos cuantos años dedica todo su tiempo a lo que él llama "inventar historias", y si tenemos en cuenta lo que ha escrito y publicado, y los premios que ha obtenido, no se le da nada mal.

Como muestra un botón y aquí os dejo una relación tanto de las novelas como de los premios:

El silencio de tu nombre (2012); El violinista de Mauthausen (2009) por la que obtuvo el Premio Ateneo de Sevilla y fue finalista del Premio Espartado de Novela Histórica en la Semana Negra de Gijón; El síndrome de Mowgli (2008) fue Premio Luis Berenguer; El factor Einstein (2008), y La clave Pinner (2004), finalista del Memorial Silverio Cañada en la Semana Negra de Gijón. 

En cuanto a novelas cortas Los perros siempre ladran al anochecer (2010) Premio Iberoamericano La espiga dorada; Los mejores años (2002), Premio José Luis Castillo-Puche, y Duarte (2002), Premio Tierras de León.

También tiene colecciones de cuentos: El centro de la Tierra (2009), finalista del premio Setenil, y Estado provisional (2001), Premio Ciudad de Coria. No nos podemos olvidar del relato Ojos Tristes (2001), Premio Internacional de Cuentos Max Aub.


SINOPSIS

"Clara y Jorge acaban de mudarse a una urbanización porque la convivencia con los vecinos del edificio donde vivían era insoportable. Esperan que ahora todo sea diferente, pero arrastran un secreto oscuro del que no pueden librarse y, aunque sus nuevos vecinos los acogen con entusiasmo, pronto descubrirán cosas terribles de su pasado que abrirán una grieta insalvable entre ellos.

Los perros siempre ladran al anochecer es un relato de suspense que se lee de un tirón y que al mismo tiempo arroja luz sobre la condición humana, las dudas que lastran la existencia y la dificultad de enterrar el ayer para empezar de nuevo".


MIS IMPRESIONES

Hace algunos día que acabé de leer Los perros siempre ladran al anochecer y es curioso que siga (o podría decir sigamos porque a todos los que hemos formado parte de esta lectura conjunta nos ha pasado lo mismo), dando vueltas a la cabeza a la historia y a su final.

Es increíble que tan "sólo" 160 páginas puedan  dar tanto de sí, puedan producir tantas sensaciones, tantas dudas, tantas reflexiones, y provocar que nuestra imaginación vuele intentando "leer" lo que no está escrito.

A través de 52 capítulos muy cortos Jorge, en primera persona será quien nos relate la historia, su historia, ya que va a ser únicamente desde su punto de vista como la vamos a conocer. Y es así como el lector va a empezar a pensar si sucedieron así los hechos o es lo que Jorge nos quiere transmitir. Además muchas veces Jorge no ha vivido esas situaciones y sino que las conoce porque Clara se las relata o por boca de otros, con lo cual tampoco estamos seguros si en realidad fueron así o están maquilladas por alguna de las partes.

Además en la historia cobran una importancia fundamental los rumores, esos rumores que hacen referencia a un hecho cuya verdad no conocemos. Sabemos cual es la versión oficial y el rumor que parece se difundió, pero ¿qué es lo cierto? ¿el rumor?, ¿la versión oficial?, ¿hubo unos hechos reales que hicieron surgir el rumor?¿ o todo es inventado?

Andrés Pérez Domínguez sin muchas palabras, no olvidemos que es una novela corta, transmite con maestría atmósferas y sentimientos. Podremos imaginarnos los celos de Clara, la angustia que siente Jorge cuando se avecina una discusión evitando pronunciarse o no queriendo utilizar las frases que Clara puede estimar inadecuadas, esa necesidad de poner tierra por medio, la alegría que le produce saber que va a ser padre, las ganas de llevar una vida normal, el estado de ánimo de Clara cuando tienen que cambiarse de casa porque no pueden soportar los rumores que corren en el vecindario, volver a vivir la misma situación en la urbanización donde pretenden empezar de nuevo, etc., aunque al final no tengamos claro si todo esto ha sido así o ha sido como Jorge quería que lo creyésemos.

Los perros siempre ladran al anochecer es una novela mucho más compleja de lo que a simple vista parece, no tanto por lo que nos relata y como nos lo relata, como por lo que el lector puede leer entre líneas o por lo que se imagina, por las dudas que suscita. Durante toda la novela estaremos dudando; el autor consigue que entre lo que dice y lo que deja de decir, que al tener sólo la versión de los hechos de boca de Jorge, la duda prenda en el lector y esta se vaya acrecentando, logrando que cada lector de su propia interpretación a lo que lee.

A mi modo de ver Andrés Pérez Domínguez quiere que el lector escriba parte de la historia, que interprete y escriba la historia como él la imagina, la percibe, que haya tantas versiones de la historia como lectores.

En Los perros siempre ladran al anochecer nos vamos a encontrar con que el autor deja el final abierto, característica común en todas sus novelas y que a muchos lectores no satisface. Yo no soy de finales abiertos, me gustan los finales cerrados. Salvo en contadas excepciones no me gusta imaginarme lo que pudo llegar a ser, pero tengo que reconocer que en este caso ese final abierto es una de las grandes bazas de esta novela novela, es lo que pide. El final de esta novela no puede ser otro que el que es.


23 comentarios:

  1. Una lectura totalmente recomendada. Yo, personalmente, la disfruté mucho. Y como bien dices, el final, abierto, es el que tenía que ser ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me llama mucho esta novela, estoy viendo muy buenas opiniones. Lo que no sé es si animarme primero con El violinista de Mauthausen.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me gustan esas novelas que permanecen en nuestra memoria y pasamos días recordándolas. Tengo apuntado al autor, a ver si leo pronto algo de él.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Coincido totalmente con tus impresiones. Y en cuanto al final, también me sucede lo mismo, por lo general no me gustan abiertos, pero en este caso es el mejor que podía darse.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que sigamos pensando en el libro días después de haberlo terminado es una buena señal. Un libro que tenía ya apuntado y que me dejas aún con más ganas de leer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola.
    A mi tampoco me gustan los finales tan abiertos, de ahí que me supiera a poco. Pero disfruté con su lectura porque el libro realmente engancha desde la primera página.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues a ir no me gustan los finales abiertos ni en este ni en ningun caso. Al contra que vosotras yo no he seguido dándole vueltas a la historia porque es inútil, le des las vueltas que le des ni ca sabrás lo que pasó de verdad . No es web se me haya pasado algo es que, simplemente del libro no se puede sacar ninguna conclusión y a mi en estos casos me gusta saberlo todo jajjaja
    besos

    ResponderEliminar
  8. No soy muy de finales abiertos, sin embargo en este autor no me molestan y este considero que es el que tiene que ser, aunque no niego que me hubiera gustado conocer el punto de vista de Clara para al menos poder hacerme una composición ...

    ResponderEliminar
  9. Yo no soy muy de finales abiertos, pero esta novela me la apunté tras leer la reseña de Manuela y si cae en mis manos no me importaría leerla. Besos

    ResponderEliminar
  10. Habrá que hacerse con este título, veo que muchos lo recomiendan.
    Paso de puntillas, no quiero aguar la historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me gustó mucho este libro y como el autor juega con el lector, una novela corta pero intensa y tienes razón que es de esas que te lleva un par de días dándole vueltas
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Tengo ganas de leer esta novela a pesar de que a mí no me hacen mucha gracia los finales abiertos y eso va a ser un pero en este caso
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No estoy convencida en llamar a esto final abierto,lo que ocurre es que,precisamente ese final de la novela,te hace pensar sobre todo el desarrollo de la misma y de ahí nuestras vueltas a la historia.
    Disfrité muchísimo con el intercambio de opiniones en la conjunta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Quiero leer primero El violinista...a ver si este año me toca estrenarme con el autor

    ResponderEliminar
  15. Yo también creo que el objetivo del autora era implicar a lector en su historia y ese final abierto es uno de juegos al que yo le veo simbolismo.

    ResponderEliminar
  16. Aunque veo que esta novela está teniendo muy buenas críticas, prefiero leer El violinista de Mauthausen. En esta que reseñas hay algo que hace que no termine de convencerme. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Disfrutamos mucho con la lectura de esta novela. A mí tampoco me disgustó ese final abierto. Dio mucho juego. Besos

    ResponderEliminar
  18. Todas las opiniones que vi durante la conjunta fueron positivas. Así que lo tengo esperando para ser leído
    Besos

    ResponderEliminar
  19. De las reseñas más entisiastas y completas que he visto, está claro que lo tengo que leer. Un beso!

    ResponderEliminar
  20. Andrés sabe llevar el misterio más allá de la conclusión de la novela, todo un acierto,
    besucus

    ResponderEliminar
  21. Como le dije a Albanta, no creía que esta novela fuese así, así que al final me la he apuntado par a leerla :)
    Un beso!

    ResponderEliminar