Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

viernes, 20 de febrero de 2015

EL RUMOR DE LOS MUERTOS - Enrique Laso



Cuando MR Ediciones decidió publicar esta novela, no se trataba de una obra inédita, Enrique Laso había decidido autopublicarla porque "no quería estar en casa esperando", por lo que el título para muchos no era desconocido.

Para mi tampoco lo era, además 125.000 copias vendidas la avalaban y la recomendación de Juan Gómez-Jurado que figura en la faja del libro: «Una novela vibrante que camina sobre el abismo del mal mientras nos devuelve una mirada llena de obsesión», y su sinopsis terminaron de convencerme.


EL AUTOR


ENRIQUE LASO (Badajoz, 1972) es diplomado en Márketing, licenciado en Administración de Empresas, máster en Dirección de Márketing en el ESIC y PDD por el IESE. A lo largo de los últimos veinte años ha ocupado puestos directivos en varias multinacionales. Desde hace siete colabora como asesor externo, fundamentalmente en temas relacionados con el márketing online y estratégico para decenas de grandes empresas.

Ganador en su juventud de varios premios (de narrativa y poesía), es uno de los autores españoles pioneros en autopublicarse. Uno de sus títulos, Desde el infierno, ha sido adaptado recientemente al cine y la película se ha presentado en 2014 en el Festival de Sitges.


ARGUMENTO

"Sebastián Madrigal es un joven periodista que escribe para una revista dominical sin mucho renombre. Un día, uno de sus artículos llama poderosamente la atención: «El Necronomicón», acerca de una obra que nadie sabe a ciencia cierta si existe o es solo un invento de H. P. Lovecraft. Un libro cuyo poder maligno es capaz de resucitar a los muertos, arrebatar la vida o ganar la inmortalidad.

Un millonario que ha buscado el Necronomicón durante años confía en que Sebastián es la persona idónea para encontrarlo. El reportero acepta el reto. Muy pronto descubrirá que la realidad y el mito se fusionan en una macabra pintura aterradora". 


MIS IMPRESIONES

¿Qué pueden tener en común una secta religiosa, un par de millonarios, un par de estudiosos en libros antiguos separados por miles de kilómetros, un periodista que está pasando por una mala racha, un hacker y una anticuaria? 

Pues aunque a primera vista se nos podrían ocurrir muchas cosas, o ninguna, lo cierto es que todos tienen en común el deseo de encontrar o poseer un libro: el Necronomicón.

Y ¿qué tiene este libro para que todas estas personas lo estén buscando? Aunque algunos de los anteriormente mencionados no están muy seguros de que su existencia sea real, lo buscan porque se trata de un grimorio o libro mágico, con un pasado maldito, que posee ciertos poderes y que no todos, en caso tener posibilidad de hacerse con él, lo hacen con la misma finalidad.

 Mientras que para unos su posesión tiene como fin una cruzada contra mal que pueden atesorar sus páginas, otros quieren encontrarlo para ayudar a un ser querido, para otros su búsqueda será un mero trabajo y otros están unidos a él por pura casualidad.

El autor a través de 48 capítulos cortos nos va a ir situando en diferentes tiempos de la historia del Necronomicon, unos momentos que a simple vista nada tienen que ver, en los que mezcla distintos lugares, personajes y lapsos de tiempo, sin ningún orden ni lógico ni cronológico, para terminar componiendo una historia, una historia en la que como un buen puzzle con muchas piezas, todas van encajando para llegar a completar la composición, donde todo lo leído tendrá su lugar y su porqué.

Se trata de una novela coral en la que la angustia y la tensión se nota, con un buen elenco de personajes, todos ellos importantes para la trama, a los que vamos a conocer en mayor o menor medida aunque Enrique Laso no profundice demasiado en ellos, pero de los que tampoco necesitamos saber más, ya que el verdadero protagonista es el libro, el Necronomicon, alrededor del cual giran todos ellos.

Enrique Laso sabe contar historias, y como contarlas. Lo hace de una manera muy entretenida, utilizando un lenguaje sencillo, ágil, unos capítulos cortos que al ir mezclándolos como lo hace, consigue que queramos seguir leyendo para conocer más cosas no ya de los personajes sino del libro que todos quieren, un libro, además, con misterio, lo que despierta aun más nuestra curiosidad.

Además, el autor utiliza magistralmente el recurso de la alternancia de capítulos con distintos personajes, con localizaciones y momentos temporales distintos, y, como ya he dicho, sin orden, lo que puede llevar a pensar en la posibilidad de sentirse perdido, pero no es así. Y por si el lector tuviese algún problema Enrique Laso se lo pone fácil situándonos con la mención del lugar y tiempo al principio de cada capítulo. 

¿Se trata de un libro mágico que sólo encierra el mal entre sus páginas, o depende de las personas que lo posean y del uso que se dé al mismo que pueda encerrar otros poderes no tan oscuros? ¿Las cosas son tal y como parecen o estaremos confundidos?

Tendrás que leer el libro para descubrirlo.














16 comentarios:

  1. Le tengo echado el ojo hace bastante tiempo. No creo que tarde en caer ;)

    ResponderEliminar
  2. Uyyyy me has recordado que tengo la reseña de ella pendiente!!! Veo que te ha gustado ;)

    ResponderEliminar
  3. No tiene mala pinta. Lo tendré muy en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en el kindle y quiero leerlo desde hace tiempo, no sé cómo me las arreglo que no encuentro el momento pero vaya, que de las próximas semanas no pasa. Me gusta lo que nos cuentas en la reseña, me da que este título es muy mi tipo. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No me había fijado en este libro pero tiene muy buena pinta, me has dejado con ganas de darle una oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo lo leí y me pareció un buen libro. Celebro que una editorial se haya fijado en él y te deseo todo el éxito del mundo, enrique.

    ResponderEliminar
  7. Me leí el año pasado uno de Enrique Laso (Desde el infierno) y me gustó mucho, posiblemente repita experiencia!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No había leído nada (raro es :S) Pero esta sí me la apunto :) Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  9. Jo !! Pues ni me suena el título, pero me lo llevo apuntado de cabeza, me has convencido totalmente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Todo lo que lleve eco de Lovecraft es para mí jajaj, me lo apunto!

    Besos :)

    ResponderEliminar
  11. No, si ya lo había echado la vista encima. Este lo quiero leer
    Besos

    ResponderEliminar
  12. A mí también me da un brinco el corazón cuando veo que se apuesta, en papel, por novelas que han cosechado grandes éxitos en digital. En este caso caso el libro me llamó la atención cuando salió y había quedado algo en el olvido. Te agradezco que me vuelvas a recordar la buena pinta que tiene.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta Lovecraft y me fascina todo lo que gira en torno al Necronomicón, así que este libro seguramente me gusta. Me lo anoto. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Está escrito de manera correcta -y nada más-, a un nivel medio (medio en la escala "usuarios noveles", no en la escala "profesional"). No verás novelas así en las estanterías de El Corte Inglés o Fnac. No llega, ni de lejos, a ese nivel. A mí me ha decepcionado tanto que no he podido terminarla. Son los riesgos de la auto-edición, que te meten cualquiera "bacalá" como si fuesen huevos de esturión. Y entre eso, los comentarios de amigos y familiares y demás, se crea una bola que no es más que la exageración de lo absurdo. ¿Lo peor? Que si tratas de vender "humo", nadie volverá a comprarte nada después. Ni se interesarán en tu obra.
    La trama pinta bien, pero se le queda GIGANTE al autor. Todo lo toca y describe de manera superficial, y mucha información está directamente extraída de Wikipedia. Tiene puntos buenos, pocos, y otras malos o desastrosos, demasiados. Hay descripciones que están a un nivel razonable -aunque alejadas por años luz de lo profesional-, pero otras rozan el ridículo más absoluto. Cuando se escribe se transcribe un hecho real y ficticio que el lector recrea en su mente, y esto no parece tenerlo en cuenta el autor. Que sí, que puede llevar escribiendo desde pequeño, pero eso no garantiza un buen nivel, ni unas buenas dotes narrativas (de las que carece). He leído a autores amateur en Amazon que sí son muy buenos, pero desde luego este no es el caso ni de lejos. Lo dejaría en el montón de escritores amateur, pero de ahí no pasaría.
    Los personajes carecen de profundidad alguna, no aparecen bien delimitados ni presentados, la temática se toca superficialmente, lo que provoca que el lector se haga mil preguntas que no tendrán respuesta, la descripción de algunas situaciones (cuando el adinerado se clava el cuchillo en el pecho y el otro lo único que hace es dejarse caer en su sofá "asombrado") roza el absurdo más absoluto, ciertos planteamientos argumentales cojean hasta lo más profundo del alma (proponer la búsqueda de un libro a alguien que no tiene ni idea del tema, o darle un dineral por esa misión a alguien que no es experto en nada, habiendo expertos en Necronomicón en todo el mundo, el viaje a París con una total desconocida, la situación del hotel con Nick, el hecho de aclarar que están hablando en español, aunque uno es americano y el otro inglés porque ambos tienen mucho trato con españoles (JAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ, ¡es un libro en español, da igual que sean chinos o islandeses, que hablarán en español!), el revivir a una persona y que en dos frases convenza a su amigo, y un largo etcétera que ponen de manifiesto no pocas carencias literarias y narrativas en el autor...).
    En serio, como relato largo para el instituto cuela por la documentación en ciertos aspectos, pero en cuanto a la trama y todo lo que representa... Tuve que dejar de leerlo. Y eso solo me ha pasado con el amigo Grey y porque la prosa era paupérrima. No es este el caso, pero cualquier persona que sea asidua lectora no se creerá nada y pensará que le han tomado el pelo. Como me ha pasado a mí.
    Hay que leer muchísimo más, documentarse mejor y acudir a talleres profesionales para pretender abarcar lo que ha pretendido el autor con esta obra. Y para cualquier obra.
    Espero que el próximo trabajo mejore, porque este libro me ha hecho replantearme el pagar por autores noveles que se venden como experimentados creadores de novelas.
    No lo puedo recomendar, lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, tu que eres un especialista, qué libro has escrito?

      Eliminar