Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

lunes, 30 de junio de 2014

UN MILLON DE GOTAS - Víctor del Árbol



Cuando Destino empezó a promocionar esta novela no era la primera vez que oía hablar de este autor.

Hace unos meses en la blogosfera se había organizado una lectura conjunta de su anterior novela "La tristeza del samurai" que había cosechado muy buenos comentarios.

Aunque en aquella ocasión tampoco el nombre de Víctor del Árbol me era desconocido, también había leído opiniones de una novela suya "Respirar por la herida", novela por la que sentía cierta reticencia, dicho sea de paso, debido a la cubierta que habían elegido para ella (cosas mías). Menos mal que en la reedición que ha hecho De bolsillo, la han cambiado, porque a mi parecer aquella portada poco beneficio le hacía.

Yo voy a corregir mi error de no haberle dado hasta ahora una oportunidad ya en la Feria del Libro de Madrid me hice con sus otras dos novelas y pronto, gracias a una de esas lecturas simultáneas/conjuntas en las que nos vemos liados por Laky, empezaré "Respirar por la herida".

Si te llama la atención esta lectura, quieres participar y todavía no te has apuntado pincha aquí y te llevaré hasta ella.

EL AUTOR

Víctor del Árbol nació en Barcelona en 1968. Desde 1992 hasta 2012 ha sido funcionario de la Generalitat.

Cursó estudios en Historia en la Universitat de Barcelona, colaboró dos años como locutor y colaborador en el programa radiofónico de realidad social «Catalunya sense barreres» (Radio Estel, ONCE). Como escritor fue finalista del Premio Fernando Lara en 2008 con "El abismo de los sueños" (no publicada) y ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006 con "El peso de los muertos". En 2011 publicó "La tristeza del samurái" (Editorial Alrevés), que ha sido un éxito nacional e internacional. Traducida a una decena de idiomas (Holanda, Polonia, Rumanía, Macedonia, Israel, Italia, Francia, Estados Unidos, Brasil, China Continental) y best seller en Francia, cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios, entre ellos, Le Prix du polar Européen 2012 a la mejor novela negra europea que otorga la prestigiosa publicación francesa Le Point en el festival de Novela Negra de Lyon, le Prix QuercyNoir y el Premio Tormo Negro.

En Enero de 2013 publica su novela "Respirar por la Herida" finalista a la mejor novela extranjera en el festival de cine Negro de Beaune, finalista en el II Premio Pata Negra de Salamanca, finalista a la mejor novela negra 2014 que otorga el festival VLNC. Traducida al francés, la prestigiosa editorial Rosenbloom ha adquirido los derechos de edición en inglés para Australia, New Zeland, UK y USA.

"Un millón de gotas" es su última novela (editorial Destino) cuyos derechos ya han sido adquiridos para su traducción al francés por la editorial Actes Sud.

ARGUMENTO

"Gonzalo Gil es un abogado metido en una vida que le resulta ajena, en una carrera malograda que trata de esquivar la constante manipulación de su omnipresente suegro, un personaje todopoderoso de sombra muy alargada. Pero algo va a sacudir esa monotonía.

Tras años sin saber de ella, Gonzalo recibe la noticia de que su hermana Laura se ha suicidado en dramáticas circunstancias. Su muerte obliga a Gonzalo a tensar hasta límites insospechados el frágil hilo que sostiene el equilibrio de su vida como padre y esposo. Al involucrarse decididamente en la investigación de los pasos que han llevado a su hermana al suicidio, descubrirá que Laura es la sospechosa de haber torturado y asesinado a un mafioso ruso que tiempo atrás secuestró y mató a su hijo pequeño. 

Pero lo que parece una venganza es solo el principio de un tortuoso camino que va a arrastrar a Gonzalo a espacios inéditos de su propio pasado y del de su familia que tal vez hubiera preferido no afrontar. 

Tendrá que adentrarse de lleno en la fascinante historia de su padre, Elías Gil, el gran héroe de la resistencia contra el fascismo, el joven ingeniero asturiano que viajó a la URSS comprometido con los ideales de la revolución, que fue delatado, detenido y confinado en la pavorosa isla de Nazino, y que se convirtió en personaje clave, admirado y temido, de los años más oscuros de nuestro país".

MIS IMPRESIONES

Que difícil es a veces hablar de una novela cuando te ha gustado tanto. Tienes miedo a no hacerla justicia, a no saber transmitir todo lo que has sentido, lo que has vivido a través de sus páginas, lo que te ha removido y lo que, pese a su dureza y al dolor que producía a veces su lectura, has disfrutado con ella.

Ya he comentado con anterioridad que no había leído todavía nada de Víctor del Árbol pero ahora sólo me queda ponerme a ello, más pronto que tarde, ya que sé que no me va a defraudar, me va a gustar y voy a disfrutar de una buena lectura con cada uno de sus libros.

Si tuviera que quedarme con algún aspecto concreto de esta novela me sería muy difícil elegir. Me ha gustado la forma de escribir del autor, me ha gustado la ambientación, me han gustado los personajes, la construcción de la historia, en definitiva, creo que Víctor del Árbol ha sabido crear unos buenos elementos y no sólo eso, sino que ha sabido combinarlos con tanta maestría que ha conseguido un gran resultado, una gran novela. Pero vamos por partes.

Ya desde las primeras páginas nos vamos a sentir atrapados por la historia, ya que Víctor del Árbol empieza fuerte. Un niño es asesinado y a consecuencia de esto su madre se ve inmersa en un proceso de autodestrucción. Esto, a priori, no es nada que nos pueda producir gran sorpresa, pero no hemos pasado más que un par de páginas y nos encontramos con que ella es una policía que está llevando a cabo una investigación sobre trata de blancas, abuso infantil, corrupción, etc. y además va a recaer sobre ella la sospecha (más acusación ya que se da por sentado su autoría), de que ha torturado y asesinado al causante de la muerte de su hijo.

Pero esto no es más que el principio y si en algún momento pensamos que iba a ser una trama sencilla estábamos muy equivocados, porque a lo largo de sus páginas nos vamos a encontrar una novela compleja, y llena de secretos, en la que al final de la misma ningún cabo queda suelto, y todo se resuelve de una forma totalmente coherente.

Víctor del Árbol va dando alternancia a dos periodos temporales distintos, uno que empieza en el año 1933 y del que el protagonista principal, aunque no el único, es Elías Gil, y  otro que se desarrolla a partir del año 2002, en el que, aunque Elías ya ha muerto, también podríamos decir que es el protagonista indirecto, ya que todo lo que acontece en esta segunda línea temporal no es más que el legado, el resultado y las consecuencias del primero que se inició tantos años atrás.

Los personajes de esta novela no nos van a dejar indiferentes. Nos vamos a encontrar con unos personajes muy reales, que nos van a hacer sentir, y aunque algunos a simple vista nos pueden parecer demasiado simples, como en principio nos puede suceder con Gonzalo (una persona un tanto anodina) o Igor (el malo, malisimo), pronto nos daremos cuenta de que no es verdad, que son unos personajes en los que podemos encontrar muchas facetas, muchas aristas, y que en algunos casos, será mucho lo que esconden tras una fachada que ellos mismos, u otros, han creado de ellos.

Hay un gran trabajo detrás de la creación de los personajes de esta novela, no siempre los personajes son lo que parecen, hay mucho trasfondo y personajes que la historia considera como héroes esconden actos no tan heroicos, y personajes a los que se presupone faltos de moral al final pueden dar alguna clase sobre ella. Nada es simple, nada es sencillo, siempre hay matices y muchas veces la imagen que se da no lo es tan clara como parece.

Bajo mi punto de vista tras estos personajes está uno de los temas que el autor ha querido poner de manifiesto. A veces es mucho lo que desconocemos de las personas, hasta de las que tenemos más cerca, de aquellas con las que convivimos. Cuántas veces se trata de crear una historia más acorde con lo que nos gusta o queremos, de olvidar como si no hubieran existido hechos de los que no sentirse orgulloso, cuántas veces la memoria "olvida" lo que no gusta para darle una pátina más acorde a lo que nos gustaría que hubiese sido, para quedarnos sólo con lo que merece la pena ser recordado. O cómo los actos de terceros pueden afectar a nuestra vida, como pueden  influir en  nuestras actuaciones sin que nosotros tan siquiera seamos conscientes de ello.

También en Un millón de gotas Víctor del Árbol toca el tema de la maldad, esa maldad que pensamos que sólo se encuentra en seres enfermos o despiadados y que quizás puede habitar en cualquiera de nosotros aunque no sea fácil que ésta aflore, pero que, posiblemente, sólo tendrían que darse las circunstancias extremas y necesarias para que, quizás, descubriéramos que no nos es tan ajena.

Pero no será esto lo único que hallaremos en Un millón de gotas, también encontraremos pasiones; venganza, una venganza que perdurará a través del tiempo; historias de amor en distintas facetas: el amor entre hermanos; el amor por una persona que resulta insustituible, que nunca se olvida; el amor incondicional que no sólo esconde sino que lleva a no querer ver y reconocer la maldad en el otro, el amor que la sombra del engaño impide crecer, el amor puro y simple entre un hombre y una mujer, ...

Y por si no teníamos suficiente con todo esto el autor introduce muy bien dosificadas a lo largo de la trama y en las diferentes ramificaciones de la historia, dosis de misterio, de secretos familiares que hacen todavía, si cabe, mucho más atractiva la historia, imprimiéndole además el ritmo necesario para que nos sintamos cada vez más atrapados en sus páginas, un ritmo narrativo que va creciendo y creando en nosotros la necesidad de seguir leyendo, pero sin querer hacerlo demasiado rápido, ya que no queremos que nada nos pase desapercibido o se nos escape algún detalle.

Un millón de gotas es una novela que cuesta dejar de leer, no quieres soltarla, quieres seguir leyendo aun cuando sabes que eso no es posible, que tienes que abandonar la lectura.

No quiero dejar pasar la ocasión para resaltar la labor de documentación que el autor ha tenido que llevar a cabo ya que, aunque no se trate de una novela histórica, sin este trabajo Víctor del Árbol no podría haber ambientado parte de la novela con tanto acierto, en los escenarios y hechos históricos en que los sitúa, llevándonos por una Europa convulsa que tanto sufrió.

A todo lo anteriormente señalado hay que unir una prosa directa, clara, sencilla, certera, que utiliza con gran habilidad y que hace que no sea necesario recrearse en ciertas escenas o actos para ser capaz de transmitirnos todo el horror que emanan. Sólo con unos trazos es capaz de ponernos en situación sin ahondar en ello, algo que se agradece, pero consiguiendo que sea una lectura que duela, que no nos deje indiferentes, que nos haga pensar, que traspase las páginas de la novela y se quede con nosotros, como sus personajes, aun después de haber terminado su lectura.

Sólo me queda recomendaros la novela, seguro que no os defrauda, y felicitar a Víctor del Árbol por ella y decirle que seguiré leyéndole, que ha ganado otra lectora.


Hemos leído del autor

FICHA DEL LIBRO




24 comentarios:

  1. Qué ganas tengo de leerla! Estuve a punto de comprar esta novela y me contuve, participo en la lectura simultánea de "Respirar por la herida" y será mi estreno con este autor, luego sigo con estas gotas dolorosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. A mi tambien me apetece mucho, me estrenaré con el autor con Respirar por la herida

    ResponderEliminar
  3. Respirar por la herida me encantó, así que a esta novela le tengo muchas ganas. Y más con las excelentes reseñas que estoy viendo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Ya puedes quitarte los miedos porque le hace justicia al libro. Maravillosa tu reseña. Eso sí, no tienes perdón por haber tardado tanto en conocer su obra. Mi favorita sigue siendo "La tristeza del samurái". Besotes.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo muchísimas ganas de leerla (y tu reseña no ha hecho más que alimentar esas ganas más y más, enhorabuena por ella).
    De Víctor ya he leído "La tristeza del samurái", que estoy segura disfrutarás mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco la dejaré pasar, antes o después me haré con la novela,
    besucus

    ResponderEliminar
  7. Yo todavía no me he estrenado con este autor aunque lo haré en breve con Respirar por la herida, pero esta novela también la tengo anotadísima
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No conocía a este escritor, pero parece interesante. Además, esta novela me llama más la atención que "La Tristeza del Samurái".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Menuda reseña te has marcado. Me has convencido totalmente para que le dé una oportunidad al autor, con la novela que sea.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Ohhh gracias por la reseña¡¡¡ Que ganas de leerlo

    ResponderEliminar
  11. No le falta de nada a este libro, y se ve que te ha gustado mucho el libro. Lo has hecho bien, has transmitido lo que has disfrutado de la lectura. Ya tenía el libro requeteapuntado, y ahí está, arribita de la lista ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Te leo por encima que quiero leerlo este verano.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo me tengo que poner las pilas con este autor porque me estoy perdiendo grandes obras. Besos

    ResponderEliminar
  14. Me encantó este libro,me gusta mucho como escribe Víctor y sus personajes torturados me llegan siempre al alma
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Victor del Arbol es un autor al que tengo pendiente. Esta novela me llama muchisimo, pero antes quiero leer La tristeza del samurai que lo tengo en casa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Bien se nota que has disfrutado con esta nueva novela de Víctor del Árbol, un autor que, sin duda, está llamado a ser uno de los grandes en el género de la novela negra. Aunque he de reconocer que todavía no me he estrenado con su obra pero pronto leeré La tristeza del samurai. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Una novela que voy a leer pero ya. Me apetece mucho, mucho. A ver si me gusta tanto como os está gustando a todos.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  18. la tengo en mi lista de deseos desde que salió, pues las otras dos obras de este autor me gustaron mucho, así que tras las buenas críticas recibidas, creo que va a ser más pronto que tarde cuando empiece con ella.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. En otoño lo leeré porque me apetece un montón :)

    ResponderEliminar
  20. Por dios, todo el mundo hablando de esta novela... me siento un rarito!!
    besosss!!

    ResponderEliminar
  21. Está por todas partes!! LITERALMENTE xDDD
    Y yo sin leerlo... tengo ganas de catar al autor!

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Actualmente estoy con Respirar por la herida, pero este terminará por caer.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Creo que esta va a ser una de las mejores novelas del año

    ResponderEliminar