Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

jueves, 30 de enero de 2014

DIES IRAE - César Pérez Gellida


Son muchas las maneras de que llegan hasta nosotros los libros y sus autores. Unas veces los vemos en un escaparate, una promoción, una revista, una librería mientras ojeamos y decidimos que es lo que vamos a llevarnos, cuando llegan a nosotros las novedades de las editoriales... y otras cuando alguien los recomienda y nosotros cogemos el testigo.

Pero cuando hemos cogido esa recomendación al vuelo y ese libro o autor nos ha gustado mucho, va a ser difícil que olvidemos de la mano de quien llegó.

En el caso del autor de esta novela siempre estaré agradecida a Raquel Martos, que a finales del invierno o principios de la primavera de 2013 (no recuerdo muy bien), recomendaba en Twitter un libro que no nos podíamos perder, un libro que se llamaba Memento Mori y era de un autor nada conocido, lógico, era su primera novela, que se llamaba César Pérez Gellida. Ella fue quien me puso sobre la pista y me lo descubrió.

Pero este autor no tardó mucho en hacerse su hueco y que todos hablaran de él y de su novela. Con una novela como Memento Mori el boca a boca funcionó, como sólo funciona cuando algo tiene calidad, y en este caso no cabía duda de que era así. Pronto éramos muchos los que conocíamos a César Pérez Gellida, habíamos leído su novela y estábamos deseando que saliera la segunda parte de su trilogía Versos, canciones y trocitos de carne.

EL AUTOR

Cesár Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y Máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid.

Antes de dedicarse exclusivamente a su gran pasión, escribir y contarnos historias, su carrera profesional se desarrolló en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vinculadas con el mundo de las Telecomunicaciones (Retecal), Outsourcing (Grupo Norte) y la Industria Audiovisual (Canal Ocio Europa).

En mayo de 2013 le otorgaron el Premio Racimo de oro de Literatura.



ARGUMENTO

"La acción de este thriller implacable arranca en la peculiar ciudad italiana de Trieste, frontera entre dos mundos. Au­gusto Ledesma elige el que fuera hogar de James Joyce como primer escenario para continuar su siniestra obra, que alimenta del aliento de sus víctimas y de la humilla­ción de sus perseguidores. Hasta allí se trasladará el ins­pector Ramiro Sancho en su frenética y obsesiva persecución de un asesino en serie que parece haber acentuado su voracidad. Entretanto, al otro lado de la frontera, el psicó­logo criminalista y ex-agente del KGB Armando Lopategui, «Carapocha», recorrerá las calles de Belgrado junto a su hija y ahora discípula con el propósito de zanjar cuentas con un pasado despiadado del que no logra despojarse. En otra vuelta de tuerca, a través de fugaces viajes en el tiem­po, descubriremos cómo se fraguó la relación entre Pílades y Orestes y asistiremos a su sorprendente desenlace".

MIS IMPRESIONES

Uno de los retos de escribir una reseña sobre Dies Irae reside en no contar más de la cuenta, no sólo de la novela objeto de ella, sino tampoco de la primera entrega de la trilogía, Memento Mori, para no revelar extremos a aquellos que no hayan leído cualquiera de las dos, o ninguna de ellas y pretendan hacerlo.

Está visto que en esta trilogía Versos, canciones y trocitos de Carne, César Pérez Gellida no deja de poner retos a los lectores, unos mientras leen cualquiera de las entregas y otros después de leerlas cuando nos disponemos a dar nuestra opinión sobre ellas. Pero vamos a lo que vamos.

Al ser parte de una trilogía, y aunque cada novela tiene entidad propia y nos vamos a encontrar en ellas cosas diferentes, también vamos a encontrar otras comunes sirviendo de hilo de unión entre ellas.

En Dies Irae tanto la estética con la presentación esos capítulos no muy largos, titulados con canciones del grupo Vetusta Morla, en los que vamos a ver referencias a los lugares y horas en los que se desarrolla la acción, la música permanentemente presente en la novela, las alusiones a la literatura, por señalar algunos, unidos a unos personajes que ya conocimos en Memento Mori van a actuar como conductor de la trilogía.

En este caso la acción cambia de país. Ya no vamos a estar en España sino que nos vamos a desplazar a Triestre, lugar al que se ha desplazado Augusto y donde va dar sus primeros pasos de actuación en esta novela, y Belgrado donde se desplazan Carapocha y su hija Erika y donde el psicólogo pretende zanjar y poner punto y final a uno de los episodios más dolorosos de su vida, la pérdida de su mujer.

César sigue utilizando un lenguaje claro, directo, muy fotográfico, tanto que en algunos casos nos podría parecer estar viendo una película, para entrelazar magistralmente tres líneas argumentales y que confluyan en una sola trama, sin que por ello, o por las distintas localizaciones o saltos temporales ralenticen la lectura o creen confusión.

En Dies Irae seremos testigos de como Augusto sigue con su "obra", como Sancho que está un un tanto "decaído" después de los acontecimientos que tuvieron lugar en Memento Mori, cuando es conocedor de donde se encuentra Augusto no duda en pedir una excedencia para seguir con su persecución, o como Carapocha quiere vengar la muerte de su mujer y quiere que Erika le acompañe en esta "misión". Para ello su hija le pone una condición, que le cuente lo que le pasó a su madre, algo que por muy doloroso que le resulte, Carapocha sabe que no tiene más remedio que hacer, que se lo debe. 

De la mano de estos recuerdos de Carapocha nos vamos a adentrar en el conflicto que tuvo lugar en los Balcanes. Una guerra que además de bastante cercana en el tiempo, también a muchos de nosotros nos los resultó a ser la primera guerra que vivimos paso a paso desde nuestra casa a través de la pantalla de la televisión. Una guerra en la que quizás en aquel momento tuvimos una visión distorsionada que era la que nos daban los medios de comunicación, y en la que, como en todas las guerras, se realizaron verdaderas salvajadas.

También vamos a conocer de primera mano como se conocieron Augusto y Carapocha, como fueron aquellos primeros encuentros, que era lo que pretendía el psicólogo y como, quizás las cosas no eran exactamente como él pensaba.

Y con todos estos ingredientes César elabora un cóctel, con unos resultados grandiosos, en los que no sobra ni falta nada, en el que todo se mezcla como se debe mezclar y en el que introduce algunos giros, como un buen barman hace esos movimientos para que todo se combine y el resultado sea todavía mejor.

Y con todo esto llegamos al final que nos dejará con la boca abierta, sorprende, GENIAL y como ya pasó con Memento Mori nos dejará con tantas ganas de más que nos consumirá la impaciencia hasta el 26 de marzo de está prevista la salida de la tercera y última entrega de la trilogía: Consumatum est.

Este escritor novato  (me río yo de los novatos como él) dejó muy alto el listón con Mememento Mori por lo que pensábamos que iba a ser imposible superarlo con Dies Irae pero una vez más nos sorprendió. Ahora, ¿qué nos deparará Consumatum est?

Ahhhh, se me olvidaba, en esta novela aparece un cameo que nos pondrá una sonrisa en la cara. A ver si sabéis cual es.


Hemos leído del autor

22 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta, me lo apunto

    ResponderEliminar
  2. En algún momento leeré estas novelas, que no paro de ver reseñas muy positivas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es un autor que ha entrado con muchísima fuerza y que si su primer libro ya tuvo buenas críticas, este segundo parece que se ha superado. Yo estoy esperando, eparte a que esté la t´rilogía completa y en parte a que pase un poco el boom (para no dejarme llevar por las expectativas).

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Esta trilogía la tengo pendiente. Algún día caerá en mis manos, pero creo que no de momento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó un montón el primer libro y ya tengo en casa esperando el segundo. No creo que tarde mucho en ponerme con él :D

    ResponderEliminar
  6. En unos días espero empezarlo, para prepararme ya para ese Consumatum est que está a punto de caer. Es genial este Gellida!

    ResponderEliminar
  7. he leído cosas muy buenas del libro...habrá que leerlo.. besos

    ResponderEliminar
  8. A mi este me encantó, no paro de recomendar esta trilogía.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por la reseña, me ha encantado. Besos¡

    ResponderEliminar
  10. Me estoy guardando la trilogía, cuando pase un poco el boom la leeré :-) Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Que ganas de leer ya este libro,que envidia me dais....muy guapos los tres,un beso

    ResponderEliminar
  12. Todas las reseñas de este libro son muy positivas aunque yo de momento tengo que ponerme con el primero
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Tengo pendiente la anterior "Memento mori" y esta. Con muchas ganas de leer las dos.
    Espero que sea en breve.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. El cameo es un puntazo, me encantó. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Me pareció una lectura muy entretenida escrita con más seguridad que su primera parte.
    Ahora a esperar a marzo
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Recomendadísimos los dos primeros de la trilogía, estoy deseando que salga ya Consumatum est! Besotes

    ResponderEliminar
  17. ¿Qué no se ha dicho de este libro? Comparto buena parte de tu opinión. Es cierto que es muy cinematográfico y me da a mi que la veremos en el cine tarde o temprano. A ver si la tercera parte no tarda. Creo que César tiene un largo futuro por delante. Me encanta la foto final. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Pues habrá que hacerle un hueco.

    ResponderEliminar
  19. Tengo muchísimas ganas a este "autor novato"
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  20. A mí el cameo me hizo mucha gracia, jejeje.
    Dies irae me gustó, pero creo que soy una de las pocas que disfrutó más con Memento mori.
    Eso sí, estoy deseando leer el tercero.
    PD. Salís muy guapos, qué buena fotógrafa tuvisteis, ejem, ejem ;)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Uno de los grandes bombazos del año

    ResponderEliminar