Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

martes, 16 de abril de 2013

LAS DOS VIDAS DE LUCIA - Astrid Gallardo


En los últimos días de diciembre de 2012, Astrid Gallardo me escribió un mensaje por Facebook, invitándome a visitar su página en esta red social y así estar al tanto de todos los detalles de la publicación de su novela “Las dos vidas de Lucia”, que tenían prevista para el mes de marzo de 2013.

En cuanto leí la sinopsis del libro me sentí intrigada. He trabajado durante toda mi vida en Despachos de Abogados de distintas dimensiones, y algunas de las situaciones que se planteaban en dicha sinopsis me resultaban un tanto familiares. 

Así se lo comenté a la autora. Tras algún cruce de mensajes y varios meses llegó el momento de la publicación y la autora me ofreció un ejemplar para que lo leyese. 

Aunque he tardado un poco desde que llegó a mis manos la novela, por fin la he leído y os comento lo que me ha parecido. 

ASTRID GALLARDO 


Es una madrileña cuya vida profesional ha estado relacionada con el mundo de la empresa, ya que después de estudiar Ciencias Empresariales y MBA Executive, trabajó como auditora en una firma multinacional y ha dirigido departamentos financieros en varias compañías de diferentes sectores. En la actualidad trabaja en una empresa propia de comunicación y organización de eventos y viajes. 

Aunque esta es la primera novela de Astrid que se ha publicado, ha escrito otras dos: “Bailar, Amar, Vivir”, que se desarrolla en el mundo del ballet clásico y “No te olvides de mi”, sobre un amor adolescente, ambas dirigidas sobre todo al público juvenil. 

ARGUMENTO 


Lucía es una abogada con un trabajo que le requiere demasiadas horas. Unas horas que lleva demasiado tiempo quitándole a su vida familiar, por lo que entiende que ha llegado el momento de intentar resarcirles de ese tiempo de familia del que les ha privado por culpa de su carrera profesional. 

Algunos amigos y compañeros de trabajo no entienden esta postura ahora que los niños han crecido y que no la necesitan tanto tiempo, y después de que lo peor en este aspecto (ya no hay bebés en casa), ya ha pasado. En cambio su marido y sus hijos están encantados con la decisión que Lucía ha tomado. 

Tras los días iniciales con muchas cosas atrasadas que resolver, pronto tendrá que encontrar en que ocupar su tiempo. 

Una llamada de su antiguo jefe pidiendo ayuda para una Fundación que el preside la llevará a llenar más de un vacío en su vida y a llevarse también alguna sorpresa que le cambiará los esquemas. 

MIS IMPRESIONES 


Cuando comencé la novela no pensaba que era esto exactamente lo que me iba a encontrar. 

Al haber visto que la catalogaban como una novela chick list y que uno de los puntos de la trama era que Lucía había renunciado a su carrera en un gran despacho, entre otras cosas, porque trabajaba en el mismo bufete que su marido, y una de las normas de éste era que no "debían" ejercer en el mismo los dos miembros de un matrimonio (algo que pasa en muchos despachos en la realidad), me había hecho una idea equivocada de como era la novela. 

No he leído muchas novelas de las se engloban en la etiqueta de chick list, pero casi siempre han sido novelas en que las situaciones eran tratadas con mucho humor, algo que no me he encontrado aquí. Yo más bien diría que esta es una novela tirando a romántica. 

Las dos vidas de Lucía es una novela cortita, tiene poco más de 200 páginas, que se lee con facilidad y nos durará entre las manos poco más de un rato. Con capítulos cortos, aunque tiene párrafos más bien largos, el que esté aderezada con diálogos hacen la lectura ágil y rápida. Además Astrid tiene una manera que escribir en la cual la lectura por si sola engancha, con un lenguaje sencillo y ameno. 

En cuanto a los personajes seguramente se puede reconocer en ellos a personas que hemos conocido o que conocemos, o que están a nuestro alrededor, y seguro que hay muchas Lucías por el mundo, pero yo no he podido terminar de comprenderla. 

Como he dicho llevo trabajando muchos años en despachos de abogados y, sobre todo en los grandes, sé el ritmo de trabajo que se lleva debido a la competitividad que hay en ellos, y conozco lo que es trabajar en este mundo cuando tienes hijos pequeños y lo difícil y sacrificado que resulta en esos momentos conciliar la vida familiar con la laboral, por eso no comprendo que Lucía tome la decisión de abandonar su carrera, porque le falta tiempo para dedicar a su marido y a sus hijos cuando, podríamos decir, lo empieza a tener más fácil y le va a ser más difícil llenar su tiempo libre, ya que sus hijos, la pequeña tiene 10 años, han crecido y se puede decir que ha pasado la peor época, esa en la que mayores atenciones requieren. Además ya empiezan a estar muchas horas en el colegio y fuera de casa, con lo que la cantidad de tiempo que dedicarles es también mucho menor. 

Después de muchos años de matrimonio puede suceder que la pasión no sea la misma que al principio, todas las relaciones en la vida van cambiando, y quizás sea ese el motivo por el que el personaje de Lucía repita tantas veces, en la primera parte de la novela, que su matrimonio marcha viento en popa, que es una maravilla, etc. aunque ella haya notado que aunque quiere a su marido y él sigue tan fogoso como el primer día, para ella las cosas ya no son igual. Esta especie de coletilla que le dice a todo aquél que se encuentra en su camino de que tiene un marido y unos hijos maravillosos, me ha chirriado un poco, pero quizás sea la forma en que la autora quiere mostrar que Lucía quería autoconvencerse de que su matrimonio era una maravilla, cuando en realidad no era así.

Otra cosa que no ha terminado de convencerme es que, aunque Lucía parece que ha entrado en los cuarenta y quizás tenga necesidad de reafirmarse en ella misma, todos los personajes del sexo masculino que aparecen en la novela se sientan atraídos por ella (hasta podría decirse que loquitos por sus huesos). Entiendo que con cuarenta años, siendo una mujer atractiva, que se cuida y que además no tiene problemas económicos, por lo que puede darse más de un capricho a la hora de elegir su ropa, fácilmente será admirada por los hombres, pero ¿absolutamente todos quieren tener algo con ella?. Alguno se la podía resistir.

No voy a hablar de la segunda parte de la novela para no destripar nada, pero aunque entiendo que se pueden dar, no he comprendido mucho algunas de las situaciones que “maquina” y lleva a cabo Lucía. Algunas, como mujer, me son difíciles de compartir.

En cuanto al resto de los personajes querría destacar a Paula, la enferma de ELA que se convierte en confidente de Lucía, una joven con una gran entereza y madurez que podría haber dado más de sí en una novela algo más larga; o Alberto Betancourt, el jefe de Lucía, un hombre que, además de ser demasiado maravilloso para ser verdad, es un auténtico caballero y sabe retirarse en el momento propicio y no aprovecharse de la situación. Creo que también se podría haber sacado más provecho de este personaje ahondando más en él y dándole más recorrido. 

En cuanto a la historia salvando algunos detalles que ya he mencionado, es una historia que nos podemos encontrar a la vuelta de cualquier esquina, no es difícil encontrarse algo así en la vida real,  y me ha gustado ese punto de inflexión que busca la autora en la historia, para transmitirnos que a veces nos intentamos obcecar en una venganza que no lleva a ninguna parte, cuando lo que hay que hacer es coger el toro por los cuernos y dedicar todos nuestros esfuerzos en lo que verdaderamente queremos. 

En conclusión, una novela que yo no encuadraría en chick list, con un lenguaje y una forma de narrar que sencilla y ágil, una lectura que atrapa, en la que no he podido conectar con la protagonista y en la que me hubiese gustado que hubiese profundizado más en algunos personajes. 

¿Quieres saber cuales son esas dos vidas de Lucía? Pues lo tienes fácil sólo tienes que adentrarte en sus páginas.

   

15 comentarios:

  1. Pues me parece una historia interesante que me ha llamado la atención. Espero leer alguna reseña más antes de decidirme.

    ResponderEliminar
  2. No se, me dejas indecisa, en principio no me llama y si no has conectado con la protagonista no me apetece mucho. Lo dejo en duda porque si hay partes de tu reseña que me parecen interesantes
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es un tipo de literatura que no me va.

    ResponderEliminar
  4. Hemos publicado la reseña a la vez, con algunos puntos comunes, pero a ti te ha gustado muchísimo más que a mí.
    Completamente de acuerdo en lo del género, no le veo el chick lit por ninguna parte.
    Besindios.

    ResponderEliminar
  5. No se, la verdad. A Montse ni le ha gustado mucho y a ti no parece tampo que te haya acabado de convencer...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Demasiados "peros" a mi entender...
    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Vengo del blog de Montse y coincido con vosotras en que no entiendo por qué la protagonista deja de trabajar justo cuando sus hijos ya están criados. No le veo sentido. Esta novela de momento la dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me convence nada

    ResponderEliminar
  9. Me adentrare en breve, ya la tengo en casa. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Me gusta el género, lo leo de vez en cuando, pero a esta autora no la conocía, así que tomo buena nota. Bss!

    ResponderEliminar
  11. Desde que supe de este libro, tengo ganas de leerlo :D Gracias por la reseña!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Acabo de comentar que no me parecía muy de mi estilo, y efectivamente creo que noe s mi estilo esta novela.
    No creo que me anime
    besos

    ResponderEliminar
  13. Acabo de leer otra reseña en la que también le pone peros a la novela. Parece interesante a simple vista pero quizás le falta profundidad, ¿no? Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues es la segunda reseña que leo hoy de esta novela que no la pone muy bien, sobre todo por la protagonista así que de momento la voy a dejar pasar
    besos

    ResponderEliminar
  15. ¿Por qué tiene que ser coherente? Pues yo que tengo a mi hijo con 20 años... me apetece no trabajar y dedicarme a una ONG... incoherente? No.

    ResponderEliminar