Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

domingo, 4 de noviembre de 2012

LA PAPELETA EN BLANCO - ALMUDENA NAVARRO



Esta reseña formaba parte de la lectura conjunta que ha organizado Laky en su blog Libros que hay que leer y fue publicada en la fecha correspondiente en CIAO, donde estaba programada.

Laky había organizado un sorteo de 10 ejemplares de La Papeleta en Blanco en edición digital y una de las condiciones era que los ganadores deberían formar parte de la lectura conjunta que también organizaba.

Yo esos días estaba con muy poco tiempo libre, así que en un principio lo dejé pasar, pero Laky me insistió en que me apuntase al sorteo ya que no había mucha gente inscrita y seguro que tenía suerte y me tocaba un ejemplar. Además ella ya había leído el libro y me comentó que seguro que me gustaba. Así que accedí a la, siempre persuasiva, petición de nuestra compañera y efectivamente, resulté agraciada con un ejemplar del libro.Ahora sólo quedaba leerlo y reseñar en el plazo dado. Algo a lo que me dispongo ahora.

ALMUDENA NAVARRO


Nada mejor que reproducir lo que la autora, una madrileña afincada en Valencia, nos cuenta de si misma.

“Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Valencia. También tengo un Máster en Gestión de Calidad y ejercí como financiera hasta quedar embarazada de mis dos gemelas: Eugenia y Victoria. Fue en un determinado momento, mientras esperaba a que mi pequeña Eugenia se recuperase de una operación, cuando decidí recurrir al "polvo de hadas" que impulsaría mi vida en otra dirección...
... La que la llenaría todavía más de magia, y combiné las lecturas de mi adorado George R.R. Martin, las novelas históricas sobre Roma —con Santiago Posteguillo a la cabeza—, a P.D. James, Jane Eyre, Julia Navarro y Matilde Asensi, María Dueñas e Isabel Allende con la redacción de la que sería mi primera novela: La papeleta en blanco”.

ARGUMENTO


Doña Enriqueta es una mujer de armas tomar, pronto veremos que la llaman La pistolera, aunque sea en sentido figurado. Es una mujer muy adinerada, gracias a la herencia de la familia paterna, herencia que llegó a sus manos a la muerte de su padre, y que en su día fue el inicio de un enfrentamiento con otra parte de la familia, una prima que se siente agraviada en ese reparto de bienes.

Doña Enriqueta hace y deshace en sus tierras y en sus casas como le viene en gana, que para eso es ama y señora, y su marido poco tiene que decir y siempre se mantiene en un segundo plano. A él lo que le gusta es la decoración y no todo lo que tiene que ver con el campo y sus labores.Fruto de este matrimonio tienen dos hijas: Milagros es la mayor y nació con ciertas deficiencias tanto físicas como mentales (es un poco retrasada) y Rocío es una chica que ha sido educada en la capital, en los mejores colegios, y es impulsiva, engreída, caprichosa, algo envidiosa y que le gusta salirse con la suya.

Doña Enriqueta ve que sus hijas se han hecho mayores y que están en edad casadera. Con Rocío no habrá problemas, en caso de que los haya es porque no escogerá a la persona adecuada, pero con Milagros la cosa no es igual, en sus condiciones va a ser difícil encontrarle marido, así que no le queda más alternativa que intentar “comprarle” uno haciendo una oferta que no se pueda rechazar.

MIS IMPRESIONES


Difícil es, a veces, escribir una reseña cuando una novela te ha gustado mucho y quieres transmitir tantas cosas que no sabes por donde empezar, pero más difícil es cuando una novela, sin ser mala, no te ha enamorado sino que, mas bien, te ha dejado un poco fría, con sensación de que le faltan cosas, que podía haber sido más de lo que en definitiva es. Y es que, que una novela te deje indiferente no quiere decir que sea mala, sino que simplemente no te ha llegado.En esta historia podemos apreciar dos partes bastante diferenciadas.

En la primera nos encontramos lo que podríamos llamar la presentación de los personajes y la que tiene más que ver con la familia. En ella rápidamente nos iremos dando cuenta de como son, lo que sienten, lo que son capaces de hacer, su relación entre ellos. Y es que ese es uno de los puntos fuertes de la novela, sus personajes, sobre todo Doña Enriqueta, Enrique y Rocío, están bien dibujados y nos va a ser muy fácil ponernos del lado de alguno de ellos o en su contra, enseguida sentiremos que sus personalidades nos agradan más o menos y tomaremos o no partido por ellosLos personajes que tienen mayor importancia en esta novela son las mujeres. Doña Enriqueta, como ya he dicho, una mujer de armas tomar, que es la que lleva los pantalones, la que hace y deshace en su familia y en el pueblo donde residen, acostumbrada al ordeno y mando, y quien no admite una crítica de nadie, ni su marido es capaz de llevarla la contraria. Es un personaje de fuerte personalidad, aunque no he terminado de verlo en una España rural de aquella época, una España en donde la mujer no tenía ninguna clase de derechos (ni siquiera al voto y que tenía que contar con el permiso de su marido para todo) y en la que todo el mundo se reiría de un marido así. No quiero decir que no existieran este tipo de mujeres emprendedoras, no ya manipuladoras y controladoras que siempre las ha habido y las habrá, pero sí una mujer que además de llevar los pantalones dentro y fuera de casa lo hiciera tan abiertamente, y en un ambiente rural donde todo se chismorrea, dejando a su marido en mal lugar.

La otra mujer bien definida es Rocío, esa caprichosa, que pese a tenerlo todo es capaz de envidiar a su hermana menos afortunada que ella, pero que logró, quizás lo que ella no supo tener. También en este personaje me desconcertaba un poco la relación que tenía con su hermana. Tan cariñosa y volcada en ella en algunos momentos y para algunas cosas, y por otro lado con esa envidia hacia ella y capaz de hacerle daño sin pensárselo dos veces.El personaje de Milagros es quizás el menos logrado de todos ya que por un lado nos la presenta como una mujer con cierto retraso mental debido a problemas de nacimiento, y en algún momento hasta un tanto desequilibrada, y en cambio en otros simplemente como una mujer inocente. En este personaje vi algunas contradicciones.

El único personaje masculino con cierta fuerza es el de Enrique, un hombre inteligente y sobre todo íntegro. Un hombre que en un principio se nos muestra como un interesado ya que es capaz de venderse a la hora de contraer matrimonio con una mujer con ciertas limitaciones, por unas tierras que siempre le han hecho creer que le hubieran podido pertenecer por herencia, pero con la que siempre es cariñoso, bueno, que la protege, que la respeta (dentro de un orden y como en muchas ocasiones se respetaba a las esposas entonces), que la cuida y que pese a las circunstancias de su matrimonio, se dará cuenta de cuando debe poner tierra de por medio, coger las riendas de su vida y no dejarse manipular por su suegra. Es un hombre que seguirá adelante con su carrera profesional, capaz de mantener a su familia y que intentará tener una carrera política luchando por unos ideales que no será capaz de traicionar por el simple hecho de medrar en ella.En la segunda parte lo que primará es la situación política en la que se encuentra España en esos momentos. Esta parte se me hizo algo más pesada. Me pareció que tenía demasiada “información” junta, para la extensión de la novela, y eso teniendo en cuenta que a mi la novela histórica me gusta. Le reconozco la documentación llevada a cabo y el conocimiento de la situación política de la época, pero como he dicho creo que está desproporcionada a la extensión de esta parte de la novela.

Junto con los personajes otra de las cosas que destacaría es la ambientación. Es uno de los puntos fuertes. Nos da una idea muy clara de como era la vida en La Mesa, el pueblo en el que residía la familia, como era el día a día en la casa y en el pueblo, como se vivían las fiestas señaladas, los festejos.Tampoco hay que dejar de lado el relato que hace del Madrid de las señoritas casaderas, de los preparativos de una boda de posibles, de la doble moral; del Madrid que vivía la época convulsa anterior al golpe militar.

Otro fallo que le he encontrado a la novela es que en algunos momentos se centra mucho en un personaje y deja a los otros un poco olvidados, no sabiendo que es lo que les sucede, como reaccionan ante ciertas cosas y que relaciones existen con los otros personajes en esos tramos de narración.También tengo que hacer mención a algo que venimos sufriendo en las autoediciones y que ponen un borrón en cualquier obra y que afean hasta la mejor novela y son los errores tanto tipográficos, como ortográficos y gramaticales que tiene esta novela (parece que en ediciones posteriores ya se han subsanado). Es algo que a mi me incomoda mucho y que en algunas ocasiones dio lugar a que tuviera que releer algún párrafo ya que no le encontraba sentido cuando lo leía del tirón. Es algo que alguien que se lanza a publicar tiene que saber controlar.

En conclusión es una novela en la que Almudena Navarro hace gala de una prosa sencilla, ágil, directa, en un texto donde la mayor parte del tiempo intercala mucho diálogo lo que hace que sea una lectura fácil, pero que tiene un ritmo un tanto irregular, ya que mientras se hace muy amena la primera parte, la segunda, donde intercala tantos datos políticos, se hace en algunos momentos un tanto lenta.Es una obra a la que quizás le falte un poco de extensión y por eso nos puede parecer que algunas cosas se nos quedan cogidas por los pelos, o se da por hecho que sabemos, como que el lector tiene que dar por sentado lo que ha pasado.

En un principio esta novela no acaba así, parece que la autora tenía intención de escribir una segunda parte, o por lo menos así lo parecía, y llegado el momento, la dio por concluida de una manera un tanto abrupta. Pero hace unas fechas nos informó que había agregado un último capítulo y un epílogo, como si algo la hubiese llevado a dar por terminada definitivamente la historia. Algo que también me ha desconcertado un poco.Si el modo de acabarla al principio no me pareció la mejor manera de hacerlo, este otro final tampoco me ha satisfecho, ya que, sin desvelar nada, por si alguien quiere leerla, diré que no me pareció que la actitud de Enrique fuera coherente con lo que pensaba y vivía un hombre tan íntegro. Era como si quisiera que este personaje hiciera lo que se debía esperar de él.

Para terminar, me parece que La papeleta en blanco tiene unos mimbres muy buenos, la historia es atractiva, se lee bien, la prosa es sencilla y ágil, los personajes, la ambientación y la documentación de la parte histórico/política son muy buenos, pero creo que es una obra que le falta equilibrio y extensión, para mi gusto le falta darle una vuelta más y, quizás, de esa manera, no me habría dejado ese poso de que no era una novela completa.

11 comentarios:

  1. Veo que todos coincidís en vuestras impresiones, en que esta novela se queda un poco corta, que parece que la autora tiene prisa por acabarla. La época no me disgusta, pero dudo mucho que llegue a leerla.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que en general hemos coincidido la mayoría en nuestras impresiones, el argumento y la historia están muy bien pero le ha fallado un poco el desarrollo y el cierre
    besos

    ResponderEliminar
  3. Sí que resulta difícil eso de escribir sobre algo cuando no te ha entusiasmado. Así ando yo ahora con alguna reseña que tengo pendiente; no sé ni por dónde cogerla...

    ResponderEliminar
  4. Después de ver que la novela se queda un poquito coja, la dejaré pasar. Es una pena que con un buen argumento se den prisa para cerrar el final o no sepan jugar bien las cartas para ser una buena novela.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Cada vez son más las reseñas en que decís que os ha faltado algo. Así que no me lanzaré a leerlo, al menos por ahora, porque además no tengo lector.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Un novela, sin duda, que necesitaba otra cocción. Esta sensación de improvisación se notó ya en ese cambio de final. Esas cosas tiene que definirlas el autor o autora antes de publicar o sacar a la luz su escrito, creo yo.
    Besines, Concha, y feliz tarde de domingo!

    ResponderEliminar
  7. Pues en general coincidís más o menos en opiniones, al menos en las reseñas que he ido leyendo sobre el libro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. No es una novela redonda, pero es interesante y se deja leeer.

    ResponderEliminar
  9. Todos los comentarios los veo en la misma línea. No termina de cuajar la historia.
    Asíq ue este no creo que me lo vaya a apuntar, tengo demasiados libros pendientes
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias por participar, guapa. Creo que todos llegamos a parecidas conclusiones, no?
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. A mi me ha gustado, el final me dejó con ganas de más y aún tengo sin leer el segundo final, pero me ha gustado en general ;D

    ResponderEliminar