Blog de opiniones sobre libros de actualidad: novela negra, thriller, ficción, histórica, hechos reales… todo tiene cabida en nuestras lecturas.

Además, entrevistas y encuentros con autores y un listado de firmas en toda España para que no os perdáis cuando pasa vuestro autor favorito por vuestra ciudad.

sábado, 10 de noviembre de 2012

ENTRA EN MI VIDA - Clara Sánchez

Hace aproximadamente 2 meses llegué a la página de PRICEMINISTER. Dicha página organizaba entre los blogueros “la elección de los mejores libros del 2012” entre doce títulos.

Las únicas condiciones eran que tuvieses un blog, que les escribieses un correo con el título del libro elegido, ellos te lo proporcionaban, y que después de leída la novela colgases tu reseña en tu blog.

Había títulos muy atractivos, pero además había varias novelas que tenía verdadero interés en leer, así que me puse en contacto con ellos les puse los nombres de los libros en que estaría interesada y pasado un tiempo llegó a mis manos “Entra en mi vida” de Clara Sánchez que era uno de los propuestos.



Ahora llega el momento de cumplir con la última parte del compromiso, reseñarlo. A la par aprovecho para dejaros el enlace del libro en la página de PRICEMINISTER: http://www.priceminister.es/offer/buy/124166019/entra-en-mi-vida-de-sanchez-clara.html


LA AUTORA 

Clara Sánchez nació en Guadalajara aunque no fue mucho el tiempo que ha pasado en dicha ciudad, ya que su infancia transcurrió en Valencia y terminó estableciéndose en Madrid.

Realiza varios trabajos, entre ellos enseñar durante bastante años en la universidad, y participa en distintos medios, entre ellos en el programa de TVE “Que grande es el cine”.

Son numerosas las novelas que tiene en su haber. En 1989 publicó la novela Piedras preciosas a la que siguieron No es distinta la noche (1990), El palacio varado (1993), Desde el mirador (1996), El misterio de todos los días (1999), Ultimas noticias del paraíso (por el que recibió el Premio Alfaguara de Novela 2000), Un millón de luces (2004), Presentimientos (2008), y Lo que esconde tu nombre, con el que obtuvo en el año 2010 el Premio Nadal, consolidándose entre los lectores españoles e italianos, con aproximadamente 500.000 ejemplares vendidos entre ambos países.


ARGUMENTO

Verónica es una niña que tiene mucha curiosidad con una cartera que su madre esconde en lo alto de un armario y por la foto que esconde en ella. Es la foto de una niña y en su reverso está escrito un nombre: Laura. Su madre se suele poner triste cuando la ve y además es algo sobre lo que no habla normalmente, y menos delante de ella y su hermano. A veces ha visto como cuando ha entrado en una habitación, mientras sus padres hablaban o se han callado o había más silencios que palabras en esa conversación.

Sólo conocen la existencia de esa foto sus padres y Ana a quién su madre se la ha enseñado. Ana es la única amiga de su madre y siempre ha entrado y salido de su casa con libertad y les ha traído regalos.

Al cabo de los años, cuando su madre cae enferma, Verónica decide que tiene que esclarecer lo que esconde esa cartera y esa foto, de la que nadie habla y por la que no se atreve a preguntar.


MIS IMPRESIONES

Era una novela que había logrado llamar mi atención.

Aunque en cierto modo le encontré cierto aire oportunista al tema, debido a todas las noticias y repercusión de historias parecidas en panorama actual, me parecía que podía tratarse de un argumento muy atractivo para una novela. Pero otra vez una novela no ha conseguido cumplir las expectativas que tenía puestas en ella. No sé si es que últimamente estoy muy exigente, pero me da mucha pena que una novela con tanto contenido emocional no haya terminado de llegarme, de cuajar en mi, de hacerme sentir, de emocionarme.

Y no estoy hablando de hacerme llorar, no, porque aunque la autora podría haber caído en la sensiblería, ha escrito una novela en la que expone unos hechos duros, pero no utiliza la lagrima fácil para atrapar al lector, además no es una historia que rezume tristeza, ya que al contarnos la historia desde la óptica de dos adolescentes lo que hace es que pueda mucho más la curiosidad, la forma de afrontar las cosas y la esperanza que se puede abrir antes una nueva forma de vivir la vida.

Contada a dos voces, ambas en primera persona, podría parecer que tanto Laura como Verónica podrían conseguir que nos metiésemos en su piel, que viviésemos su historia desde dentro, aunque fuera desde el punto de vista de cada una de ellas, para de ese modo entender a las dos partes.

Sí, es verdad que vemos la historia desde las dos partes, cada una bajo su prisma, pero la impresión es que siempre veía estos personajes desde fuera, que veía la historia desde fuera, como un espectador, que no eran capaces de calarme, que no me hacían partícipe de sus sentimientos. Quizás este sea el resultado de que la autora no quisiera escribir una novela con demasiada sensiblería.

Indudablemente la historia nos va a hacer pensar que es lo correcto (si algo puede ser correcto en esta incongruencia), pero hay que ver que no es lo mismo la historia para Verónica que para Laura, y eso sí que nos queda claro.

Verónica ve la historia como algo que siempre ha estado tapado y que quiere a toda costa descubrir, algo con lo que su madre siempre ha estado obsesionada y que, piensa, nunca ha llegado a aclarar; algo que quiere hacer, imagina, por su madre pero que en realidad es algo que ahora se ha convertido en su “guerra”.

Por otro lado está Laura, dos años mayor que Verónica, que vive feliz en una vida que han inventado para ella y de la que nunca le han hecho dudar. Han tejido una buena historia a su alrededor, le han dado una buena vida, o al menos eso creía ella, hasta que ha comprobado que no puede disfrutar de la libertad que hubiese debido tener, que siempre ha estado condicionada, que siempre la han estado engañando y manipulando. 

Aunque sólo aparece en parte de la novela, por encima de ellas dos está Betty, la madre de ambas. Esa madre convencida de que su hija no ha muerto, que sabe que se la habían quitado y que la quiere encontrar a toda costa. Esa madre que, todo hace suponer, llegó a encontrar a su hija pero que quizás fue capaz de renunciar a ella previendo que la podía hacer sufrir sacándola de su vida, una buena vida, y de su entorno pese a lo mucho que Betty iba a seguir sufriendo. ¿Quién sabe que pude pasar por la cabeza de una madre en esa situación?.

Y es que yo diría que más que Laura y Verónica la protagonista podría ser Betty, esa madre que no cree, que sabe que no es verdad lo que le han contado e intenta por todos los medios buscar la verdad. Esa madre alrededor de la cual tejen una tela de araña, que es traicionada por la que cree su mejor amiga, a la que su marido no apoya en su búsqueda, la que se pega contra un muro cada vez que parece que avanza en su búsqueda, pero que, a pesar de todo, sabe buscar la verdad y llegar donde quiere.

Todo esto hubiese tenido unos magníficos resultados si nos hubiésemos encontrado con unos personajes bien perfilados, que nos hubiesen llenado, pero no ha sido el caso.

Otro punto que no ha terminado de convencerme es que en algunos puntos la autora ha tratado el tema de forma poco creíble. Ya sabemos que a veces la realidad supera a la ficción, pero me cuesta creer que cuando alguien roba/vende un niño, los implicados se mueven en zonas cercanas, siguen teniendo contacto con las personas involucradas (en cualquiera de las dos direcciones), que mantienen nexos de unión, aunque a priori no parezca que están vinculadas, creo que en este sentido hay muchos puntos que fallan.

Tampoco me han terminado de convencer la forma en que se transcurren y se desarrollan algunos sucesos, es cuanto menos un tanto peliculera.

Pero aun así, la novela nos resultará entretenida ya que, Clara Sánchez, escribe de una forma sencilla, cercana, utiliza párrafos no demasiado largos, en los que además intercala las narraciones de Verónica y Laura y nos hace ver la historia desde ambos puntos de vista, y adereza su prosa con la cantidad justa de diálogo que consigue que resulte amena.

En conclusión, es una novela que se lee fácilmente, de forma rápida y hasta en algunas partes de la historia te sentirás con ganas de seguir leyendo y saber más, ya que utiliza la intriga de forma apropiada, y trata un tema tan duro como el de los bebés robados sin sensiblería, sin desesperanza, sin tristeza, lo cual hace que la lectura no se nos haga pesarosa, si no agradable, pero como he dicho, creo que no le saca todo el partido a una historia que podría haber dado más de sí, y posiblemente, debido a unos personajes que no consiguen que nos sintamos en su piel.

*********************************************************************************
Agradezco a PRICEMINISTER el ejemplar que me ha facilitado para su lectura: http://www.priceminister.es 

13 comentarios:

  1. Es una de las dos novelas que tiene que enviarme Priceminister (espero que algún día lleguen...)
    Fïjate que tanto de ésta como de la anterior de la autora he leído reseñas muy positivas y otras más frías. Por eso, al final me enfrié y no leí la primera. Ésta sí que quiero leerla porque el tema me llama la atención.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien lo he solicitado pero todavia sigo esperando por él. Me apetece mucho porque he leído el anterior de la autora,lo que esconde tu.nombre, y me ha gustado mucho, asi que espero que no tarde. Besos

    ResponderEliminar
  3. No sé qué hacer con este libro.
    Tengo ganas de leerlo, pero he leído reseñas o muy muy positivas o muy muy negativas...

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de leerla, qué pena que no haya terminado de convencerte aunque es cierto que he visto opiniones dispares en cuanto a ella, espero poder leerla pronto para opinar
    besos

    ResponderEliminar
  5. Esta es una de esas novelas que me apetece leer, pero no acabo de decidirme porque estoy viendo opiniones muy dispares. Creo que, de momento, la voy a dejar pasar.

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues si es entretenida ya es algo, ¿no?

    ResponderEliminar
  7. Me gustó bastante. Lo empecé con recelos pensando en si aprovechaba el tirón de la noticia de los niños robados. Luego me enteré de la parte personal de la historia, no es así, es un libro que lleva años fraguándose por una experiencia personal. Y el trato que da al tema también me gustó, nos deja vislumbrar la reacción de quien acoge al niño, su secreto...
    No es una obra maestra, pero me gustó
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Estupenda reseña, felicidades!
    Pero veo que no te llegó como a mí, porque este libro me impactó muchísimo.
    A mí me parece, al contrario que a ti, una novela estupenda, y que aunque la autora aprovecha un tema de actualidad, no lo hace, como bien dices, con sensiblería, aunque sí consigue llegarnos, por lo menos a mí.
    Besindios.

    ResponderEliminar
  9. No he leído nada de esta autora y la temática de esta novela en concreto no me atrae nada, la verdad.
    Besines,

    ResponderEliminar
  10. He visto ya varias reseñas, no me llamaba, pero ahora sí...anotado queda para futuras lecturas :-)

    ResponderEliminar
  11. Pienso igual que Meg: tu reseña ha conseguido que me llame la atención.

    ResponderEliminar
  12. Creo que habrá que apuntar la novela, me ha gustado tú reseña.
    Te sigo y te invito a mí blog.
    Besos

    ResponderEliminar